Saltar al contenido →

Invertir en la India: ¿El país emergente más prometedor?

La India es la superpotencia del futuro, y uno de los mercados emergentes más prometedores del mundo. Sin embargo, es a menudo ignorada por parte de los inversores. En este artículo analizamos por qué deberíamos invertir en India.

Contenido

Introducción sobre la economía india

Cuando pensamos en potencias económicas, en primera instancia nos viene Estados Unidos a la cabeza. Unos instantes más tarde pensamos en China. Y a partir de ahí empezamos a darle vueltas a la rivalidad entre estos dos países y quién dominará el siglo XXI.

Sin embargo, el siglo XXI probablemente será el siglo de la India. Según las Naciones Unidas, se prevé que en 2024 la India supere a China como el país con más población del mundo. Y es probable que para mediados de siglo su economía sea la más grande del mundo.

Actualmente, la economía de la India es la sexta mayor del mundo, a punto de superar a la del Reino Unido:

Datos de 2020 del FMI

La India sigue siendo mayoritariamente un país en desarrollo, mucho más pobre que China. Y con un gobierno mucho más débil. Pero su demografía es muchísimo mejor, como veremos más adelante.

Antes de ver las razones por las cuales deberíamos invertir en la India, echemos un vistazo a algunos de los datos más importantes de este país asiático:

Motivos para invertir en la India

A continuación, analicemos 7 motivos por los que invertir en la India.

1) Tamaño de la economía

Ya hemos visto que la India cerró el año 2020 como la sexta mayor economía del mundo. De hecho, si ajustamos el tamaño de su economía al nivel de precios en otros países, la economía india estaría en tercera posición, tan solo por detrás de China y Estados Unidos, representando casi el 7% de la economía mundial. Y, por si esto fuera poco, se prevé que India sea la mayor potencia económica en la segunda mitad del siglo.

Sin embargo, es un país que apenas está representado en las carteras de los inversores. El peso de la India en el índice bursátil MSCI ACWI, compuesto por prácticamente todos los países del mundo, es inferior al 1%. E incluso en el índice de mercados emergentes MSCI Emerging Markets, India tan solo representa un 9% del mismo.

Esto indica dos problemas importantes. En primer lugar, los inversores apenas están aprovechando la oportunidad de diversificación que representa invertir en la economía india. En segundo lugar, y aún más importante, estaríamos dejando pasar la oportunidad de invertir en la superpotencia del futuro cuando aún tiene mucho recorrido por delante.

2) Crecimiento económico

Una de las variables más importantes para los rendimientos bursátiles a largo plazo es el crecimiento económico. Resulta lógico: si el pastel (el tamaño de la economía) crece, aquellos que hayan invertido verán cómo su trozo también crece.

La India es uno de los países emergentes que experimenta una mayor tasa de crecimiento. De hecho, entre 1961 y 2019, la economía india ha promediado un crecimiento económico del 5,2%. Y deberíamos remontarnos a 1979 para encontrar el último año en el que el país tuvo crecimiento negativo.

Datos del Banco Mundial

Si nos fijamos solamente en el crecimiento experimentado desde principios del siglo XXI, veremos que de media se situó en el 6,6%. El desarrollo del país y la increíble demografía harán que las tasas de crecimiento se mantengan en niveles muy elevados durante varias décadas.

3) Demografía

Si bien China es en la actualidad el país con mayor población del mundo, está previsto que pierda esa posición en 2024. Y, por si esto fuera poco, lo cierto es que la demografía china es muy negativa, pues sufre los mismos problemas que Europa y Japón: muy baja natalidad y envejecimiento poblacional, con lo que la población en edad de trabajar y consumir va a disminuir de forma notable en las próximas décadas.

Se dice que, demográficamente, China va 20 años por detrás de Japón y 10 por detrás de Europa. Pero comparte el mismo destino.

Por el contrario, la India tiene una de las mejores demografías del planeta. El 50% de su población es menor de 25 años. Y el 65% menor de 35. La edad media en la India fue de 29 años en 2020. Para ponerlo en perspectiva, fue de 37 en China y 48 en Japón.

Y si bien es cierto que hay otros países emergentes con una población muy joven, algo que destaca en la India es que el número de hijos se está estabilizando justo por encima de 2 por mujer. Esa es la cifra de reemplazo e indica estabilidad en el tamaño de la población. Eso contrasta con otros países en los que la natalidad aún es muy elevada, lo cual no es ideal para el crecimiento económico.

