Saltar al contenido →

Países sin retención (impuestos) a los dividendos

A la hora de invertir en bolsa, hay un aspecto que poca gente tiene en cuenta: los impuestos. Especialmente cuando se trata de los dividendos y es el país de origen de la empresa quien nos quita el dinero. A continuación, vemos los países sin retención a los dividendos. Es decir, donde los dividendos se pagan íntegramente al accionista.

Contenido

Introducción

Si hay un impuesto que nos parece especialmente injusto a los accionistas, no hay duda de que estamos hablando sobre las retenciones que se aplican a los dividendos.

Cuando una empresa tiene beneficios, debe pagar en concepto de impuesto de sociedades. En la mayoría de países, se trata de un porcentaje bastante significativo, de entre el 20 y el 30%.

A fin de cuentas, para conseguir esos beneficios, la empresa ha tenido que llevar a cabo una actividad económica, ha pagado multitud de impuestos para emplear a gente, ha tenido que seguir las regulaciones marcadas por el gobierno, y ha visto cómo un porcentaje muy alto de todas sus ventas iba para el fisco en concepto de IVA.

Pero, por si esto fuera poco, cuando la empresa quiere distribuir parte de sus beneficios netos, o sea después de impuestos, a los accionistas, la mayoría de países aplica retenciones a esos dividendos. Independientemente del país en el que vivan los accionistas.

Por ejemplo, cuando una empresa en Alemania consigue beneficios, tiene que pagar por impuesto de sociedades (aproximadamente el 29,8%). Después quiere distribuir esos beneficios netos a sus accionistas, pero el gobierno alemán se quedará con el 26,375%, aunque esos accionistas no sean residentes fiscales en Alemania. O sea, doble tributación de los impuestos.

Nosotros, como accionistas, también deberemos pagar impuestos sobre los dividendos que recibamos al fisco del país en el que vivimos. En la mayoría de ocasiones, las retenciones que se han aplicado en origen nos permitirán reducir el importe a pagar en nuestro país.

Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, esas retenciones significan que acabaremos pagando más impuestos de los que hubiéramos tenido que pagar si éstas no existieran.

Por lo que, entre los beneficios que consigue la empresa y el dividendo neto que cobramos nosotros, estamos hablando de triple tributación en la mayoría de casos: impuesto de sociedades, retención de dividendos en origen e impuesto sobre las rentas del capital en nuestro país de residencia.

Es precisamente por este motivo por el que resulta tan atractivo buscar países en los que no se lleven a cabo retenciones sobre los dividendos.

Es decir, los beneficios pueden ser gravados por el impuesto de sociedades, y las rentas del capital que recibamos pueden ser gravadas. Pero por lo menos no se aplicará ninguna retención en origen cuando se pagan esos dividendos.

Por lo que eliminamos una de las tres formas en las que se gravan los beneficios. Cosa que facilita el cálculo de impuestos que deberemos pagar y, lo que es más importante, aumenta los dividendos netos que vamos a cobrar.

Empezamos nuestro análisis de estos países por una de las cunas del capitalismo financiero. Si quieres echar un vistazo al documento original, este enlace te llevará a la página web de S&P Global, quien ha compilado estos datos.

Reino Unido

El Reino Unido es probablemente el más popular de los países sin retenciones sobre los dividendos. Todas las empresas con sede fiscal allí pueden distribuir el 100% de los dividendos a sus accionistas, sin tener que entregar un buen porcentaje a la hacienda británica, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de países importantes del mundo.

Vale la pena destacar a Reino Unido en esta materia porque el país cuenta con varias grandes empresas, con negocios globales muy consolidados, marcas reconocidas, buenos fundamentales y excelentes dividendos.

Algunas de las acciones más populares de Reino Unido son Royal Dutch Shell, British American Tobacco, BP, HSBC, Barclays, Rio Tinto, Imperial Brands, AstraZeneca, Anglo American, Unilever y GlaxoSmithKline.

Si estás interesado en los índices bursátiles más importantes de Reino Unido, puedes echar un vistazo a este enlace:
Índices Bursátiles de Reino Unido – Los más importantes

Cabe remarcar que los fondos inmobiliarios REITs que cotizan en Reino Unido sí están sujetos a retenciones sobre los dividendos. Concretamente, la retención es del 20%. Por lo que probablemente queramos centrarnos primordialmente en acciones.

Brasil

Brasil es uno de los principales mercados emergentes, parte de los BRICS. Y también es uno de los pocos países del mundo que no hacen ninguna retención a los dividendos que pagan las empresas a sus accionistas.

El país sudamericano cuenta con varias empresas conocidas, muchas de ellas en los sectores de los recursos naturales. Éstas suelen ser una buena apuesta en tiempos de elevada inflación.

Algunas de las acciones más famosas que cotizan en Brasil son Petrobras, Vale, Itau Unibanco y B3. Cabe remarcar que algunas empresas brasileñas pagan sus dividendos en dólares norteamericanos, en lugar de en reales brasileños, precisamente para dar más confianza a sus accionistas extranjeros.

