Saltar al contenido →

Mejores monedas de Oro para invertir

Invertir en oro físico tiene multitud de ventajas. Sin embargo, aquellos que empiezan pueden sentirse intimidados. En este artículo analizamos cómo se fija el precio del oro físico, y cuáles son las mejores monedas para invertir.

Contenido

Dónde comprar monedas de oro

Las monedas de oro se pueden comprar en multitud de sitios, tanto online como en persona.

Si quieres comprar oro en persona, puedes buscar una tienda con buena reputación en tu ciudad. Pero ten en cuenta que las tiendas físicas pueden tener márgenes comerciales más elevados. Y comprar por internet te permite comparar precios fácilmente. A fin de cuentas, todos te venden el mismo metal y las mismas monedas.

Respecto a comprar oro por internet, eso es algo que puede espantarnos la primera vez que lo hacemos. Estamos hablando de una cantidad de dinero considerable. Y esperamos recibir un artículo cuyo valor es muy alto.

Además, en la mayoría de ocasiones, si hacemos el pago con tarjeta de crédito, nos cobrarán un precio superior. Por lo que estamos incentivados a hacer una transferencia bancaria. Esto es normal, y se hace con el objetivo de ofrecernos precios más atractivos.

Piensa que las empresas emisoras de tarjetas de crédito se quedan un porcentaje considerable de cada compra que hacemos y, como verás en el siguiente apartado, el margen que tienen los comerciantes de metales preciosos suele ser muy ajustado.

Uno de los vendedores de oro con mejor reputación es Coininvest.com (enlace no patrocinado). Alternativamente también puedes ir directamente a la web de la casa de la moneda de algún país emisor de monedas de oro, pero en ese caso tan solo podrás comprar las monedas emitidas por esa institución. Por ejemplo, The Royal Mint en el Reino Unido.

Entender el precio del oro físico

Es algo que nos ha ocurrido a todos. Miramos cuál es el precio de una onza de oro en internet. Nos lo apuntamos. Vamos a una tienda online a comprar una moneda de una onza de oro y nos quedamos de hielo al ver que el precio es un poco más alto que el que habíamos visto antes. Estamos confundidos. ¿Cómo puede ser eso?

Para responder a esta pregunta debemos entender cómo se fija el precio del oro físico, lo cual es un proceso muy sencillo.

En primer lugar, el factor determinante es el precio del oro. Si vemos que una onza de oro (31,1035 gramos) cotiza a 1.600€ en los mercados internacionales, lo que se conoce como precio “spot”, ese es el precio que reciben las empresas que extraen oro.

No obstante, el precio final va a ser superior, por dos motivos. Por un lado, ese oro ha tenido que ser procesado. El precio internacional del oro suele ser válido cuando compramos lingotes de muchos kilos. Sin embargo, si queremos comprar una moneda, esa moneda ha tenido que ser acuñada por alguien. Y eso tiene su coste.

Por el otro lado, debemos tener en cuenta que el vendedor de esa moneda debe aplicar un margen comercial a la transacción. A fin de cuentas, una empresa que vende metales preciosos tiene costes, como cualquier otra empresa.

La diferencia entre el precio internacional del oro y el precio al que lo podemos comprar es el “premium” o margen. Y no suele ser muy elevado. Estamos hablando de un 4-6% en la mayoría de los casos. Por lo que, si el precio spot es de 1.600€, la moneda nos acabaría costando unos 1.700€.

Algo muy importante a tener en cuenta es que, en casi todos los países, la compra de monedas y lingotes de oro está exenta de IVA. Esto se debe a que son productos considerados de inversión. Por lo que el único sobrecoste que tendremos respecto al precio “spot” es el margen.

En el siguiente apartado analizamos los aspectos que influyen en el margen, o “premium”, que debemos pagar por encima del precio spot del oro.

Aspectos que influyen en el margen sobre el precio spot del oro

En esta sección nos fijaremos en 6 variables importantes que influyen en el margen que pagaremos sobre spot a la hora de comprar oro físico.

Tamaños disponibles de monedas de oro

Hay monedas de oro de múltiples tamaños y denominaciones. A pesar de que las más habituales, y las que yo te recomendaría, suelen ser las de una onza, también existen monedas con denominaciones más pequeñas y más grandes.

Respecto a las denominaciones más pequeñas de una onza, las más habituales suelen ser de 0,1, 0,25 y 0,5 onzas. Estas monedas también suelen ser emitidas por las casas de la moneda más famosas del mundo, y son una opción perfecta si queremos invertir una cantidad algo más pequeña.

El único problema con las denominaciones pequeñas es que, en general, suelen tener un margen más elevado. Por lo que recibimos algo menos de oro por nuestro dinero. Así pues, este tipo de monedas pueden tener un margen de alrededor del 10%.

