Saltar al contenido →

El riesgo divisa: qué es y ¿vale la pena cubrirlo?

El riesgo divisa forma parte de invertir internacionalmente. Aquí te cuento qué es, de qué forma te puede afectar y cómo se comporta en distintos tipos de activos. Todo con el objetivo de saber si vale la pena cubrirlo.

Contenido

  1. Qué es el riesgo divisa
  2. Cómo nos puede afectar el riesgo divisa
  3. Cómo se cubre el riesgo divisa
  4. Coste de cubrir el riesgo divisa
  5. Riesgo divisa según en qué activos invertimos
  6. ¿Vale la pena cubrir el riesgo divisa?
  7. Conclusión

1) Qué es el riesgo divisa

El riesgo divisa aparece cuando invertimos en activos que están denominados en una divisa que no es la nuestra. Por ejemplo, si vivimos en España, el euro es nuestra divisa. Eso significa que, si invertimos en acciones de Estados Unidos, Japón o Reino Unido, vamos a estar expuestos al riesgo divisa.

Cabe decir que es un riesgo que vale la pena asumir, gracias al potencial que ofrecen los mercados extranjeros. Imagínate qué harías si tan solo pudieras invertir en activos que estuviesen denominados en tu divisa. Si vives en un país de América Latina, en Reino Unido o incluso en Japón, estarías muy limitado.

invertir en mercado bursatil europeo

Pero incluso si vives en un país de la zona euro o en Estados Unidos, tus posibilidades de inversión estarían tremendamente limitadas. A fin de cuentas, invertir consiste en conseguir el mayor rendimiento con el menor riesgo posible. Y para eso suele ser necesario tener acceso al mercado mundial.

2) Cómo nos puede afectar el riesgo divisa

El riesgo divisa nos puede afectar tanto de forma negativa como positiva. Cada vez que el tipo de cambio entre nuestra divisa y la divisa de uno de nuestros activos se mueve, tendremos ganancias o pérdidas.

Un inversor español con dinero invertido en el índice S&P 500 norteamericano está expuesto al tipo de cambio entre el euro y el dólar. Si la divisa europea se fortalece respecto al dólar, ese inversor experimentará una pérdida. Por el contrario, si el euro se debilita frente al dólar, sus inversiones en Estados Unidos pasarán a valer más euros, con lo que habrá una ganancia.

La volatilidad de las divisas puede ser sustancial. No es raro ver movimientos del 10% o más en cuestión de pocos meses. Y eso es algo que debemos entender, sobre todo para gestionar nuestras emociones. Imagínate comprar una acción norteamericana, ver cómo sube un 5%, y al mismo tiempo experimentar pérdidas importantes porque el dólar ha caído un 15%.

Alguien que invierta de forma muy diversificada desde un punto de vista geográfico estará expuesto a multitud de divisas. Con el MSCI World o el MSCI Emerging Markets, por ejemplo, índices bursátiles compuestos por acciones de países desarrollados y países emergentes respectivamente, tendremos inversiones en prácticamente todo el mundo.

A pesar de que los índices mundiales estén denominados en dólares, la exposición no es exclusivamente al dólar. En el MSCI World también hay acciones denominadas en yen japonés, libras esterlinas, francos suizos, etc. En el caso del MSCI Emerging Markets, tendremos rublos, reales, pesos mexicanos, pesos argentinos e incluso rands sudafricanos.

riesgos de invertir en el extranjero

Con múltiples divisas en juego, experimentaremos ganancias y pérdidas de forma constante, incluso aunque las bolsas de esos países no se muevan. Simplemente por el tipo de cambio.

3) Cómo se cubre el riesgo divisa

Para inversores particulares, la solución es invertir en un fondo que cubra el riesgo divisa. Hay multitud de empresas de gestión de fondos que ofrecen los mismos fondos, con y sin cobertura.

El riesgo divisa se cubre con derivados financieros. En la mayoría de casos esa cobertura se lleva a cabo con un FX Forward. Un FX Forward es un contrato financiero que nos permite intercambiar dinero en el futuro a un precio pactado hoy.

Si el tipo de cambio actual entre el euro y el dólar (EUR/USD) es de 1,15, eso significa que un euro vale 1,15 dólares, si hacemos el cambio hoy mismo. Pero también podemos comprar dólares en el futuro. Por ejemplo, el tipo de cambio a 6 meses puede ser de 1,155 dólares por euro. Y a un año puede ser de 1,16. Más adelante te explicaré por qué los tipos a futuro pueden ser más altos o más bajos.

