Saltar al contenido →

Países sin salario mínimo muy exitosos

Mucha gente piensa que el salario mínimo es un instrumento fundamental para asegurar el bienestar de la población. ¿Pero es eso cierto? En este artículo analizamos cómo algunos países sin salario mínimo están entre los más exitosos del mundo.

Contenido

Introducción

En España y América Latina muchas personas piensan que el salario mínimo es algo necesario. Sin él, argumenta esa gente, todos los trabajadores acabarían siendo explotados por parte de los empresarios.

Usando el mismo argumento, podríamos pensar que subir el salario mínimo sólo puede ser positivo. A fin de cuentas, es una forma de asegurar que los trabajadores ganen más dinero.

Pero, lamentablemente, la pobreza no se evita con un salario mínimo, o con un aumento del mismo. De lo contrario, cualquier país del tercer mundo podría simplemente mejorar su situación a golpe de ley.

El primer argumento contra el salario mínimo es que el porcentaje de trabajadores que lo cobra es ínfimo. Por ejemplo, según Eurostat, en 2018 solamente el 0,8% de trabajadores en España cobraba el salario mínimo.

¿Cómo se explica eso? Pues simplemente porque los salarios vienen fijados por oferta y demanda. Y el valor de esos salarios depende del nivel de riqueza del país. Es así de simple.

El segundo argumento, todavía más importante, y en lo que nos vamos a fijar aquí, es que hay multitud de países en el mundo sin salario mínimo legal. Y muchos de ellos se sitúan entre los lugares más prósperos del planeta, y donde las clases bajas viven mejor.

Obviamente esto no sería posible si el salario mínimo fuese necesario, o positivo.

Así pues, a continuación, analizamos algunos de los países sin salario mínimo.

Suiza

Suiza es uno de los países más ricos del mundo. Y uno de los sitios donde los trabajadores ganan más dinero.

Sí, el coste de la vida en el país centroeuropeo es elevado, pero incluso los trabajadores que llevan a cabo trabajos poco cualificados gozan de compensaciones generosas. Y de una carga impositiva bastante baja.

Según el FMI, el PIB per cápita de Suiza es de casi 95.000 dólares anuales. Y su tasa de paro podría calificarse de pleno empleo. Todo ello sin que el gobierno estipule ningún salario mínimo.

Si quieres conocer realmente los motivos por los que Suiza es un país tan rico, te recomiendo el siguiente análisis:
Por qué Suiza es tan rica: 10 Motivos

Austria

Al este de Suiza tenemos a Austria, otro país muy próspero y sin salario mínimo. Y donde las clases bajas gozan de un mayor nivel de vida.

De hecho, el PIB per cápita en Austria es superior al de países como Alemania, Reino Unido, Francia y Japón. Y el nivel de desigualdad económica, medido por el coficiente de Gini, inferior al de todos estos países.

En resumen: más riqueza, menos desigualdad, con una tasa de paro de alrededor del 5%, y todo ello sin salario mínimo.

Noruega

Noruega es el segundo país que nos viene a la cabeza cuando pensamos en los sitios más ricos de Europa, dejando de lado a los micro estados como Mónaco o Liechtenstein.

El país nórdico, que cuenta con grandes reservas de petróleo y uno de los fondos soberanos más grandes del mundo, tampoco tiene ningún salario mínimo fijado por ley.

Por si esto fuera poco, Noruega es uno de los países europeos con menor desigualdad económica.

Dinamarca

A diferencia de Noruega, Dinamarca no cuenta con vastos recursos naturales. Lo que sí tiene en común con su vecino del norte es que tampoco tiene ningún salario mínimo. Y, a pesar de ello, o quizás gracias a ello, es uno de los países más prósperos del continente.

La falta de salario mínimo en Dinamarca no significa que las empresas puedan pagar lo que ellas quieren. En primer lugar, porque muchos sectores económicos fijan sus propios salarios mediante negociación colectiva.

Y, en segundo lugar, porque gracias a la gran demanda de trabajadores por parte de las empresas y a su productividad, éstos son capaces de conseguir muy buenas condiciones laborales.

Suecia

Suecia es a menudo usado como ejemplo de país socialista con un nivel de vida muy elevado. No obstante, a menudo se obvia mencionar algo muy importante: el país escandinavo no tiene ningún salario mínimo, cosa que va en contra de la narrativa de país socialista.

Además, Suecia también es uno de los países con menos desigualdad económica y una tasa de paro más baja.

Por si esto fuera poco, y a pesar de que los impuestos sobre la renta y el consumo sean elevados, Suecia tiene un tratamiento fiscal favorable para las empresas y el capital.

De hecho, el impuesto de sucesiones y donaciones no existe. Y el impuesto sobre el patrimonio tampoco. Todo ello con un nivel de deuda pública muy bajo. Es decir, austeridad presupuestaria.

Por cierto, si quieres leer sobre los impuestos en Suecia, te recomiendo este enlace:
Impuestos en Suecia – Análisis completo

Finlandia

No podía ser de otra forma, Finlandia, otro país escandinavo, próspero, con poca desigualdad económica y las finanzas en orden, tampoco tiene salario mínimo.