Además, también pueden ser algo más ilíquidas a la hora de vender. Mientras que en general vamos a ser capaces de vender las monedas de una onza a un precio muy cercano al de spot (97-99% del mismo), las denominaciones más pequeñas pueden ir acompañadas de un descuento a la hora de vender.

Respecto a las denominaciones más grandes que una onza, cabe decir que no suele haber mucha oferta. Suelen ser de dos onzas. Pero, como regla general, tiene poco sentido optar por tal denominación, puesto que su margen prácticamente nunca es inferior al de las monedas de una onza.

Por todos estos motivos, si quieres comprar monedas de oro para invertir, y puedes permitírtelo, lo recomendable es optar por las de una onza.

Cantidad de monedas de oro que compramos

Otro aspecto a tener en cuenta es que, a menudo, si compramos una mayor cantidad de monedas de oro, el precio unitario será menor. Esto nos incentiva a hacer inversiones más grandes. Pero tampoco te emociones, puesto que estás hablando de comprar oro y los márgenes de los comerciantes ya son muy bajos.

Por este motivo, si en lugar de comprar una onza, optas por comprar 5, 10 o más onzas, el precio por unidad puede bajar en un 0,5-1%. Esto hace que el “premium” sea inferior, por lo que recibirás algo más de oro por tu dinero.

Año de edición

Otro aspecto que puede influir en el precio final que pagamos por las monedas de oro es el año de edición. Si bien las casas de la moneda suelen acuñar el mismo tipo de moneda cada año, éstas corresponden a ediciones distintas.

En general, las ediciones más recientes, y especialmente la edición del año actual, tienen márgenes ligeramente más elevados. Esto se debe a dos motivos.

Por un lado, las ediciones más recientes suelen corresponder a monedas que están más nuevas, por lo que, si bien su contenido de metal es el mismo, su aspecto es más atractivo. De hecho, si compramos monedas de la edición actual, lo más probable es que sean totalmente nuevas.

Por el otro lado, las ediciones más recientes pueden tener precios de reventa ligeramente superiores. Obviamente las diferencias no suelen ser notables. Y tampoco es algo que deba obsesionarte si compras monedas de oro para invertir a largo plazo.

Stock disponible

El stock disponible que tienen los comerciantes de metales preciosos también influye sobre el margen por encima del precio spot. Cuando la cantidad de monedas disponibles es alta, los márgenes se reducen ligeramente. Pero cuando el stock es bajo, los márgenes suben.

En caso de que haya problemas con el suministro de productos de oro, o la demanda se dispare, como ocurrió en marzo de 2020 o febrero de 2021, los márgenes pueden subir de forma sustancial. En tales circunstancias se dice que hay una desconexión entre el precio del oro de papel (el precio de un ETF, por ejemplo, suele seguir el precio spot) y el precio real del metal.

Monedas “proof”

Las monedas de oro “proof” suelen ser ediciones limitadas producidas por una casa de la moneda. Estas monedas se acuñan prestando más atención al resultado final y, a menudo, incluyen detalles adicionales para distinguirlas del resto de monedas. Al mismo tiempo, las monedas de oro “proof” también pueden ir acompañadas de una caja y un certificado de autenticidad.

Todas estas cosas hacen que estas monedas sean significativamente más caras que las “habituales”.

No obstante, cabe recordar que las monedas “proof” tienen exactamente el mismo contenido de oro que el resto. Por lo que al final vamos a recibir menos metal por nuestro dinero.

Si bien es cierto que a la hora de venderlas podemos recibir un precio ligeramente superior al que conseguiríamos con una moneda normal, esa diferencia no compensa el sobreprecio pagado originalmente.

Así pues, las monedas de oro “proof” suelen ser una peor inversión que las monedas normales.

Monedas de colección

Las monedas de oro de colección suelen ser de edición limitada. Y, a menudo, podemos estar hablando de monedas históricas. Esto hace que tengan un sobreprecio muy importante respecto a una moneda con el mismo contenido de oro acuñada en la actualidad.

Por este motivo, comprar monedas de colección debe ser considerado un híbrido entre invertir en oro e invertir en coleccionables.

Y, al igual que con las monedas proof, lo que recibiremos a la hora de venderlas no suele ser suficiente para compensar el coste adicional pagado en el momento de comprarlas, por lo que suelen ser una peor inversión.

Monedas de oro más populares para invertir

Hablemos de 8 de las monedas de oro más populares para invertir.

Krugerrand (Sudáfrica)

El Krugerrand es una de las monedas de oro más antiguas y prestigiosas. Es acuñada por la casa de la moneda de Sudáfrica y producida con oro originario de ese país. En ella vemos al antiguo presidente de Sudafrica Paul Kruger, y a una gacela.

El Krugerrand tiene una pureza de 916,7 (22 quilates), y combina oro con cobre. A pesar de esta combinación, el contenido en cobre es adicional al del oro. Está disponible en varias denominaciones, aunque la más popular es la de una onza.

A pesar de no tener valor nominal, está considerada moneda de curso legal en Sudáfrica.

