Saltar al contenido →

Invertir en Reino Unido – 5 Motivos para hacerlo

Reino Unido es uno de aquellos países difíciles de analizar. Se trata de un híbrido entre la manera de funcionar europea y las costumbres más propias del mundo anglosajón. Pero hay buenos motivos para considerar invertir en Reino Unido y, a continuación, analizamos 5 de ellos.

Contenido

  1. Diversificación geográfica y monetaria
  2. Seguridad jurídica
  3. Sin retención a los dividendos
  4. Valoraciones atractivas
  5. Sectores que nos protegen de la inflación

1) Diversificación geográfica y monetaria

La primera razón por la que resulta interesante invertir en Reino Unido es porque se trata de un mercado en sí mismo.

Es cierto que hoy en día todos los mercados bursátiles están altamente correlacionados, mucho más que hace unas décadas. No obstante, hay distintos grados de correlación.

Y mientras que la correlación entre bolsas como la alemana, la francesa, la italiana o la española es muy elevada, el Reino Unido se mueve más por su cuenta.

Eso dota a nuestra cartera de diversificación adicional, con lo cual experimentaremos menor volatilidad en circunstancias normales.

Al mismo tiempo, desde un punto de vista más macroeconómico, y a largo plazo, se trata de una economía también menos integrada con la de la Unión Europea. Esto se debe al Brexit y a las políticas que vienen derivadas del mismo.

Además, Reino Unido cuenta con su propia divisa, la libra esterlina, dotando a nuestra cartera de mayor diversificación monetaria. Y, por si esto fuera poco, en la Bolsa de Londres cotizan varias empresas no británicas que cotizan en otras divisas.

2) Seguridad jurídica

Otro motivo por el que nos puede interesar invertir en Reino Unido, desde el punto de vista fundamental, es que se trata de uno de los países con mayor seguridad jurídica del mundo.

¿Qué significa eso? Pues a que los contratos se cumplen, los derechos de propiedad están garantizados y las reglas del juego no se suelen cambiar a mitad de la partida.

Eso contrasta especialmente con el punto de vista europeo, más intervencionista, por el cual el interés general, léase aquello que desea hacer el gobierno, recibe prioridad absoluta. Tal forma de hacer las cosas genera externalidades negativas y añade incertidumbre a la hora de llevar a cabo inversiones.

En este sentido, nuestras inversiones en Reino Unido pueden estar mejor protegidas ante las ansias regulatorias de los gobiernos.

3) Sin retención a los dividendos

Nunca abogo por invertir exclusivamente por dividendos. Sin embargo, los dividendos son un factor importante a la hora de tomar decisiones. Y, si invertimos en acciones sueltas, gran parte de la rentabilidad que consigamos será en forma de dividendos.

Por otro lado, es innegable que cobrar dividendos puede ser algo muy agradable, incluso si no es lo más eficiente desde un punto de vista lógico.

Así pues, Reino Unido es una de las mejores jurisdicciones para ello.

¿Cuál es el mayor inconveniente de los dividendos? Los impuestos. A fin de cuentas, la empresa ya ha tenido que pagar el impuesto de sociedades por los beneficios obtenidos. ¿Por qué deben los accionistas pagar impuestos adicionales sobre esos beneficios cuando éstos son distribuidos a sus propietarios? Es algo que todos queremos minimizar.

Y el impuesto más sangrante son las retenciones en origen. Es decir, dinero que el gobierno del país de residencia de la empresa retiene cuando la misma paga dividendos. Dinero que nunca llega al accionista, a pesar de que ese accionista sea residente fiscal en otro país.

Por suerte, Reino Unido es uno de los pocos países del mundo que no aplica retenciones a los dividendos. Por lo que los dividendos se pagan íntegros a sus accionistas, sin que el gobierno británico “requise” una parte.

Si quieres ver qué otros países no aplican retenciones a los dividendos, echa un vistazo a este artículo:
Países sin retención (impuestos) a los dividendos

Al mismo tiempo, en la Bolsa de Londres podemos encontrar a varias empresas sólidas, con beneficios estables y que pagan dividendos muy interesantes.

4) Valoraciones atractivas

Se dice a menudo que existe una burbuja en el mercado bursátil. Que las valoraciones de las empresas son exageradas, con múltiplos elevados. Y que, por lo tanto, el riesgo de una caída fuerte es muy real.

Pero debemos preguntarnos, ¿de qué mercado bursátil estamos hablando? Ciertamente no del británico. De hecho, tales afirmaciones se suelen limitar a la bolsa norteamericana.

Varios mercados bursátiles europeos cotizan a niveles muy atractivos. Algunos de ellos porque la perspectiva económica y demográfica del país es muy negativa, lo que podríamos decir de España e Italia.

Pero Reino Unido no se encuentra ni mucho menos en la misma situación. Cuenta con una economía mucho más dinámica, una población más joven y sigue siendo un enclave estratégico para el mundo anglosajón y la economía capitalista.

A pesar de todo eso, su mercado bursátil cotiza a precios muy bajos. De hecho, a principios de 2022, el Footsie 100, el principal índice bursátil del país, cotiza a niveles similares a los que tenía en 1999. Y esos niveles son nominales. Si los ajustáramos por la inflación, veríamos que, a nivel real, cotiza fácilmente un 60% por debajo.

5) Sectores que nos protegen de la inflación

Por último, también cabe destacar que invertir en el Reino Unido puede ser una buena forma de protegerse ante la inflación. Esto se debe a que su mercado bursátil tiene ponderaciones bastante significativas en sectores capaces de sobrevivir o incluso beneficiarse de la inflación.

Además, estos sectores están representados por algunas de las empresas más reconocidas del mundo.

Así pues, la bolsa británica cuenta con representación en los sectores financiero (HSBC, Barclays, LSE), energético (Shell, BP), de materias primas (Rio Tinto, Glencore, BHP), telecomunicaciones (Vodafone, BT Group), inmobiliario (British Land, Segro) e incluso tabacalero (British American Tobacco, Imperial Brands).

Esto no debería sorprendernos si somos conscientes de que la economía británica ha sido, históricamente, más inflacionaria que la de otros países desarrollados. Por lo que sus mercados de capitales se han ajustado a tal realidad.

Si te planteas invertir en Reino Unido, lo puedes hacer de dos formas principalmente.

En primer lugar, puedes elegir tú mismo qué acciones te gustaría comprar y simplemente invertir en ellas. Debido a que muchas de estas corporaciones son sólidas, no es difícil llevarlo a cabo por tu cuenta. Y es improbable que cometamos errores graves.

La otra alternativa es eligiendo un fondo ETF que siga al índice bursátil que elijamos. El principal que menciona la prensa es el Footsie 100, pero no es ni mucho menos el único. Te dejo este enlace para que puedas conocer los más importantes:
Índices Bursátiles de Reino Unido – Los más importantes

Y si este artículo te ha resultado útil, te animo a que te suscribas a mi newsltetter:
Finanzas Claras

Publicado en Economía

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.