Saltar al contenido →

La Biblia de los Índices Bursátiles (todo lo que necesitas saber)

Los índices bursátiles son uno de los elementos más famosos de los mercados financieros. Juegan un rol clave a la hora de gestionar nuestro dinero. Entender cómo funcionan los índices bursátiles te va a ayudar a tomar mejores decisiones de inversión.

En España tenemos al IBEX 35. En Alemania al DAX. En Estados Unidos al S&P 500 y al Nasdaq. En Argentina al Merval. Y en México al Mexbol. Obviamente, estos son solamente algunos de los índices más famosos en estos países.

Los índices bursátiles se usan frecuentemente por parte de la prensa para explicar qué ocurre en la bolsa. También sabemos que se usan para crear productos de inversión pasiva, como los fondos ETF (más información sobre los fondos ETF aquí). Y los índices incluso se usan por parte de los políticos para hacer referencia a las grandes empresas del país.

En este artículo te voy a explicar las cosas más importantes sobre los índices bursátiles y cómo funcionan. En esencia, todo lo que necesitas saber:

Contenido

  1. Qué son los índices bursátiles
  2. Creadores de índices bursátiles
  3. Con qué propósito se crean los índices bursátiles
  4. Usos de los índices bursátiles
    1. Construir productos de inversión pasiva
    2. Índice de referencia para fondos de inversión activos (benchmark)
    3. Para analizar el rendimiento histórico del mercado bursátil
  5. ¿Cómo se construyen los índices bursátiles?
    1. Criterios de elegibilidad
    2. Cómo se actualiza un índice bursátil
  6. ¿Cómo se ponderan las empresas dentro de un índice bursátil?
    1. Capitalización bursátil
    2. Capitalización bursátil ajustada por free float (el método más común)
    3. Precio
    4. Mismo peso
    5. Métodos alternativos
  7. Conclusión

1) Qué son los índices bursátiles

Un índice bursátil no es otra cosa que una cesta o un grupo de acciones. En su máxima simplicidad, un índice bursátil podría ser una cesta de dos acciones, el Banco Santander y el BBVA, con un peso del 50% cada una. Ese índice nos indicaría qué ocurre en la bolsa con esas dos empresas.

En realidad, los índices bursátiles son algo más complejos. Incluyen a más de dos empresas y el peso de cada una de ellas dentro del índice varía en función de varios criterios (como veremos más adelante).

Los índices bursátiles tienen como objetivo representar a una parte del mercado bursátil. Algunos ejemplos serían el mercado bursátil español (para lo que tendríamos al IBEX 35), el mercado bursátil de la zona euro (el Eurostoxx 50), el mercado bursátil de los países emergentes (el MSCI Emerging Markets), o cosas más específicas como las empresas tecnológicas alemanas (el TDAX).

El IBEX 35 está compuesto por 35 de las mayores empresas cotizadas en bolsa en España. Cuando la prensa nos dice si el IBEX 35 sube o baja, lo que en realidad nos está diciendo es si, en general, las empresas españolas suben o bajan. Como ves, el IBEX 35 representaría a la bolsa española.

De forma similar, el Eurostoxx 50 es un índice bursátil que representa a 50 de las mayores empresas de la zona euro, como Iberdrola, Allianz o LVMH. Para aquellos que quieren saber qué ocurre con las grandes empresas de la zona euro, ése sería su índice.

2) Creadores de índices bursátiles

Todos los índices bursátiles tienen a un creador o dueño. En otras palabras, los índices son propiedad de alguien. El dueño del índice es responsable de construir y actualizar el índice de forma regular (qué empresas forman parte del mismo), así como calcular y publicar sus rendimientos, junto con otras estadísticas que pueden ser de interés para la comunidad financiera.

La mayoría de índices son propiedad de empresas de datos financieros o bolsas. El primer grupo, el de las empresas de datos financieros, es el más común. Ahí tenemos a empresas como Standard & Poor’s, MSCI, Dow Jones, Footsie o Nikkei.

Algunos ejemplos de índices bursátiles que son propiedad de empresas de datos financieros serían el S&P 500 norteamericano, el MSCI World o el Nikkei 225 japonés.

En el segundo grupo encontramos a las bolsas. La mayoría de empresas propietarias de las plazas bursátiles, donde se lleva a cabo la compra y venta de acciones, también publica sus índices bursátiles.

El índice español IBEX 35 es propiedad de BME (Bolsas y Mercados Españoles), que es la empresa que opera todas las bolsas en España (Bolsa de Madrid, de Barcelona, de Bilbao, etc.). El índice alemán DAX es propiedad de Xetra, la empresa que opera las plazas bursátiles en Alemania (Frankfurt, Múnich, Dusseldorf, etc.).