La posibilidad de fijar el tipo de cambio para nuestras inversiones hace que estemos menos expuestos al riesgo divisa. Por lo que cubrir el riesgo divisa probablemente reduzca la volatilidad de nuestras inversiones.

Estos contratos derivados son usados por los gestores de fondos de inversión. No suelen estar disponibles para inversores particulares. Pero es fundamental que entiendas cómo funcionan para ver si te compensa cubrir ese riesgo.

Como te puedes imaginar, si un fondo de inversión invierte en activos denominados en multitud de divisas, los costes de gestión deberán por fuerza ser superiores.

4) Coste de cubrir el riesgo divisa

Ahora que ya hemos visto cómo se cubre el riesgo divisa, veamos qué coste tiene eso para los inversores. Hay tres tipos de costes que debemos asumir:

4.1) Tipo de cambio futuro (ligado a los tipos de interés)

Como hemos visto en la sección anterior, los derivados financieros nos permiten intercambiar divisas a futuro fijando el tipo de cambio hoy. Pero el tipo de cambio raramente será el mismo que el actual. Y es fundamental comprender cómo se fijan los tipos de cambio a futuro.

Los tipos de cambio futuros se fijan en base al diferencial de tipos de interés entre ambas divisas. Si los tipos de interés fueran exactamente iguales, el tipo de cambio futuro sería el mismo que el actual. Pero eso no ocurre casi nunca.

A la hora de fijar tipos de cambio a futuro, la divisa con tipos de interés más bajos será más cara que en la actualidad. Y la divisa con tipos de interés más altos, será más barata. En el caso del euro y el dólar, la divisa europea tiene tipos de interés menores, por lo que el tipo de cambio EUR/USD (cuantos dólares podemos comprar con un euro) a futuro será más alto que el actual.

Sé que esto puede resultar poco intuitivo. ¿Cómo puede ser que la divisa con tipos de interés más bajos sea más cara en el futuro? Pues porque si no fuera así, podríamos ganar dinero sin asumir ningún tipo de riesgo.

Te lo explico con números. Son números ficticios para que puedas entender el funcionamiento. Obviamente, si los intereses de una o ambas divisas son negativos, la mecánica funciona de la misma forma:

  • Tipo de cambio actual EUR/USD: 1,15
  • Tipos de interés en euros: 0%
  • Tipos de interés en dólares: 1%
  • Si invertimos 100 euros hoy, tendremos 100 euros dentro de un año (los intereses son del 0%
  • Si invertimos 115 dólares hoy (lo que podríamos comprar con 100 euros hoy), tendremos 116,15 dólares dentro de un año (un 1% más, gracias a los intereses)
  • Para que no podamos aprovecharnos del mercado, comprar dólares hoy o comprar dólares dentro de un año fijando el tipo de cambio hoy, deberían ser lo mismo
  • Por ese motivo, 100 euros dentro de un año deberían ser lo mismo que 116,15 dólares
  • El tipo de cambio hoy para intercambiar divisas dentro de un año debería ser de 1,1615 dólares por euro

Eso no significa que el tipo de cambio vaya a ser ese dentro de un año. El tipo de cambio fluctúa constantemente. Pero sí que es el tipo de cambio hoy para dentro de un año. Como te puedes imaginar, el tipo de cambio a un año también fluctúa constantemente. Pero una vez nos hemos comprometido a comprar dólares dentro de un año, el cambio queda fijado para nosotros.

¿Qué significa eso?

Eso significa que, si nuestra divisa tiene tipos de interés más bajos que las otras, cubrir el riesgo divisa nos va a salir caro. ¿Por qué? Pues porque como acabamos de ver, el coste de comprar nuestra divisa (y vender la divisa de nuestras inversiones en el extranjero) a futuro será superior al tipo de cambio actual.

Si tu divisa es el euro, recuerda que se trata de una de las que tiene tipos más bajos del mundo. Eso funcionaría al revés si vivieses en Estados Unidos e invirtieras en Europa. En ese caso la cobertura de la divisa iría a tu favor.

4.2) Costes de gestión

Al mismo tiempo, si invertimos en fondos de inversión que cubren el riesgo divisa, los costes de gestión probablemente sean mayores. Eso se debe a que deben llevar a cabo una actividad adicional.

Cubrir el riesgo divisa hace necesario que alguien se encargue de monitorizar y ejecutar las transacciones necesarias de derivados financieros. Y eso es algo que se hace muy a menudo, ya que la mayoría de contratos usados son de corto vencimiento.