4) Sectores económicos de futuro

Un aspecto muy prometedor sobre el futuro de la economía india es su énfasis en los sectores de futuro. Así pues, la India se ha erigido como una potencia tecnológica. Multitud de multinacionales, incluyendo muchas empresas indias, ofrecen servicios informáticos a todo el mundo desde la India. Esto ha sido posible gracias al alto nivel de algunas de sus universidades y la presencia del idioma inglés en el país.

Además, debido al gigantesco tamaño de la economía, muchas start ups han sido fundadas a lo largo de las últimas décadas, con determinación para dominar el que pronto será el mayor mercado de consumidores del mundo.

Respecto a su sector industrial, éste representa el 25% de la economía. El gobierno indio se ha propuesto aumentar su peso en el futuro, convencido de que el país será capaz de atraer mucha producción. A su favor está el hecho de que los costes laborales son mucho menores que en China, y con una población que cada vez está más formada.

5) Situación geográfica privilegiada

La India es vecina de China, que se convertirá en unos pocos años en la mayor economía del mundo. Está muy cerca de Oriente Medio, de donde suele adquirir sus necesidades energéticas. Y si bien el gobierno indio se ha opuesto a algunos aspectos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, proyecto con el que China quiere unir comercialmente a Asia, Europa y Oriente Medio, lo cierto es que los puertos marítimos indios forman parte de la misma.

Esto significa que la India está en una posición privilegiada para atraer industria y cadenas de suministro que puedan satisfacer a todas estas regiones. La capacidad para captar turistas e inversiones en otros sectores también se ve beneficiada por eso.

Esto contrasta con otros países emergentes, notablemente en el continente africano, que no gozan de un enclave geográfico tan favorable.

6) Desarrollo de infraestructuras

Si bien hablamos de un país de casi 1.400 millones de personas, la India no es un país grande en extensión, con lo que la densidad poblacional es muy elevada. Esto presenta algunos retos, pero también hace que la tarea de conectar el país mediante el desarrollo de infraestructuras sea más factible.

La forma más efectiva de llevar esto a cabo es con la red ferroviaria. El gobierno indio ha anunciado que invertirá 700.000 millones de dólares entre 2021 y 2030 en su desarrollo. Esto implicará la creación de nuevas rutas, la total electrificación de la red y la introducción de trenes de alta velocidad.

Al mismo tiempo, se prevé una mejora masiva de la red de carreteras, aspecto en el que el país está muy atrasado. Esto presenta un incentivo sin precedentes para que su parque automovilístico aumente de forma considerable. Y esto representa otra oportunidad para invertir en la India.

Para ponerlo en perspectiva, en España hay 648 vehículos por cada 1.000 habitantes. En Reino Unido son 471. En China, el mayor mercado automovilístico del mundo, son 196. Y en la India son tan solo 41.

El desarrollo de las infraestructuras del país permitirá una mayor integración económica entre sus distintas regiones, lo cual hará más factible atraer inversiones extranjeras. A fin de cuentas, uno de los aspectos fundamentales para el desarrollo industrial de un país es contar con infraestructuras que permitan transportar fácilmente esa producción.

7) Marco jurídico y fiscal estable

A la hora de invertir en mercados emergentes, uno de los riesgos que deben ser tenidos en cuenta es el riesgo político y legal. En otras palabras, nos conviene poner nuestro dinero en sitios donde las leyes sean claras, estables y predecibles. Y eso es válido para cosas como los derechos de propiedad, los impuestos y las regulaciones.

En este sentido, invertir en India, si bien no nos ofrece las mismas garantías que la mayoría de los países desarrollados, sí que nos expone a un nivel de riesgo relativamente bajo para un país de ese nivel económico.

Esto se debe a muchos aspectos, entre los que podemos destacar los siguientes. En primer lugar, la India fue una colonia británica durante mucho tiempo. La influencia británica sigue presente en muchas leyes e instituciones. Por ejemplo, India fue el primer país asiático en tener un mercado bursátil.

En segundo lugar, la India es una democracia. Si bien su sistema no es perfecto, sí que garantiza que el poder político esté repartido entre distintos gobiernos (central, regionales y locales) y que haya cambios en cuanto a quién está al mando del país. Gracias a eso, invertir en la India no nos expone al riesgo de que un dictador quiera cambiar las leyes de un día para otro.