3) Con qué propósito se crean los índices bursátiles

Como te puedes imaginar, los índices bursátiles se crean para ganar dinero. Aunque le pueda parecer contra intuitivo a mucha gente, los índices no se crean para que la prensa hable de ellos.

Crear y mantener un índice es costoso, ya que el nivel de regulación es muy elevado. Eso se hace para garantizar que los datos publicados sean siempre correctos. A fin de cuentas, el capital de los inversores y los salarios de los gestores dependen de los datos del índice.

Veamos qué usos tienen los índices en los mercados financieros para ver cómo los creadores de índices ganan dinero, y por qué es tan importante que los datos publicados sean siempre correctos:

4) Usos de los índices bursátiles

Veamos los tres principales usos de los índices bursátiles:

4.1) Construir productos de inversión pasiva

Los índices bursátiles se usan para construir productos de inversión pasiva. Estos productos nos permiten invertir replicando exactamente la estructura del índice. Los productos de inversión pasiva más famosos son los fondos ETF, los fondos indexados y los certificados de inversión.

Este tipo de inversiones se han hecho tremendamente populares a lo largo de las últimas décadas. Han puesto al alcance de millones de inversores alrededor del mundo la posibilidad de invertir en todo tipo de mercados y países, a costes muy bajos.

Los gestores de estos fondos pasivos se dedican a seguir de la forma más exacta posible la composición del índice. Como ves, que los datos publicados sean correctos es importante: de eso depende que el dinero se invierta de forma correcta.

4.2) Índice de referencia para fondos de inversión activos (benchmark)

Los fondos de inversión activos, aquellos que invierten con el objetivo de superar al mercado, también hacen uso de los índices bursátiles. El índice bursátil se usa como referencia para lo que el gestor del fondo considerado “su mercado”.

El mercado en cuestión viene marcado por la estrategia de inversión que el gestor del fondo ha prometido seguir. Y el índice de referencia elegido debe representar correctamente a ese mercado.

Por ejemplo, un fondo activo de inversión bursátil que invierta en empresas españolas podría elegir al IBEX 35 o al MSCI Spain como índices de referencia, lo que se conoce en inglés como benchmark. Pero no podría elegir al DAX alemán. Eso estaría reservado para aquellos gestores que invierten exclusivamente en acciones alemanas.

El índice de referencia, o benchmark, sirve para evaluar lo bien que lo ha hecho el gestor. A fin de cuentas, su objetivo es superar al índice. Si el índice ha caído un 20%, y el fondo de inversión tan solo ha caído un 10%, el gestor habría hecho un muy buen trabajo.

Asimismo, si el índice hubiera subido un 20%, pero el gestor tan solo hubiera conseguido un 10%, estaríamos hablando de un muy mal año para ese gestor. Repito, las comparaciones siempre deben hacerse respecto al índice de referencia elegido, y no respecto a otros índices, o en función de si ha habido ganancias o no.

Gráfico de Becker Friedman Institute

A menudo, las comisiones que recibe el gestor de un fondo activo van a depender del rendimiento conseguido respecto a su índice. Si el rendimiento es mejor, hay bonus. Si el rendimiento es peor, no hay bonus. A raíz de eso, resulta fundamental que los datos publicados para los índices sean correctos.

4.3) Para analizar el rendimiento histórico del mercado bursátil

Por último, los índices bursátiles también se utilizan para estudiar cómo se han comportado los distintos mercados bursátiles en el pasado. Ahí se miden cosas como el rendimiento histórico, la volatilidad (si el índice se mueve mucho, o es bastante estable), el tamaño de las grandes caídas, o la correlación del índice con otros índices y otros tipos de activos.

Una buena base de datos con índices que representen a los mercados bursátiles, de bonos, de commodities, oro y otros tipos de activos, sirve para construir la estrategia que servirá para montar carteras diversificadas.

En este sentido, los índices bursátiles se usan para explicar qué tipo de rendimiento y riesgo podríamos esperar de la inversión bursátil en el futuro.

5) ¿Cómo se construyen los índices bursátiles?

Los dos elementos más importantes para entender cómo se construye un índice son sus reglas de elegibilidad y cómo se hacen las actualizaciones del índice. Veámoslo en más detalle:

5.1) Criterios de elegibilidad

Los índices bursátiles definen qué criterios deben usarse para elegir a las empresas que van a formar parte del índice. Ahí se tienen en consideración cosas como el lugar de la sede social de la empresa, el tamaño de la misma, el número de transacciones diarias que se hacen de esa acción, su sector, si tiene beneficios, si ha habido escándalos contables, etc.

Por ejemplo, todos sabemos que Tesla es una empresa norteamericana y tiene una de las mayores capitalizaciones bursátiles. Sin embargo, no forma parte del índice S&P 500, compuesto por 500 de las mayores empresas de Estados Unidos.

