Saltar al contenido →

Por qué debes tener cash en tu cartera

Mucha gente se hace esta pregunta. Todos sabemos que el cash es uno de los activos con peores rendimientos a largo plazo. Sin embargo, nos puede aportar otras cosas. En este artículo te explicaré por qué debes tener algo de cash en tu cartera.

Antes de empezar a hablar sobre los beneficios de tener un porcentaje de tu cartera en cash, quiero aclarar que no quiero que confundas el cash que tienes en la cartera con el fondo de emergencia.

El fondo de emergencia debe estar ahí para cubrir tus gastos en caso de que ocurra algo inesperado, como la pérdida del trabajo. Su tamaño dependerá de muchas variables. En función de tus circunstancias personales, gastos mensuales y nivel de tolerancia a estas situaciones, decidirás tener más o menos dinero en tu fondo de emergencia.

Independientemente de eso, aquí voy a hablar de tener cash como parte de tus inversiones. No hace falta que ese dinero esté en tu cuenta de inversión. Puede estar en un depósito, o en una cuenta corriente aparte. Lo importantes es que seas consciente que ese dinero forma parte de tus inversiones.

Otro aspecto importante es que cuando hablo de tener cash en la cartera, me refiero a tener cash en divisas fuertes. Las divisas de países emergentes no las consideraría parte del cash, sino como inversiones en sí mismas.

El precio de tener cash en tu cartera

Antes de hablar sobre los beneficios de tener cash en tu cartera de inversión, debemos ser conscientes de que eso también tiene su coste. El cash es uno de los activos con peores rendimientos a largo plazo.

Su rentabilidad nominal es la de los intereses a corto plazo. Eso significa que su rendimiento será del 0%. De hecho, muchas de las divisas fuertes tienen intereses negativos. Por este motivo, debemos darnos por contentos si no los aplican a los inversores particulares.

Si eres capaz de encontrar depósitos a corto plazo con algo de interés, adelante. Pero asegúrate de que tendrías la capacidad de retirar el dinero en cualquier momento. Como verás más adelante, eso es importante. Y, como he dicho antes, si te planteas tener cash en divisas emergentes porque tienen tipos de interés superiores, sé consciente de que eso es una inversión y tiene un riesgo importante. No deberías considerarlo “cash”.

Así pues, asumiendo que el interés nominal es del 0%, el coste de tener cash es la inflación. Sabes que tu dinero va a valer menos en el futuro. Pero, como verás, los beneficios son lo suficientemente grandes.

Los beneficios de tener cash en tu cartera de inversión

Hay dos beneficios principales de tener algo de cash en tu cartera de inversión: opcionalidad y diversificación. Para que puedas entender por qué esos beneficios son tan poderosos, hablemos de ellos en más detalle.

Opcionalidad

La mejor forma de ver el cash es como una opción. Las opciones suelen darte la oportunidad de comprar o vender un activo en el futuro, a un precio determinado. Por este motivo, las opciones suben de valor cuando el precio de ese activo sube o baja. Se benefician de que haya volatilidad en el mercado.

Obviamente, las opciones tienen un precio. El potencial de beneficiarse de movimientos en el mercado tiene su precio. Y el precio de la opción disminuye poco a poco con el paso del tiempo, a medida que la opción se acerca a la fecha de vencimiento.

A pesar de que el cash no tiene fecha de vencimiento y se puede usar en cualquier momento en el futuro, la inflación vendría a ser el coste de esa opción llamada cash. Ese cash va perdiendo valor poco a poco. Pero si hay grandes caídas en el mercado, su valor, igual que el de una opción, se va a disparar.

Ahí está el atractivo de tener cash: te va a permitir beneficiarte cuando haya un crash. Asumiendo que el resto de la cartera está invertida y, por lo tanto, se beneficiará cuando el mercado suba, el cash te va a permitir beneficiarte cuando el mercado caiga. Siempre y cuando inviertas en buenos activos y de forma diversificada, las caídas deben ser bienvenidas.

Tener un porcentaje en cash te va a permitir comprar barato durante o después de un crash. Digo durante porque no hace falta que acertemos el suelo si vamos a largo plazo. Ese cash está para ser invertido cuando algo así ocurre.