Y, en tercer lugar, los gobernantes en la India son conscientes del potencial del país y de la importancia que tiene atraer inversiones. Es por este motivo que se busca que haya un marco favorable para que todo tipo de multinacionales se animen a invertir.

Cómo invertir en la India

Ahora que ya hemos visto las razones por las que deberíamos invertir en la India, hablemos sobre cómo llevarlo a cabo. Esto se puede hacer de dos formas: invirtiendo directamente en acciones de empresas indias o mediante fondos ETF:

Empresas indias

El mercado bursátil indio es muy amplio y diverso. Esto significa que hay muchas empresas y de muchos tipos. Como te puedes imaginar, debes tener en cuenta que encontrar información sobre empresas pequeñas de la India no es tarea fácil. Pero piensa que pocos inversores estarán dispuestos a hacer ese tipo de trabajo.

Si quieres optar por invertir directamente en las grandes empresas de la India, algunas de las más importantes son las siguientes: Reliance Industries (petróleo y gas), HDFC Bank (finanzas), Infosys (tecnología) o Tata (conglomerado industrial).

Fondos ETF de la India

Sin lugar a dudas la manera más sencilla de invertir en India es hacerlo mediante un fondo ETF. Aunque mucha gente cree que elegir un fondo de países emergentes suele ser suficiente, recuerda que el peso de la India en los mismos suele ser muy bajo.

Por ejemplo, la India solamente representa un 9% del índice bursátil MSCI Emerging Markets. De la misma forma, el peso de la India en un índice de países asiáticos suele ser bastante pequeño.

Por este motivo, lo mejor es elegir un ETF que invierta exclusivamente en la India. Para ello puedes buscar fondos ETF que sigan al S&P BSE Sensex o al Nifty 50. El S&P BSE Sensex es gestionado por Standard & Poor’s y la bolsa de Bombay, e incluye a 30 de las mayores empresas cotizadas.

El Nifty 50 es un índice gestionado por la Bolsa de Valores de la India (la otra bolsa principal del país, también situada en Bombay). Está compuesto por 50 de las empresas más grandes de la India.

Conclusión

Como hemos visto, la India es uno de los países con más potencial en las próximas décadas. Es cierto que el país tardará muchos años en alcanzar el nivel de prosperidad del que gozan los países desarrollados. Y ahí está precisamente el atractivo. Invertir en la India nos permitirá beneficiarnos de ese crecimiento económico.

Recuerda que invertir en países emergentes suele acarrear un mayor nivel de riesgo que hacerlo en países desarrollados. Esto se debe a que suelen ser más vulnerables a crisis económicas y pueden sufrir devaluaciones monetarias.

Sin embargo, si invertimos pensando en el largo plazo, no deberíamos preocuparnos por las fluctuaciones que puedan ocurrir a corto y medio plazo. Lo importante es dónde estará nuestra cartera dentro de 10, 15 o 20 años.

Si te ha gustado el artículo, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres echar un vistazo a otro de los mercados emergentes más prometedores, te recomiendo el siguiente artículo:
Invertir en Rusia: 10 Motivos

Publicado en Economía

2 comentarios

  1. Nacho

    Hola Nacho!!
    Gracias por tu web, me encanta, directo y claro como su mismo nombre ;).

    Mi nombre también es Nacho :), trabajo en compras globales y también comparto tu visión sobre invertir en India como pan emergente prometedor.

    Me estoy iniciando en las finanzas e inversiones personales y estoy formándome poquito a poquito, por lo que todavía no domino.

    Conoces fondos indice o ETF para invertir en India y que se puedan comprar como por ejemplo MyInvestor?
    En los links de los dos principales inidices se indica algunos, pero no se si existen otros que sean de acumulación y EUR. Como se puede analizar todo esto? 🙂

    Gracias!!

    • Hola Nacho,

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que te guste la web.

      Respecto a invertir en la India, hay multitud de ETFs. Para saber cuáles están disponibles en tu bróker, simplemente busca los índices principales del país para ver qué hay.
      No me preocuparía mucho de la divisa si vas a largo plazo. Y la mayoría serán de acumulación.

      Mucha suerte y un saludo,
      Nacho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.