¿Por qué? Pues porque uno de los criterios que S&P usa para elegir a las acciones del índice es si éstas han tenido beneficios durante un número de trimestres seguidos, y de qué forma se han conseguido esos beneficios. Y Tesla aún no ha cumplido esos criterios.

Como puedes ver, los criterios de elegibilidad son más importantes de lo que mucha gente piensa. A fin de cuentas, sirven para determinar si una empresa puede ser considerada para el índice o no.

5.2) Cómo se actualiza un índice bursátil

Otro aspecto fundamental es entender cómo se actualiza el índice. Aquí nos referimos a la frecuencia con la que se llevan a cabo las actualizaciones y cómo es el proceso de actualización.

Los índices bursátiles suelen actualizarse de forma trimestral, semestral o anual. Cuando eso ocurre, nuevas empresas pueden entrar en el índice, y otras pueden ser expulsadas. A raíz de eso, las empresas que forman un índice van cambiando con el paso del tiempo.

A pesar de que esos cambios puedan parecer poco importantes en el día a día, sí que nos indican de qué forma ha cambiado la economía y el mercado bursátil a lo largo de la historia. Por ejemplo, el Dow Jones Industrial Average, uno de los índices más antiguos que existen, empezó a calcularse en 1896. Y ninguna de las empresas iniciales sigue en el índice hoy en día.

Al mismo tiempo, cuando se hacen esas actualizaciones, debemos entender si se hacen meramente con criterios numéricos o también se tienen en cuenta aspectos cualitativos.

Hay índices que definen de forma muy clara qué empresas deben elegirse (exclusivamente mediante criterios técnicos y numéricos), y no tienen lugar para que nadie pueda intervenir en el proceso de actualización.

Por el contrario, hay índices que cuentan con un comité de expertos que decide cómo se debe actualizar el índice. Volviendo al Dow Jones Industrial Average, su objetivo es elegir a 30 empresas que representen a la economía norteamericana.

Debido a los cambios económicos que van sucediendo, su comité ha optado por incluir más empresas tecnológicas a lo largo de los últimos años. Eso se ha hecho en detrimento de bancos y empresas energéticas, dos sectores cuyo peso en la economía y el mercado bursátil ha disminuido.

6) ¿Cómo se ponderan las empresas dentro de un índice bursátil?

Otro aspecto fundamental es cómo se ponderan cada una de las empresas dentro del índice. A fin de cuentas, no todas las empresas son igual de importantes, de forma que lo más probable es que queramos usar una metodología que refleje aquello que queremos expresar con el índice.

Entender esto resulta clave. Para poner un ejemplo, el índice SMI (Swiss Market Index) está compuesto por 20 de las mayores empresas suizas. Pero no es un índice muy diversificado, ya que los tres grandes (Nestlé, Novartis y Roche) representan el 50% del índice.

Para que puedas comprender mejor las implicaciones de cada una de las metodologías usadas para ponderar empresas, usaremos estas cuatro acciones, y veremos cómo queda el índice en cada uno de los casos. Los datos que usamos para estas empresas son aproximados:

6.1) Capitalización bursátil

La capitalización bursátil es el valor de mercado de todas las acciones de una empresa. Es lo que se suele usar para describir cuánto vale una empresa. Y tiene sentido fijarnos en esta métrica para ponderar las empresas del índice.

En este caso, cuanto más vale una empresa, mayor es su peso en el índice. En el caso de nuestro índice ficticio, los pesos de cada una de las empresas serían los siguientes:

Como ves, este índice estaría fuertemente dominado por LVMH, ya que es la impresa con mayor capitalización bursátil.

A pesar de que este método tiene su lógica, no es el más óptimo, como veremos a continuación.

6.2) Capitalización bursátil ajustada por free float (el método más común)

La capitalización bursátil ajustada por free float es el método más usado para construir índices bursátiles. El free float es el número de acciones que está disponible en bolsa para los inversores. En otras palabras, no tiene en cuenta aquellas acciones que están en manos de insiders, como grandes accionistas y fundadores.

Un muy buen ejemplo es Inditex. A pesar de que Inditex tiene una capitalización bursátil muy elevada, un porcentaje muy significativo de las acciones están en manos de Amancio Ortega y su familia. Eso significa que esa parte de la empresa no está disponible para el resto de inversores.

El motivo por el que este método es el más popular es porque tiene en cuenta el tamaño de cada empresa, pero fijándose en la parte que realmente es “invertible”.

Las ponderaciones de nuestro índice ficticio con esta metodología serían las siguientes:

Como ves, el peso de Inditex y LVMH aquí se reduce de forma sustancial, en favor de las otras dos empresas, que tienen un porcentaje muy pequeño de acciones en manos de accionistas considerados insiders (sus acciones no están disponibles).

