Saltar al contenido →

¿Podría quebrar España?

En este artículo vamos a intentar responder a esta pregunta. Obviamente no es posible predecir el futuro. Sin embargo, sí es posible interpretar los datos que están a nuestra disposición en la actualidad. Así pues, veamos si España podría quebrar.

Para calcular la probabilidad de una bancarrota en los próximos 10 años nos hacen falta dos datos:
– Nivel de riesgo de la deuda española
– Porcentaje que se podría recuperar después de una quiebra
Analicemos cada uno de estos dos puntos en detalle, de forma que podamos entender que datos podemos tomar, de dónde vienen y cómo funcionan.

Nivel de riesgo de la deuda española

El primer dato que necesitamos es el nivel de riesgo de la deuda española a 10 años. Para ello podemos fijarnos en dos números distintos:

1) Prima de riesgo de la deuda española por encima de la deuda alemana

Ésta es la famosa prima de riesgo sobre la que tanto se habló durante la crisis de la zona euro del periodo 2010-2014. Para ello, calculamos la diferencia entre los intereses que debe pagar Alemania por su deuda con vencimiento a 10 años y los intereses que debe pagar España por la suya.
A 12 de mayo de 2020, la deuda alemana a 10 años tiene un rendimiento del -0,51% y la española del 0,78%. La diferencia es de un 1,29%, lo cual se corresponde con 129 puntos básicos (100 puntos por cada 1%). Ello se traduce en que España debe pagar un 1,29% más de interés por su deuda que Alemania, debido a que los inversores no creen que la deuda española sea igual de segura que la alemana. A lo largo de 10 años esto se traduce en pagar un 12,9% más sobre el importe prestado.

2) CDS del estado español a 10 años

Los CDS (Credit Default Swaps) son derivados financieros que funcionan como un seguro. Si los compramos y se produce una quiebra, el vendedor nos tiene que abonar las pérdidas que hemos sufrido en los bonos.
Entre los compradores de CDS podemos encontrar tanto inversores de deuda española que compran protección, como especuladores que creen que España va a tener problemas financieros en el futuro.
Entre los vendedores de CDS podemos encontrar a grandes bancos que se dedican a vender “seguros” contra la quiebra de empresas y países, y especuladores que creen que España no tendrá problemas en el futuro, y que por lo tanto podrán quedarse con las primas cobradas sin tener que hacer ningún pago en el futuro.

El precio del CDS para garantizar deuda del Estado español a 10 años es de 152 puntos básicos, o un 1,52%. Esto significa que para asegurar 10 millones de euros de deuda española, deberíamos pagar 152.000 euros anuales (un 1,52% de la cantidad asegurada).

Tanto los 129 puntos de la prima de riesgo como los 152 puntos de los CDS son indicadores válidos. Hay varios motivos por los cuales hay una diferencia entre ambos números, incluyendo el hecho de que la prima de riesgo asume 0 riesgo en la deuda alemana (el mercado de CDS cree que hay algo de riesgo), y que se trata de mercados con niveles de liquidez y agentes distintos.
Por ejemplo, el BCE se dedica a comprar deuda española, pero no se dedica a vender CDS, aunque, a efectos prácticos, ambas cosas suponen exponerse al mismo riesgo crediticio.
Haremos los cálculos tanto con los 129 como los 152 puntos. Obviamente, como más alto sea este número, mayor será la probabilidad.

Porcentaje que se puede recuperar de una quiebra

El segundo aspecto importante es cuánto dinero vamos a recuperar en caso de que compremos bonos españoles y se produzca una quiebra.
A pesar de que la gente suele pensar que una quiebra implica la pérdida total de nuestro dinero, eso no es ni mucho menos así en la gran mayoría de casos. Lo que acaba ocurriendo es que los prestamistas y el estado quebrado se reúnen para reestructurar la deuda. Con una reestructuración, el estado puede aligerar su nivel de deuda y los prestamistas salvar parte de su inversión.
Por ejemplo, con una reestructuración del 50%, el estado pasaría a deber 5 euros por cada 10 euros que debía anteriormente: su deuda se vería aligerada en un 50%.
La cuestión es qué porcentaje debemos usar para calcular la probabilidad de quiebra. Tenemos tres alternativas:

1) Media histórica de recuperación de todas las quiebras soberanas

Según un estudio de Moody’s del año 2007, donde se analizaron más de 100 quiebras por parte de países, la media que se recupero fue del 55%. Cabe destacar que ese porcentaje está calculado sin fijarse en el tamaño de cada una de las quiebras, de forma que la quiebra de un país pequeño, como Belice en 2006, cuenta tanto como la quiebra de un país grande, como Argentina en 2001.

2) Media histórica de recuperación sobre el importe de deuda soberana que ha quebrado

Según el mismo estudio de Moodys, si en lugar de calcular la media de cada una de esas quiebras, nos fijamos en el importe total que se ha recuperado de esas quiebras, la tasa de recuperación es de tan solo el 29%. Eso significa que, en general, si un país con mucha deuda quiebra, el importe perdido suele ser superior, cosa que es lógica.

3) Supuesto estándar para contratos CDS

Por último, también podemos usar el porcentaje estándar de los contratos de CDS, que es del 40%. Este porcentaje es usado como promedio cuando se asegura deuda de grado de inversión y sirve para aproximar la probabilidad de una quiebra.

Probabilidad de una bancarrota del Estado español en los próximos 10 años

Podemos, entonces, calcular la probabilidad de quiebra para España con tres porcentajes de recuperación distintos.
Lo que es importante es entender que como mayor porcentaje se recupere, mayor probabilidad de quiebra. ¿Por qué? Usemos un ejemplo para entenderlo: Si estuviésemos seguros de que en caso de quiebra recuperaríamos el 95% de nuestra inversión, probablemente no estaríamos dispuestos a pagar un 1,52% anual para asegurar las perdidas. En esas circunstancias, pagar un 1,52% anual para tan solo obtener el 5% del montante asegurado significaría que la quiebra es algo prácticamente asegurado.
Por el contrario, asumiendo que íbamos a recuperar un 0%, estaríamos pagando el mismo 1,52% anual para llegar a obtener el 100% del montante asegurado: pagaríamos lo mismo para conseguir más, con lo que la probabilidad de que ocurriera sería menor.

Así pues, vayamos a analizar la tabla con las probabilidades de quiebra en algún momento de los próximos 10 años. Éstas se han calculado usando la fórmula para calcular la probabilidad de quiebra implícita en un contrato de CDS:

bancarrota espana

Como puedes ver, según los datos que usemos para calcularla, la probabilidad de quiebra del estado español se sitúa entre el 17% y el 29,3%.

Esto puede parecer alto o bajo, todo depende de cómo lo veamos.
Para aquellos que saben cómo se encuentran las finanzas del Estado y demás instituciones públicas en España, y que ven cuál es la voluntad de los políticos del país, estos porcentajes parecerán bajos.
Para aquellos que se fijan en los programas de compra de bonos por parte del BCE y que saben que están pensados para no dejar caer a ningún país, los porcentajes parecerán muy altos.

Obviamente, los distintos actores en los mercados financieros son, en principio, conscientes tanto de lo uno como de lo otro. Pero han estado equivocados muchas veces en el pasado.
¿Cómo lo ves tú?

Si quieres saber por qué deberías invertir fuera de España, no dudes en leer el siguiente artículo: Por qué deberías invertir fuera de España.

Publicado en Economía

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.