Al igual que en Dinamarca, ciertos sectores económicos fijan sus propios salarios mínimos mediante negociación colectiva, pero el gobierno no interviene en el proceso. Ni tampoco fija nada para aquellos sectores sin negociación colectiva.

Islandia

Considerado a menudo como el quinto país nórdico, a pesar de ser una isla y estar situado geográficamente lejos del continente, Islandia tampoco tiene salario mínimo.

El pequeño país sufrió una grave crisis económica derivada de la crisis bancaria de 2008. Sin embargo, ha sido capaz de recuperarse, y vuelve a ser uno de los más prósperos de Europa.

Liechtenstein

Aún más pequeño que Islandia, Liechtenstein es un diminuto país alpino situado entre Suiza y Austria. Y, al igual que sus vecinos, tampoco tiene salario mínimo.

Según el Banco Mundial, Liechtenstein es el segundo país más rico del mundo, con un PIB per cápita de más de 170.000 dólares anuales. Tan solo Mónaco está por delante.

Liechtenstein utiliza el franco suizo como su divisa oficial. Como no podía ser de otra forma, el sector financiero domina la economía local. Pero incluso los trabajadores de baja cualificación gozan de un nivel salarial muy elevado.

Italia

Ya me imagino lo que estás pensando: Italia no es un país próspero. Con lo cual estoy parcialmente de acuerdo. Digo parcialmente porque, si bien Italia es ejemplo de muy pocas cosas, sigue siendo un sitio más próspero que España.

Al igual que en la mayoría de los países nórdicos, algunos sectores económicos fijan sus salarios mediante procesos de negociación colectiva. Sin que el gobierno tenga que entrometerse o pretender que puede garantizar un buen nivel de vida para la población.

Si te apetece conocer cómo funcionan los impuestos en Italia, te recomiendo el siguiente enlace:
Impuestos en Italia – Análisis detallado

Hong Kong

Abandonemos Europa para fijarnos en uno de los sitios más ricos del continente asiático. Hong Kong, hasta hace un par de décadas bajo control británico y hoy en día oficialmente parte de China, es una de las ciudades más espectaculares del mundo.

Con tan solo poco más de 7 millones de habitantes, Hong Kong no cuenta con ningún salario mínimo. Y si bien es cierto que el nivel de desigualdad económica es relativamente elevado, eso no impide que mucha gente quiera irse a vivir ahí.

A fin de cuentas, Hong Kong goza de más riqueza media que Alemania.

Singapur

Singapur es el país más próspero de Asia, y una de las historias de éxito económico más increíbles de las últimas décadas.

La transformación que ha experimentado Singapur desde mediados del siglo 20 no tiene precedentes. De pasar a ser un país del tercer mundo a uno de los lugares más ricos y estables del planeta. ¡Y todo ello sin salario mínimo!

Lo único que tiene Singapur es algo llamado “modelo salarial progresivo”, que sirve para fijar los salarios mínimo para solamente tres profesiones: limpiadores, personal de seguridad y jardineros.

No obstante, si nos fijamos en lo que indica la regulación del modelo salarial progresivo, veremos que los trabajadores de estas tres profesiones cobran salarios superiores de todas formas.

Si te interesa conocer más sobre los impuestos en Singapur, te recomiendo que eches un vistazo a este análisis:
Impuestos en Singapur – Análisis completo

Alemania (2015)

Alemania sí tiene un salario mínimo nacional fijado por el gobierno. No obstante, he querido añadir al país centroeuropeo en el listado de países exitosos sin salario mínimo. Y seguramente te estarás preguntando por qué.

Lo cierto es que Alemania nunca había tenido un salario mínimo hasta 2015. Y, seguramente gracias a ello, ya era la potencia económica más importante de Europa. Con una tasa de paro muy baja y un nivel de desigualdad también muy bajo.

Y no nos olvidemos que Alemania tuvo que integrar en el país a las regiones del este, que anteriormente habían formado Alemania Oriental, país comunista que estaba bajo la influencia directa de la Unión Soviética.

¿Y entonces por qué introdujo Alemania un salario mínimo en 2015? Pues simplemente por intereses políticos. Los partidos del gobierno quisieron anotarse un tanto mediante la implementación de una medida que suena bien pero que, a la vista está, era absolutamente innecesaria.

Conclusión

Espero que este repaso sobre los países sin salario mínimo te haya resultado útil. Mi propósito es que logres entender que se trata de una medida que, en la mayoría de los casos, es totalmente superflua.

Pero que tiene el potencial de causar problemas mayores, como un aumento de la pobreza, o una mayor dificultad de incorporarse al mercado laboral y prosperar por parte de ciertos sectores de la sociedad. Precisamente los más vulnerables.

Entonces, ¿por qué es un tema al que se le dedica tanto tiempo? Pues simplemente por mera ignorancia, y porque muchos políticos piensan que pueden sacarle rédito y beneficiarse. Sin tener que asumir personalmente las consecuencias negativas que puedan darse.

Para aprender realmente cómo hemos llegado al nivel de desigualdad económica que tenemos hoy en día, te animo a que eches un vistazo al siguiente artículo. Te permitirá entender por qué quienes dicen querer combatirlo son precisamente quienes lo causan:
El apartheid de tipos de interés y la desigualdad

También te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Publicado en Economía

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.