La mayoría de índices bursátiles más famosos están construidos con esta metodología: S&P 500, Nasdaq, IBEX 35, DAX, Footsie 100, CAC 40, etc.

Una de las grandes ventajas de los índices que se construyen usando la capitalización bursátil de las empresas, independientemente de si se ajustan por free float o no, es que no se ven afectados por stock splits.

6.3) Precio

Hay índices que tienen en cuenta el precio de cada una de las acciones. ¿Cómo funcionan los índices bursátiles que ponderan en base al precio? Pues de forma muy sencilla. Aquellas acciones con precios altos, tienen mayor peso. Las acciones que tienen precios bajos, tienen menos peso.

Como te puedes imaginar, es una forma muy aleatoria de ponderar las empresas, ya que ignora totalmente el tamaño de las mismas. A fin de cuentas, el precio de la acción no nos dice absolutamente nada acerca de la empresa. Hay empresas gigantes cuyas acciones tienen precios bajos (AT&T) y empresas más pequeñas con precios de acciones altos (Goldman Sachs).

Debido a eso, los índices que ponderan en base a precios son un peor indicador para hablar de lo que ocurre en la bolsa en general. Esta metodología fue la primera en desarrollarse, debido a su facilidad para llevar a cabo los cálculos.

A pesar de que te puedas imaginar que ya no se usa, eso no es ni mucho menos así. El Dow Jones Industrial Average norteamericano y el Nikkei 225 japonés se calculan en base a precios. En el caso de nuestro índice ficticio, nos quedaría así:

Como ves, el peso de LVMH y Allianz sería extremadamente alto en comparación con Inditex y Total, solamente porque sus acciones tienen precios más elevados. Si te fijas en las empresas y pesos del Dow Jones, serás capaz de ver cosas similares: algunas empresas ponderan mucho más que otras, independientemente de su tamaño.

Otro problema de este tipo de índices es que los pesos de las empresas se ven afectados por stock splits y contra-splits (cuando una empresa decide dividir una acción en varias acciones, o viceversa), lo que significa que una empresa puede unilateralmente alterar su peso en el índice.

Un ejemplo fue Apple cuando llevo a cabo un stock split en verano de 2020. Dio 4 acciones nuevas por cada una de las antiguas, con lo que el precio de cada una de las nuevas pasó a ser un 25% del de las antiguas. Al mismo tiempo, el peso de Apple dentro del Dow Jones se redujo en un 75%.

6.4) Mismo peso

También tenemos algunos índices que otorgan el mismo peso a todas las acciones, independientemente de su tamaño o sus características. Un ejemplo es el S&P 500 Equal Weight.

Estos índices suelen tener una mayor representación de empresas pequeñas respecto a empresas grandes. Esto se debe, simplemente, a que existen más empresas pequeñas que grandes. Son un buen indicador para saber qué ocurre en general con todas las acciones del mercado bursátil, sin que el movimiento de unas cuantas mega empresas oculte lo que está pasando con las pequeñas.

Si nuestro índice ficticio otorgara el mismo precio a todas las acciones, quedaría así:

6.5) Métodos alternativos

Por último, también pueden usarse métodos alternativos para ponderar acciones. Cómo funcionan los índices bursátiles con métodos alternativos es algo que depende casi exclusivamente del creador del índice.

Estos índices se suelen crear para seguir estrategias determinadas. Algunos ejemplos serían ponderar empresas en base a su PER, a su crecimiento o a su rentabilidad por dividendo. Pero también pueden tener criterios más complejos, observando varias métricas al mismo tiempo, u otorgando más o menos peso en función de características como el país de origen de la empresa.

Para que veas cómo funcionan estos índices bursátiles, construiremos un índice ficticio centrado en los dividendos. Ponderaremos a las empresas en función de su rentabilidad por dividendo. El resultado sería el siguiente:

Como ves, una metodología de este tipo sobrepondera aquellas empresas con rentabilidades por dividendo muy elevadas, en este caso Total y Allianz. Al mismo tiempo, LVMH, a pesar de ser la empresa con mayor capitalización del grupo, recibe una ponderación muy baja.

7) Conclusión

Como ves, el mundo de los índices bursátiles y cómo funcionan es algo muy importante de entender. Aunque pueda parecer algo complicado, lo importante tan solo es saber qué representan, cómo se construyen y qué metodología siguen.

Si tienes alguna pregunta o te gustaría añadir tu opinión, no dudes en hacerlo aquí abajo.

Y si te ha gustado el artículo, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Qué es Finanzas Claras

Por último, si te gustaría leer más cosas sobre las acciones y el mundo bursátil en general, echa un vistazo a la siguiente sección:
Acciones

Publicado en Acciones Aprende a invertir Invertir

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.