Se trata de una de las monedas más líquidas. Además, también fue la moneda preferida durante el mercado alcista del oro de la década de los 70 del siglo pasado.

Filarmónica de Viena (Austria)

La Filarmónica de Viena es una moneda de oro acuñada por la casa de la moneda de Austria. En ella podemos ver el órgano de la orquestra, y varios instrumentos musicales.

Disponible en varias denominaciones, la Filarmónica de Viena tiene una pureza de 999,9 (24 quilates), por lo que está producida exclusivamente con oro.

Estas monedas son de curso legal, y el valor nominal de la Filarmónica de una onza es de 100 euros.

Britannia (Reino Unido)

La Britannia es una moneda de oro acuñada por The Royal Mint, la casa de la moneda británica. En estas monedas podemos ver a la diosa Britannia por un lado, y a la Reina Isabel II en el otro.

También disponible en varias denominaciones, la Britannia tiene una pureza de 999,9 (24 quilates), por lo que está hecha exclusivamente con oro.

Estas monedas son de curso legal en el Reino Unido. La de una onza tiene un valor nominal de 100 libras esterlinas. Por ser de curso legal, las autoridades británicas no cobran impuestos por las ganancias de capital conseguidas con ellas.

Soberano (Reino Unido)

El Soberano es otra moneda de oro acuñada por la casa de la moneda británica. Existente desde 1817, su origen se remonta al siglo 15. En ella podemos ver a San Jorge matando al dragón, y a la Reina Isabel II.

El Soberano está disponible en varias denominaciones. De una pureza de 916,7 (22 quilates), combina oro con cobre.

Estas monedas también son de curso legal en el Reino Unido, por lo que están exentas de impuestos sobre las plusvalías. Por lo que respecta a su valor nominal, suele ser de 1 o 5 libras esterlinas.

American Eagle (Estados Unidos)

Las American Eagle son las monedas de oro más famosas acuñadas por la US Mint, la casa de la moneda estadounidense. Están producidas exclusivamente con oro de Estados Unidos. En ellas podemos ver a Lady Liberty, la personificación de la libertad, y a un águila.

Estas monedas tienen una pureza de 916,7 (22 quilates), y están hechas con oro, plata y cobre. Están disponibles en varias denominaciones. Recuerda que, como siempre, la denominación de la moneda se refiere siempre a su contenido en oro.

Las American Eagle son monedas de curso legal en Estados Unidos. La moneda de una onza tiene un valor nominal de 50 dólares norteamericanos. Y, por motivos obvios, es una de las monedas más líquidas del mundo.

Maple Leaf (Canadá)

La Maple Leaf es la moneda de oro acuñada por la casa de la moneda canadiense. Está producida exclusivamente con oro minado en Canadá. En la misma podemos ver una hoja de arce, el símbolo nacional del país, y a la Reina Isabel II, jefa del estado y reina de Canadá.

La Maple Leaf tiene una pureza de 999,9 (24 quilates), por lo que está hecha solamente con oro. Está disponible en varias denominaciones.

De curso legal en Canadá, la moneda de oro de una onza tiene un valor nominal de 50 dólares canadienses.

Canguro (Australia)

El Canguro de oro es una moneda acuñada por la Perth Mint, parte de la casa de la moneda australiana. Producida exclusivamente con oro extraído en Australia, en ella vemos a un canguro en un lado, y a la Reina Isabell II en el otro, monarca del país.

Algo que destaca en el Canguro australiano es que su diseño cambia cada año. Esto contrasta con el resto de monedas de oro principales, cuyo diseño apenas cambia a lo largo del tiempo.

Estas monedas tienen una pureza de 999,9 (24 quilates), por lo que solamente contienen oro.

El Canguro de oro es de curso legal en Australia. Su denominación de una onza tiene un valor nominal de 100 dólares australianos.

Panda (China)

El Panda de oro es una moneda emitida por la casa de la moneda de China. En ella podemos ver a un panda, uno de los símbolos del país asiático, así como el Templo del Cielo de Pekín.

De una pureza de 999,9 (24 quilates), producida exclusivamente con oro, el Panda está disponible en varias denominaciones.

Algo que distingue al Panda del resto de monedas es que, desde 2016, sus denominaciones se basan en el sistema métrico. Esto significa que son algo más pequeñas que sus “homólogas” de otros países. Así pues, la moneda principal, en lugar de ser de una onza (31,1 gramos) es de 30 gramos. De la misma forma, en lugar de haber una moneda de media onza, tenemos la de 15 gramos.

El Panda es moneda de curso legal en China. La denominación de 30 gramos tiene un valor nominal de 500 yuanes.

Y hasta aquí la información sobre monedas de oro para invertir. Si te ha resultado útil este artículo, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres leer más cosas sobre la inversión en oro, echa un vistazo a esta sección:
Oro

Publicado en Invertir Oro

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.