Saltar al contenido →

Cuánto dinero necesitas para dejar de trabajar

Bien sea para dejar de trabajar, o para hacer aquello que amas, saber cuánto dinero necesitas para ello es importante. A menudo se ve como un objetivo difuso e inalcanzable. Sin embargo, si hacemos un par de cálculos, veremos que es posible.

La idea de conseguir la independencia financiera, la famosa IF, es algo muy tentador. Mucha gente se esfuerza para conseguirlo algún día. No obstante, muchos de ellos no han hecho los cálculos necesarios para saber si es factible, o cuándo la conseguirán. Eso es lo que vamos a hacer aquí, en 4 pasos.

Primer paso: saber cuánto dinero necesitas cada mes

El primer paso de todos es obvio. Y depende sobre todo del nivel de vida que quieras tener. Calcula cuánto dinero vas a necesitar cada mes. Por ejemplo, puede ser que veas que con 2.500 euros al mes ya vivirías bien. O, si tienes vivienda en propiedad, con 1.800.

Como veremos, tener vivienda en propiedad tiene un par de grandes ventajas a la hora de conseguir la IF. Por un lado, nos permite gastar menos dinero. En el ejemplo anterior, el tener casa en propiedad (sin hipoteca) nos permite ahorrar 700 euros mensuales. Viene a ser la diferencia entre un alquiler y los gastos de ser propietarios.

Lo bueno es que los 700 euros que ahorramos son netos. Si tuviéramos que sacar 700 euros netos de nuestras inversiones, tendríamos que generar más de 900 euros adicionales, ya que tendríamos que pagar impuestos.

La otra gran ventaja es que no estamos expuestos a cambios en el precio de la vivienda. En los años 70, la mayoría de países experimentaron una fuerte inflación, que se tradujo en fuertes aumentos en los precios inmobiliarios. Sin embargo, las bolsas apenas vieron subidas.

Si sabes que vas a necesitar una vivienda en el futuro, es bueno tener esa necesidad cubierta y sin riesgos. Haremos los cálculos para ver ambos escenarios.

Segundo paso: cuánto deben generar nuestras inversiones

Aquí debemos calcular qué rendimiento bruto debemos sacar a nuestras inversiones para que éstas nos mantengan. A fin de cuentas, lo más probable es que tengamos que pagar impuestos sobre la renta.

Los impuestos sobre rendimientos del capital en España se sitúan entre el 19 y 23%, según la cantidad que ganemos. Para simplificar los cálculos y adelantarnos a una posible subida de impuestos, usaremos el 23% para nuestros cálculos. Y no tendremos en cuenta posibles deducciones.

2.500 euros netos anuales son 30.000 euros netos. Si estamos tributando un 23%, necesitaríamos 30.000 / (1 – 0,23) = 39.000 euros brutos.
En el caso de tener vivienda pagada, necesitaríamos 1.800 euros netos, que serían 21.600 euros anuales. Con eso nos salen 21.600 / (1 – 0,23) = 28.000 euros brutos.

estabilidad financiera

Tercer paso: cuánto capital necesitamos para generar esos retornos

Esos retornos que acabamos de ver deben ser generados exclusivamente por nuestra cartera. Al mismo tiempo, el valor de la cartera debe aumentar en línea con la inflación. Esto es necesario ya que, de lo contrario, la cartera tendría menos capacidad para producir en el futuro.

Por este motivo, olvídate de invertir exclusivamente por dividendos. Si te centras en seleccionar solamente acciones con altos dividendos, lo más probable es que tu cartera no sea capaz de seguir a la inflación. Y que esos dividendos sean recortados en el futuro. No hay atajos. Si una empresa paga un 8% por dividendos es porque existe una probabilidad considerable de que éstos no sean sostenibles.

