Saltar al contenido →

Invertir en los BRICS – Por qué y cómo hacerlo

Los BRICS son 5 de los mercados emergentes más famosos. Y son claves para el futuro de la economía mundial. A continuación, los analizamos, vemos por qué tiene sentido invertir en ellos y cómo llevarlo a cabo.

Contenido

Introducción

BRICS es un término que se usa para referirse a 5 países emergentes con mucha influencia a nivel económico y político: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Se dice que el término fue acuñado por Goldman Sachas a principios de este siglo, pero realmente sus origines no están muy claros. En un principio, tan sólo se hablaba de los BRIC. Pero años más tarde se decidió añadir Sudáfrica al grupo, puesto que puede aportar cosas beneficiosas para el resto.

Más allá de ser un eslogan meramente comercial, los BRICS realmente existen como organización. Obviamente no estamos hablando de una organización con tantas implicaciones como la Unión Europea, la OTAN o MERCOSUR.

Pero es una institución que existe. Es decir, que sus países miembros se reúnen de forma frecuente para discutir sus prioridades, intereses y estrategias.

Si echamos un vistazo a la relevancia que tienen estos 5 países en el mundo, nos daremos cuenta de que son una parte fundamental de la economía. Juntos, los BRICS representan aproximadamente el 41% de la población del planeta, el 27% de su superficie y el 32% de su PIB real.

A fin de cuentas, dentro del grupo tenemos a los dos países más poblados del mundo (China e India), el país más grande del mundo y clave en la región de Eurasia (Rusia), el país más grande de América del Sur (Brasil) y el país más avanzado a nivel económico del continente africano (Sudáfrica).

Otro aspecto muy interesante es que en el fondo se trata de países muy distintos, tanto a nivel de desarrollo económico, tamaño y fortalezas.

En el plano económico, China, Rusia, Brasil y Sudáfrica son países relativamente prósperos, mientras que en la India sigue existiendo mucha pobreza y, por lo tanto, mayor margen de crecimiento.

En cuanto al tamaño de su demografía, China e India son mega estados, Rusia y Brasil son países grandes, y Sudáfrica es un país medio.  Y en cuanto a las características de su población, mientras que China y Rusia son países más envejecidos, India y Sudáfrica son países más jóvenes, y Brasil está en un punto intermedio.

A nivel de fortalezas, mientras que las economías de Rusia, Brasil y Sudáfrica están muy especializadas en la producción y exportación de recursos naturales, China e India están más centradas en el sector manufacturero.

Por todos estos motivos, la idea de invertir en los BRICS resulta tan atractiva. Son países que nos ofrecen un montón de potencial a largo plazo, al mismo tiempo que cuentan con un elevado grado de diversificación en un grupo de tan sólo 5 miembros.

A continuación, analizamos las características principales de cada uno de estos países. Y después vemos cómo podemos llevar a cabo nuestros planes de invertir en los BRICS de forma sencilla.

Los 5 países BRICS

Debido a su heterogeneidad, la mejor forma de decidir en qué orden hablaremos de ellos es la alfabética.

Brasil

Con más de 200 millones de habitantes, Brasil es el país más poblado y la economía más grande de Sudamérica. Y, si bien no es la más prospera de la región, es innegable que el progreso económico logrado a lo largo de las últimas décadas ha sido muy notable.

Además, si bien el crecimiento demográfico se está ralentizando, Brasil sigue contando con una población muy joven. Y, de hecho, el panorama más prometedor para un país a nivel demográfico es el de una población con una tasa de crecimiento positiva, pero baja. En otras palabras: ni declive demográfico ni crecimiento descontrolado.

El país sudamericano también cuenta con muchos recursos naturales. Algunas de las exportaciones más importantes son las de petróleo, hierro, cobre, soja, café y cacao. En otras palabras, bienes reales. Cosa que puede ser muy interesante para aquellos inversores preocupados por la posible inflación en el futuro.

Otra cosa a destacar es que tanto su mercado bursátil como su divisa han estado fuertemente castigados a lo largo de los últimos años. Por lo que es un mercado barato, y haría falta muy poco para batir los pronósticos que existen sobre Brasil.

Rusia

El rol de Rusia en la escena política internacional es de primer rango. No obstante, a nivel económico, diríamos que el país euroasiático se encuentra aún por debajo de las principales potencias del mundo.

Esto no significa nada malo, es simple realismo. De hecho, si hacemos un análisis detallado de las fortalezas que tiene Rusia como destino en el que invertir (haz clic en el enlace para mayor información), nos daremos cuenta de que las oportunidades que ofrece son realmente atractivas.

Rusia es uno de los países con mayores reservas y exportaciones de multitud de recursos naturales que son fundamentales para nuestro nivel de vida. Entre ellos podemos destacar el petróleo, gas natural, carbón, cobre, hierro, níquel, zinc, oro, platino, fosfato, e incluso uranio y sal.

En otras palabras, la rusa es una economía realmente preparada para una fuerte inflación.

Además, otra de las fortalezas de Rusia como destino inversor es su estabilidad macroeconómica. De los 5 países BRICS, Rusia es el que tiene unas cuentas públicas más saneadas, gracias a dos décadas de disciplina fiscal.

India

Si bien ya nadie duda de la importancia de China para la economía mundial, aún sigue habiendo muchos escépticos respecto al futuro rol de la India. No obstante, si prestamos atención, nos percataremos de que la India simplemente va unas 3 décadas por detrás de China.

La India sigue siendo un país con mucha pobreza. No obstante, esto significa mayor potencial a largo plazo. Y no hay duda de que el país lo está haciendo relativamente bien para conseguir que su economía y sociedad se desarrollen en el futuro.