Si quieres echar un vistazo a los índices bursátiles de Brasil, puedes hacerlo aquí:
Índices bursátiles de Brasil

Hong Kong

A la hora de invertir, Hong Kong es uno de los sitios más interesantes del mundo. Hemos hablado recientemente de las grandes empresas que cotizan en Reino Unido, pero podemos decir algo similar de las que lo hacen en Hong Kong.

Como bien sabrás, a nivel oficial, Hong Kong es parte de China. No obstante, cuenta con muchas leyes y regulaciones propias. Una de ellas es que las empresas chinas incorporadas fuera de la China continental, por ejemplo, en un sitio como Hong Kong, reciben un mejor tratamiento fiscal por parte de las autoridades.

Concretamente, aquellas empresas incorporadas en Hong Kong no ven cómo sus dividendos están sujetos a retenciones por parte de la hacienda local. Esto es clave, puesto que en el pequeño territorio de Hong Kong podemos encontrar a grandes empresas chinas cuyas principales actividades económicas se llevan a cabo en la China continental, por lo que nos permiten beneficiarnos del gran crecimiento económico del gigante asiático.

Para un artículo detallado sobre los índices bursátiles de China y Hong Kong, te recomiendo este enlace:
Índices bursátiles de China – Los 9 más importantes

Singapur

Singapur es una economía pequeña, pero muy próspera, y considerada uno de los pocos refugios financieros mundiales. A fin de cuentas, se trata de un país con una seguridad jurídica altísima y sin ningún tipo de problema geopolítico.

Para aquellos que deseen invertir en Singapur y cobrar dividendos de allí, deben saber que el gobierno del país asiático no aplicará ninguna retención a los mismos.

Hungría

Siendo uno de los países más exitosos a nivel económico de Europa del Este, Hungría también es uno de los sitios fiscalmente más atractivos de la región. De hecho, Hungría es el país de la Unión Europea con un impuesto de sociedades más bajo, de tan sólo el 9%. Es decir, más bajo que el de Irlanda.

Por si esto fuera poco, los dividendos de las empresas húngaras se cobran sin que haya ninguna retención por parte de la hacienda del país. Como resultado, la casi totalidad de los beneficios de esas empresas acaba en el bolsillo de los accionistas.

Estonia

Estonia tiene uno de los regímenes fiscales más atractivos de la Unión Europea. Y, gracias a ello, el país báltico ha logrado un desarrollo económico envidiable.

Debido al tamaño del país, su mercado de capitales es muy pequeño. Por lo que no hay mucho donde invertir. No obstante, si te animas a ello, no experimentarás ninguna retención en los dividendos.

Letonia

Letonia es otra economía báltica con buena trayectoria y fiscalidad atractiva. Al igual que su vecino del norte, su mercado de capitales es pequeño, pero no se llevan a cabo retenciones a los dividendos distribuidos a los accionistas.

Emiratos Árabes Unidos

Los Emiratos Árabes Unidos, donde se encuentran las famosas ciudades de Dubái y Abu Dhabi, es una de las jurisdicciones fiscales más atractivas del planeta. De hecho, es uno de los pocos sitios donde no se pagan impuestos sobre la renta.

Así pues, las empresas que no se dedican a la extracción de petróleo y gas no pagan nada en concepto de impuesto de sociedades. Y los dividendos que pagan a sus accionistas no están sujetos a ninguna retención por parte del gobierno.

A pesar de que se trate de un país pequeño, el volumen de empresas que cotizan en la Bolsa de Dubái es muy considerable.

Qatar

Qatar es otro país que también podríamos considerar un verdadero paraíso fiscal. Al igual que en los Emiratos Árabes, las empresas con sede en Qatar no pagan impuesto de sociedades. Y los dividendos que se distribuyen a los accionistas tampoco están sujetos a retención.

Malasia

Malasia es uno de los prometedores países emergentes del sudeste asiático. Con unos 30 millones de habitantes, su economía ya tiene un tamaño bastante considerable. Y, a raíz de ello, hay ya bastantes empresas en las que podemos invertir como accionistas internacionales.

Una de las ventajas de poner nuestro capital allí, es que los dividendos que recibamos tampoco estarán sujetos a retenciones.

Vietnam

Otro país emergente asiático y altamente prometedor, Vietnam tampoco carga retenciones a los dividendos que pagan las empresas con sede en el país.

Se trata de un sitio con prácticamente 100 millones de habitantes. Es decir, con más población que cualquier país de la Unión Europea, y con una demografía mucho mejor. Si siguen haciendo las cosas bien, invertir allí puede ser muy lucrativo a largo plazo.

Antes de concluir el artículo, déjame decirte que el listado que hemos visto no es exhaustivo. Hay unos cuantos países más sin retención sobre los dividendos que pagan sus empresas. No obstante, no los he incluido debido a que no son lo suficientemente relevantes para los inversores internacionales.

Espero que el análisis te haya resultado útil. Si, como inversor, estás interesado en cobrar dividendos, ser consciente de las retenciones que se aplican en los distintos países es un factor a tener muy en cuenta. Puesto que tales retenciones equivalen a dividendos netos más bajos.

Te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres leer más sobre los dividendos empresariales, puedes echar un vistazo al siguiente enlace:
Rentabilidad por dividendo: lo que necesitas saber

Publicado en Acciones Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.