En marzo de 2020 vimos al S&P 500 en 2.300 puntos, al DAX alemán en 8.000 puntos, al oro a 1.450 dólares por onza y la plata incluso por debajo de los 12 dólares por onza. Si no hubiéramos tenido nada de cash, no hubiéramos podido beneficiarnos de ello.

Como ves, el cash es una opción. Una opción que te permite beneficiarte de las caídas del mercado.

Diversificación

El segundo gran beneficio de tener cash en tu cartera es el poder de la diversificación. Si, por ejemplo, tienes el 10% de tu cartera en cash, puedes decidir tener el 5% en euros y el otro 5% en otras divisas.

Si el importe que tienes en cash es pequeño, no hace falta que te molestes en cambiar tus euros a otras divisas. Pero si la cantidad en cash ya es considerable, sí que es interesante que lo hagas. Y si lees este artículo desde un país con divisa “débil”, es recomendable tener toda esa parte de tu cartera en divisa fuerte.

Las divisas más interesantes, aparte del euro, son el dólar norteamericano, el franco suizo y el yen japonés. No te dejes seducir por otras divisas “fuertes” como la libra esterlina, el dólar australiano o la corona noruega. En la mayoría de escenarios que llevan a un crash, estas divisas suelen perder ante las cuatro que sí nos interesa tener.

diversificar con cash

Tener parte de tu cash en divisas que tienden a fortalecerse en tiempos de volatilidad extrema, va a permitir que esa parte de tu cartera te traiga incluso beneficios, con lo que vas a poder comprar aún más activos a precios de derribo.

Cuánto cash debes tener en tu cartera

Ahora que ya hemos visto que tener cash nos permite tener pólvora seca para sacar ventaja de un crash, hablemos sobre cuánto cash debes tener en tu cartera.

En mi opinión, cuanto mayor sea tu cartera, mayor porcentaje debes tener en cash. ¿Por qué? Pues porque si solamente tienes 5.000 euros invertidos y estás invirtiendo 500 euros cada mes, tus nuevas aportaciones ya representan un porcentaje considerable de tu cartera. Y si hay un crash del 30%, te van a permitir beneficiarte de esa caída, independientemente de si tenías un porcentaje en cash o no.

Por el contrario, si ya tienes una cartera de 300.000 euros, estás aportando 1.000 euros mensuales y hay un crash del 30%, es más importante tener pólvora seca para amortiguar la caída a corto plazo y beneficiarte de ella a largo.

Porcentajes

De modo indicativo, y no como recomendación, te voy a dar porcentajes que podrían ser deseables según el tamaño de tu cartera:

  • Menos de 10.000 euros: a esos niveles yo lo invertiría todo. Ya te beneficiarás del crash con las nuevas aportaciones que hagas.
  • Entre 10.000 y 50.000 euros: a esos niveles yo tendría un 5-10% de la cartera en cash.
  • Más de 50.000 euros: a partir de ahí podrías tener un 10% en cash. Tampoco hace falta más si tienes un porcentaje significativo de tu cartera en oro.
  • Más de 200.000 euros: si ya entremos en importes más altos, tu porcentaje en cash puede seguir siendo el 10%. Pero a esos niveles ya vale la pena tener parte de eso en otras divisas. Además, a esos niveles deberías tener un porcentaje considerable en oro, y un pequeño porcentaje en bonos. ¿Por qué? Pues porque los bonos pueden experimentar un rally si hay un crash importante.

Conclusión

Como ves, tener algo de cash en tu cartera de inversión es importante. Tiene su coste, sí. Pero te va a permitir beneficiarte de las caídas en los mercados, diversificar el riesgo de tus inversiones e incluso ver esas caídas como lo que pueden ser: muy buenas noticias para tu futuro.

Lo importante a la hora de invertir no es intentar dar un pelotazo. El objetivo debe ser conseguir rendimientos sólidos y atractivos. Y cuando tu base de activos sea lo suficientemente grande, nunca deberías dejarla demasiado expuesta a los caprichos del mercado.

Te dejo el enlace a un artículo en el que hablo sobre cómo construir una cartera genialmente diversificada, con rendimientos potenciales muy atractivos y, lo mejor de todo, de forma súper sencilla.

Cómo invertir 50.000 euros de forma brillante y sencilla

¿Y tú, qué porcentaje de tu cartera de inversión tienes en cash para aprovechar las próximas caídas?

Publicado en Invertir

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.