4.3) Menor potencial (coste de oportunidad)

Por último, debemos remarcar que cubrir el riesgo divisa tiene también un coste de oportunidad. Si el tipo de cambio futuro ha quedado fijado, ya no te vas a poder beneficiar de movimientos que vayan a tu favor.

Piénsalo. Has invertido en Estados Unidos. Pero como tenías miedo de que el dólar pudiera caer, has decidido hacerlo cubriendo el riesgo divisa. Pero ahora resulta que el dólar ha subido un 10% respecto a tu divisa. Lamentablemente no te vas a poder beneficiar de ello.

Eso es especialmente útil para inversores cuyas divisas nacionales son muy débiles. Si vives en Argentina, sabrás que invertir en acciones extranjeras es poner a salvo tus ahorros. Es prácticamente una certeza que el peso argentino va a caer en el futuro.

Por lo que, aunque los tipos de interés vayan a tu favor (intereses más altos en Argentina significan que la divisa se compra más barata en el futuro), eso no compensa, ya que la divisa probablemente caerá aún más.

5) Riesgo divisa según en qué activos invertimos

Independientemente del tipo de activo en el que invirtamos, si lo hacemos en divisas que no sean la nuestra, vamos a estar expuestos al riesgo divisa. No obstante, hay que matizar que ese riesgo no es exactamente igual para todos los tipos de activos:

5.1) Acciones

La inversión bursátil internacional es una de las más populares. A todo el mundo le gusta invertir en las mejores empresas del mundo. Y éstas pueden estar en Estados Unidos, Suiza, Alemania, Japón o cualquier otro país. Por ese motivo, estar expuestos al riesgo divisa es algo totalmente natural.

Para hablar sobre el riesgo divisa en las acciones, usaremos a Apple como ejemplo. Apple es una de las empresas con mayor capitalización bursátil del mundo. Es una empresa norteamericana, cotizada en la bolsa de Estados Unidos. Y vende sus productos por todo el mundo.

La acción de Apple está denominada en dólares. Eso significa que, si estamos en España, vamos a sufrir una pérdida si el dólar se debilita, ya que el precio de la acción en euros será menor. Sin embargo, esto también significa que los beneficios que consiga Apple en el extranjero valdrán ahora más dólares. Por lo que la empresa publicará un aumento de beneficios. Y eso ayudará a la cotización de la acción, probablemente compensándonos por la caída anterior.

que ocurre si el dolar cae

De la misma forma, si el dólar se fortaleciera muchísimo, experimentaríamos una ganancia, ya que esas acciones de Apple valdrían ahora más euros. No obstante, un dólar más fuerte implica que los beneficios, en dólares, conseguidos en el extranjero, serían menores. Y eso ejercería una presión bajista sobre la cotización de la acción.

Como ves, para empresas que lleven a cabo sus actividades económicas en todo el mundo, la cotización de la divisa es relativamente poco importante. Sí que es cierto que a corto plazo la divisa puede jugar un rol importante. Pero a largo plazo las cosas vuelven a su equilibrio. Lo importante no es la divisa en la que una acción está denominada, sino si la empresa es capaz de conseguir beneficios y crecer.

La excepción a esta regla serían las acciones de empresas que venden (casi) exclusivamente sus productos y servicios en un solo país. Esas acciones más “domésticas” sí que estarían más expuestas al tipo de cambio, ya que no podrían compensar una caída de la divisa con beneficios más elevados en el extranjero.

5.2) Bonos soberanos

Con bonos soberanos nos referimos a aquellos bonos que están emitidos por el gobierno, y que están denominados en la divisa de ese país. Vienen a ser los bonos que no tienen riesgo de impago ya que, en una situación extrema, el gobierno sería capaz de usar al banco central para imprimir dinero y evitar la quiebra.

Dejando de lado los bonos de países emergentes, que suelen tener mayor potencial, pero mucho más riesgo, los bonos soberanos de países desarrollados tienden a estar negativamente correlacionados con sus divisas.

Eso significa que cuando la divisa cae, los bonos suben de precio, y viceversa. Por lo que el riesgo divisa en este caso es menor. A fin de cuentas, podemos estar bastante seguros de que, si la divisa de los bonos cae, esos bonos van a experimentar un rally, y nosotros nos quedaremos en una situación similar. De ahí que no suela ser necesario cubrir ese riesgo.

