Saltar al contenido →

Invertir en Litio – Fundamental para los coches eléctricos

El futuro del sector de la automoción son los coches eléctricos. Tesla y el resto de fabricantes están haciendo mucho progreso. Pero todo ello requiere de ciertos recursos naturales, incluyendo el litio de las baterías. Aquí analizamos qué es el litio, dónde se produce y cómo podemos invertir en él.

Contenido

Qué es el litio

El litio es un elemento químico de la tabla periódica, cuyo símbolo es Li. Es un metal muy blando, de color plateado claro y de muy rápida oxidación. De hecho, se trata del metal y el elemento sólido más ligero de todos.

Cabe destacar que podemos encontrar litio en dos formas distintas: carbonato de litio e hidróxido de litio. Ambos son relevantes para la industria del coche eléctrico.

El litio fue descubierto como elemento químico en 1817 por el científico sueco Johan Arwedson. Y, a pesar de que se ha hecho muy famoso en las últimas décadas, el litio ha tenido múltiples usos a lo largo de su historia.

La popularidad del litio aumentó de forma significativa en la segunda mitad del siglo 20. Esto se debió a los descubrimientos en materia de energía atómica. Y tanto para usos civiles como militares, el litio se empezó a emplear en infraestructuras de tipo nuclear.

En lo que se refiere a nuestro día a día, el litio es un elemento que podíamos encontrar en las pilas y las baterías. Y cuando los teléfonos móviles empezaron a popularizarse en la década de los 90 del siglo pasado, su consumo aumentó de forma dramática.

Al auge de los teléfonos móviles inteligentes también se unieron los ordenadores portátiles y las tabletas. Y, desde hace ya varios años, los coches eléctricos. En concreto, para sus baterías.

Por qué el litio es tan importante para el coche eléctrico

A diferencia de los coches con motor de combustión interna, los coches eléctricos cuentan con baterías capaces de almacenar energía.

Existen varios tipos de baterías eléctricas. Los elementos más importantes para producirlas son el litio, el grafito, el cobalto, el níquel, el manganeso y el aluminio.

Dentro de ellas, el tipo de batería más popular es la batería de ion de litio. Ésta no es exclusiva de los coches eléctricos, sino que también la podemos encontrar en nuestros teléfonos móviles. Y, de hecho, las baterías de los coches fabricados por Tesla son de este tipo.

No hay ningún tipo de dudas sobre la dirección en la que evolucionará el sector de la automoción. Sabemos que la transición al coche eléctrico no será inmediata, ni fácil. Y que los coches de combustión aún estarán con nosotros durante varias décadas.

Sin embargo, el segmento que experimentará un mayor crecimiento será el de los coches eléctricos. Y no solamente por la aparición de empresas como Tesla, que produce exclusivamente coches eléctricos.

Los fabricantes tradicionales de coches, como Volkswagen, Toyota, Ford, Mercedes, e incluso Porsche, están invirtiendo ingentes cantidades de dinero en sus futuros coches eléctricos.

Como inversores, hay dos formas en las que nos podemos beneficiar de esta macro tendencia. Por un lado, podemos invertir en empresas fabricantes de coches, y tratar de elegir aquellas que puedan tener un futuro más prometedor.

Por el otro lado, también podemos poner nuestro dinero en empresas y cosas que se beneficiarán de ese crecimiento. Éstas pueden ofrecernos rentabilidades muy superiores, al no estar en el radar de la mayoría de inversores. A raíz de eso resulta fundamental saber cómo podemos invertir en litio.

A modo de anécdota, recuerda lo que se dice sobre la fiebre del oro del siglo 19 en Estados Unidos. Los que ganaron más dinero no fueron la mayoría de los que se aventuraron a encontrar oro, sino los que les vendían las herramientas necesarias para ello.

En este sentido, la mejor forma de beneficiarse del crecimiento de la industria del coche eléctrico puede ser vendiendo el litio necesario para las baterías a los fabricantes de coches.

Qué países producen y poseen litio

Los principales países productores de litio son Australia, Chile, China y Argentina. En este sentido, la mayoría del litio procede de países relativamente estables. Eso contrasta con el suministro de cobalto, que es altamente dependiente de la inestable República Popular del Congo.

Según la organización norteamericana USGS, la extracción de litio de los principales países productores en 2020 fue la siguiente:

Datos de USGS

En lo que se refiere a las reservas identificadas, Chile es, de largo, el país con más litio bajo su superficie. Éstas son las reservas de los principales países:

Datos de USGS

Pero recuerda que los datos sobre las reservas pueden cambiar en cualquier momento, según se encuentren nuevos yacimientos. A fin de cuentas, las actividades de exploración para metales con alta demanda no cesan nunca.

Cómo invertir en litio

A diferencia de otros metales o recursos naturales, como el oro, el petróleo o el cobre, el litio no cotiza en forma de futuros financieros en las principales bolsas del mundo. Eso hace que sea más difícil beneficiarse directamente de un aumento en su precio.

Así pues, la mejor manera de invertir en litio es poniendo nuestro dinero en empresas del sector. Esto se puede hacer de dos formas:

Empresas productoras de litio

Una de las opciones más sencillas para invertir en litio es comprar acciones de empresas que se dedican a extraer o procesar este metal.

Esto nos permite beneficiarnos tanto de la actividad económica que estas empresas ya llevan a cabo hoy en día. Como del aumento de la demanda que se espera que tenga lugar a lo largo de los próximos años.

Tal aumento de la demanda puede hacer que los volúmenes de negocio de estas empresas aumenten de forma considerable, así como que los precios del metal suban de forma dramática.

Algunas de las empresas más importantes del sector del litio en las que puedes invertir son la australiana Galaxy Resources, la norteamericana Livent Corporation, y la chilena Sociedad Química y Minera de Chile.

Si te decides por invertir en acciones de litio individuales, recuerda que las empresas mineras pueden ser altamente complejas. Distintos países de origen, yacimientos, equipos al mando de las operaciones, etc., por lo que es importante informarse bien.

Una forma aún más arriesgada de invertir en empresas de litio es comprando acciones que se dedican exclusivamente a la exploración de nuevos yacimientos. En este tipo de empresas, la probabilidad de perder dinero es muy alta. Pero los beneficios en caso de que se acaben encontrando nuevas reservas pueden ser gigantescos.

Fondo ETF de litio

La otra forma de invertir en litio es también la más sencilla. E incluso diría que podría considerarse la forma idónea para todos aquellos que sean optimistas sobre el futuro del coche eléctrico, pero no quieran tener que analizar y seguir a los productores de litio.

Así pues, una forma genial de beneficiarnos del futuro prometedor del litio es mediante un fondo ETF de empresas de litio. Éstos están compuestos por varias empresas del sector, de forma que nos permiten invertir en todas ellas a la vez.

Uno de los fondos ETF de litio más importantes es el Global X Lithium & Battery Tech ETF. Aunque, si te interesa el sector, también puedes echar un vistazo a lo que esté disponible en tu bróker de inversión.

Aprender más sobre el mundo de las commodities

Si quieres aprender más sobre el mundo de las commodities y cómo invertir en ellas, te recomiendo el libro Boom de las Materias Primas, del mítico inversor norteamericano, afincado en Singapur, Jim Rogers.

Y si te ha gustado el artículo y no quieres perderte nada, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Publicado en Commodities

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.