Aparte de eso, debemos tener en cuenta que, a nivel demográfico, la India superará a China en población en tan solo unos años, con la ventaja añadida de que sus ciudadanos son, de media, mucho más jóvenes. Cosa que garantiza la presencia de futuros trabajadores y consumidores.

A nivel bursátil, el mercado indio no es ni mucho menos barato. Las expectativas de los inversores a largo plazo son muy altas. Pero realmente existen muchos motivos para ser optimistas sobre el futuro de la India. Para más detalles, echa un vistazo a este artículo:
Invertir en la India: ¿El país emergente más prometedor?

China

El país más poblado del mundo y la segunda economía más grande en términos de PIB nominal, la importancia de China en cualquier aspecto es indudable. Y en tan sólo unos años, cuando supere a Estados Unidos, ya podremos hablar de ella como la primera economía del planeta.

China cuenta con muchas empresas de primera categoría, con negocios solventes y alto crecimiento. Además, el país lleva mucho tiempo dando prioridad al desarrollo económico, con el objetivo de sacar a cientos de millones de personas de la pobreza.

Así pues, hay multitud de razones por las que querríamos tener parte de nuestro capital invertido en el gigante asiático. No obstante, es innegable que existen riesgos políticos, puesto que se trata de una jurisdicción en la que el capitalismo está supeditado a los intereses del gobierno.

Para un análisis más en detalle de tales riesgos y fortalezas, te recomiendo que eches un vistazo a este artículo:
Invertir en acciones de China – Oportunidades y riesgos

A pesar de todo, China es y será durante mucho tiempo el país más importante de los BRICS.

Sudáfrica

Incorporado al grupo en 2010, Sudáfrica podría ser considerado el miembro junior de los BRICS. Puesto que su población y economía son mucho más pequeños que las del resto de países.

Sin embargo, Sudáfrica representa mucho más que eso. Estamos hablando de una de las potencias económicas más importantes del continente africano. Y sabiendo que el rol de África ganará en relevancia durante las próximas décadas del siglo 21, Sudáfrica está en una muy buena posición para ejercer su influencia.

Con unos 60 millones de habitantes, y previsiones de crecimiento en el futuro, la economía de Sudáfrica es de un tamaño considerable. Y muy bien preparada para un escenario inflacionario, al contar con importantes reservas naturales.

Entre sus mayores exportaciones, podemos encontrar el platino (la producción mundial del cual depende totalmente de Sudáfrica), paladio, rodio, manganeso, hierro e incluso carbón.

Cómo invertir en los BRICS

Una vez ya hemos tomado la decisión de invertir en los BRICS, veamos cómo podemos llevarlo a cabo de forma efectiva:

Fondos ETF de BRICS

La manera más sencilla de invertir en los BRICS es buscando un fondo ETF que invierta exclusivamente en estos 5 países.

Ten en cuenta, sin embargo, que es muy probable que encuentres más fondos ETF que sigan a los BRIC, excluyendo a Sudáfrica, que a todos los BRICS. Esto se debe a que su mercado de capitales es más pequeño, y existen muchas menos empresas de elevada capitalización bursátil. Por lo que un fondo BRIC es más fácil de gestionar para los proveedores de estos fondos.

Un ejemplo sería el fondo iShares MSCI BRIC, que se dedica a replicar al índice bursátil MSCI BRIC.

A pesar de que ésta sea la forma más cómoda de invertir en los BRICS, también tiene una pequeña desventaja. Y es que, debido al tamaño de su economía y al alto número de grandes empresas con las que cuenta, China suele representar una proporción muy elevada de tales fondos.

En condiciones habituales, el peso que recibe China en los fondos ETF que siguen a los países BRICS/BRIC se sitúa entre el 60 y el 70%.

Si quieres una mayor ponderación de los otros 4 países, echa un vistazo al siguiente apartado.

Fondos ETF de cada uno de los países

Si quieres invertir en los BRICS, pero también decidir cuánto capital quieres poner en cada uno de ellos, puedes optar por comprar fondos ETF de cada uno de esos países de forma separada.

Por ejemplo, si quieres otorgar una ponderación del 20% a cada uno de estos 5 países, podrás hacerlo. Y, obviamente, si quieres una ponderación algo distinta, según la cual China siga siendo el país más importante, pero sin llegar a representar el 60-70% de tu capital en los BRICS, también podrás hacerlo.

Para conocer los índices bursátiles más importantes de cada uno de estos países, de tal forma que puedas elegir a los fondos ETF adecuados, echa un vistazo a esta sección:
Fondos y ETF

Nuestras acciones favoritas

La tercera forma que tenemos de invertir en los BRICS es la que nos da un mayor grado de flexibilidad: comprando acciones sueltas. Esto nos permitirá elegir exactamente dónde ponemos nuestro dinero. Puesto que podremos elegir las empresas nosotros mismos.

Así pues, quizás queramos centrarnos solamente en las empresas que más nos gusten de cada uno de estos países, sin tener que comprar el resto.

Se trata de una estrategia que requiere de más tiempo para analizar y seguir nuestras inversiones, pero eso es exactamente lo que buscan algunos inversores.

Conclusión

Espero que este artículo sobre la inversión en los países BRICS te haya resultado útil. Como siempre, mi objetivo no es darte ninguna recomendación, sino simplemente aportarte el máximo de información, para que aprendas y seas capaz de tomar las decisiones que mejor se ajustan a tu situación.

La decisión de invertir en los BRICS no debe ser vista como algo binario, de hacerlo o no hacerlo, sino analizando de qué forma estos países se ajustan a la totalidad de tu cartera, tu estrategia de inversión, y tus objetivos a corto y largo plazo.

Antes de concluir, te agradezco tu interés y te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Publicado en Economía Fondos y ETF

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.