5.3) Bonos corporativos

Los bonos corporativos son bastante distintos a los soberanos. Éstos están expuestos al riesgo de quiebras. A fin de cuentas, las empresas, al contrario que los gobiernos, no disponen de un banco central que pueda imprimir dinero.

Las quiebras de empresas suelen aumentar cuando hay una recesión económica. Eso significa que los precios de los bonos corporativos sufren. Y, al mismo tiempo, una recesión económica suele ser negativa para la divisa del país.

Por ese motivo, el rendimiento de los bonos corporativos y su divisa suelen estar positivamente correlacionados. Como consecuencia, puede ser interesante cubrir el riesgo divisa para no estar expuestos a un doble colapso.

5.4) Commodities y oro

Las commodities (los recursos naturales) y el oro cotizan en dólares. Sin embargo, en este caso se trata de activos globales por excelencia. Su valor no va realmente ligado al dólar, sino a tu divisa directamente. Hablemos del petróleo y del oro para entender mejor este concepto.

En el caso del petróleo, se trata de un recurso que se produce y se consume en todo el mundo. El dólar es tan solo la divisa con la que hacemos las transacciones.

En julio de 2008, el petróleo alcanzó su máximo histórico de 147 dólares por barril. Pero esa subida extrema fue de la mano de una debilidad muy fuerte del dólar. Si miráramos esa misma subida en euros o cualquier otra divisa, nos daríamos cuenta de que no fue tan pronunciada.

riesgo divisa en commodities
Línea roja nos indice el precio del petróleo Brent en dólares.
Línea azul nos indica el precio del petróleo Brent en euros.
Gráfico de la Reserva Federal.

Respecto al oro, podemos hablar de él como otra divisa. De hecho, el oro lleva siendo dinero desde hace más de 5000 años. Por lo que su cotización siempre debe ser tenida en cuenta respecto a nuestra divisa nacional.

Una cotización elevada del oro significa menos confianza en la divisa nacional que en el valor refugio del oro. Y esto es así, independientemente de que en los mercados financieros el oro cotice en dólares. Al fin y al cabo, si quieres comprar oro en tu país, lo más probable es que lo pagues en tu propia divisa, no en dólares.

6) ¿Vale la pena cubrir el riesgo divisa?

En mi opinión no, ya que los costes de cubrir ese riesgo son superiores a los beneficios de hacerlo. No obstante, eso es algo que debe matizarse. Por ese motivo voy a distinguir entre el corto y el largo plazo.

6.1) A corto plazo

Si estamos invirtiendo a corto plazo, cubrir el riesgo divisa puede tener su sentido. Eso se debe a que los movimientos del mercado de divisas a corto plazo pueden tardar en verse reflejados en el mercado bursátil.

Ya hemos visto que una caída del dólar puede ser positiva para la cotización en dólares de Apple, debido a que eso hace que sus beneficios en el extranjero se conviertan en más dólares. Sin embargo, eso es algo que no suele ocurrir de forma inmediata, sino que suele llevar un tiempo.

Por este motivo, si queremos reducir el riesgo de nuestras inversiones a corto plazo, hacerlo cubriendo el riesgo divisa puede ser interesante.

6.2) A largo plazo

A largo plazo creo que cubrir el riesgo divisa no tiene sentido. Esto se debe a que, si inviertes de forma diversificada, el resultado bruto de esas coberturas debería ser 0. Por lo que no vale la pena tener que pagar los costes que van asociados, que harían que el resultado neto fuera negativo.

Si realmente inviertes a largo plazo, elige tus mercados y ten paciencia. Puedes hacerlo mediante fondos pasivos que sigan al MSCI World y al MSCI Emerging Markets. Tendrías tu dinero por todo el mundo, por lo que lo único importante es que la economía mundial crezca en el futuro. La cotización de cada una de las divisas sería algo absolutamente secundario.

estar tranquilo con riesgo divisa

7) Conclusión

Espero que ahora seas capaz de identificar qué es el riesgo divisa, de qué forma te puede afectar a corto plazo, y cuál es su efecto en el largo plazo. Eso te va a permitir tomar las decisiones de inversión que mejor se ajusten a tus planes y a tus preferencias.

Si tienes alguna pregunta o te gustaría añadir un comentario, lo puedes hacer aquí abajo.

Te animo a que te suscribas a mi newsletter para estar al corriente de todas las novedades:
Qué es Finanzas Claras

Y si quieres aprender sobre más temas relacionados con las inversiones, echa un vistazo al siguiente enlace:
Invertir

Publicado en Aprende a invertir Cash y Divisas Invertir

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.