Te dejo este articulo para que no caigas en la tentación de los dividendos. De la forma en que lo veo yo, invertir exclusivamente por dividendos es pan para hoy y hambre para mañana:
4 Riesgos de invertir solamente por dividendos

La independencia financiera debe minimizar el riesgo. Por este motivo, tu patrimonio debe estar invertido de forma realmente diversificada, como lo hace la gente rica. Te dejo un artículo con un ejemplo de cartera diversificada. No te pienses que tener menos porcentaje en acciones es sinónimo de menores retornos. Debes sacar rendimientos buenos, sí. Pero no debes exponerte a que tu cartera caiga un 50% o más. Nunca. A fin de cuentas, dependes de ella.
Cómo invertir 50.000 euros de forma brillante y sencilla

En mi opinión, creo que es bastante seguro asumir que podrás generar un 3% de rendimiento por encima de la inflación. Eso sería un 5-6% nominal. Algunos años será superior y otros inferior. Pero es una suposición realista. Y, lo más importante, tendrías una cartera bien cubierta ante la inflación. Incluso si es una inflación como la de los años 70, que viene de la mano de un estancamiento económico.

También me gustaría remarcar que el dinero no tendría por qué venir exclusivamente de dividendos o intereses. Las acciones y ETFs son activos líquidos. Si tienes una empresa que ha crecido (o la valoración de un índice ha crecido) no hay ningún problema en vender un pequeño porcentaje. A fin de cuentas, hay empresas que consiguen muchos beneficios y no pagan dividendos. Berkshire Hathaway, la empresa de Warren Buffett, es un ejemplo.

Vender acciones, o participaciones de un ETF, que han subido de precio porque han conseguido beneficios NO es descapitalizarse. De hecho, algunas empresas que pagan dividendos altos sí que se descapitalizan, si no consiguen beneficios estables. Lo importante es el rendimiento total de la cartera, independientemente de que sean dividendos e intereses, o de subidas de precio.

Así pues, para generar 39.000 euros brutos con un 3% de rendimiento (después de la inflación) necesitaríamos 39.000 / 0,03 = 1.300.000 euros.
Para generar 28.000 euros brutos, nos haría falta un patrimonio invertido de 933.000 euros.

Como ves, tener vivienda en propiedad nos permite conseguir la IF con 367.000 euros menos invertidos. Y con ese dinero da de sobras para comprar una vivienda cuyo alquiler podría estar en 800-850 euros. La vivienda en propiedad da rendimientos seguros, ligados a la inflación y, lo más importante, sobre los que no hay que pagar impuestos.

Cuarto paso: calcular cuándo vamos a llegar

Por último, debemos calcular cuándo vamos a llegar a la independencia financiera. Para ello puedes usar una calculadora financiera. Esto te permite tener en cuenta la rentabilidad del dinero que vas invirtiendo. Para ello, te recomendaría usar el mismo 3%. Recuerda que es un rendimiento real, o sea por encima de la inflación.

Te dejo el enlace a una calculadora financiera online:
https://www.calculator.net/finance-calculator.html

Allí puedes hacer click en N (el número de años), y después poner el patrimonio que tienes ahora (PV), el patrimonio que necesitas en el futuro (FV), la rentabilidad (I/Y) y el ahorro anual (PMT), es decir el ahorro mensual multiplicado por 12.

Si no estás contento con el resultado, siento decirte que tendrás que aumentar el ahorro.

Reducir el nivel de vida (FV) seguramente no es lo que deseas. Y decidir usar un rendimiento superior no es aconsejable, puesto que en cualquier momento puede haber un crash. Debes invertir de forma agresiva, pero debes depender lo menos posible de los vaivenes del mercado. Por este motivo, no confíes en que el S&P500 seguirá dando un 15% anual como ha hecho los últimos 10 años.

Conclusión

Como ves, conseguir la independencia financiera es posible. Tan solo tienes que ajustar estos cálculos a tu nivel de vida deseado y tus circunstancias. Y si ves que conseguirla queda demasiado lejos, ya sabes lo que toca: intentar aumentar tus ingresos de forma que puedas ahorrar más.

La otra conclusión es que tener vivienda propia (pagada) sale rentable. Si eres capaz de entender por qué (menos impuestos y menor riesgo de inflación), puedes incorporar este tipo de análisis a las decisiones que tomas, tanto en la vida como en tus inversiones. No todo es ahorrar e invertir. Planificar para darte cuenta de las ventajas que te ofrece el sistema forma parte del juego.

Publicado en Finanzas personales

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.