Saltar al contenido →

Impuestos en Singapur [2021] – Análisis completo

Singapur es uno de los países más prósperos del mundo, y una de las destinaciones más apetecibles para expatriados. En este artículo hacemos un análisis completo de los impuestos en Singapur. Como verás, el marco fiscal del país es muy atractivo.

Contenido

Introducción

Singapur es uno de los países más exitosos del mundo a nivel económico. En apenas unas décadas, ha pasado de ser un país muy pobre a liderar multitud de rankings sobre prosperidad, calidad de vida e innovación.

La clave de este éxito ha sido crear un marco jurídico y legal muy proclive para el desarrollo económico: atraer inversiones y talento, fomentar el ahorro y planificar a muy largo plazo.

Si bien los secretos de Singapur son tema para otro día, es importante ser conscientes de ello para entender por qué Singapur es tan atractivo a nivel fiscal. No es casualidad. Los impuestos en Singapur han estado minuciosamente planificados para construir el tipo de sociedad y país deseado.

Singapur tiene su propia divisa, el dólar de Singapur (SGD), que es una de las monedas más fuertes del mundo. A lo largo de este artículo usaré tanto los importes oficiales en dólares de Singapur, como en euros, a un tipo de cambio de 1 € = 1,60 SGD.

Coste de la vida

Singapur no es un país barato. Según DatosMundial.com, el coste de la vida en Singapur es un 39,7% superior al de España. Sin embargo, los salarios brutos en Singapur son, de media, un 96,1% más altos. Y, debido a que la carga impositiva es significativamente inferior, los salarios netos son muy superiores.

Esto significa que el nivel de vida que puede ofrecernos Singapur es sustancialmente mejor que el que puede ofrecernos España o la mayoría de países europeos.

imagen de singapur

Al mismo tiempo, Singapur ofrece multitud de servicios públicos a su población. Por lo que esos menores impuestos no se deben a una falta de servicios, sino a una mayor eficiencia del gasto y a su estructura económica como país.

Impuestos sobre las rentas del trabajo

Al igual que en la mayoría de países desarrollados, las rentas del trabajo son gravadas con pagos a la seguridad social y un impuesto sobre la renta.

Seguridad Social

La Seguridad Social en Singapur está regida por el Central Provident Fund Board (CPFB). El CPFB es un plan de ahorros y pensiones para los ciudadanos y residentes de Singapur. Se encarga de gestionar las necesidades de financiación del país en las materias de jubilaciones, sanidad y viviendas.

Un aspecto muy importante del CPFB es que la mayor parte del dinero que se contribuye es ahorrado y puede ser invertido. Es decir, lo que pagamos en concepto de Seguridad Social no va destinado a pagar las pensiones actuales, sino que sirve para capitalizar nuestra propia pensión del futuro. Y las posibilidades de inversión son múltiples, incluyendo depósitos, acciones, bonos, fondos ETF e incluso oro.

Además, el dinero que tenemos ahorrado en el CPFB también puede ser usado para pagar la entrada de una vivienda. Y, si nos vamos de Singapur, podemos llevarnos nuestros ahorros. Con lo que no es dinero que esté fuera de nuestro alcance hasta que nos jubilemos.

Las contribuciones a la Seguridad Social de Singapur se pagan tanto por parte del trabajador como de la empresa. Hay que decir que los dos primeros años que vivimos en Singapur, nuestros pagos al CPFB serán más bajos. A partir del tercer año, vamos a pagar lo mismo que los nacionales del país.

La base máxima sobre la que pagaremos Seguridad Social es de 72.000 SGD (45.000€). Aunque si recibimos un bonus al final del año, esta base máxima puede aumentar a 102.000 SGD (63.750€).

La siguiente tabla muestra los tipos impositivos para la Seguridad Social en Singapur, así como los importes máximos que se pueden pagar:

tipos seguridad social singapur
Datos de KPMG

Cabe decir que los tipos indicados en esta tabla son válidos para aquellos trabajadores de 55 años o menos. Los tipos son menores para aquellos de más de 55, 60 o 65 años. Por ejemplo, el tramo del trabajador (para tercer año y posteriores) se reduce del 20% al 13%, 7,5% y 5%, respectivamente.

Impuesto sobre la renta (IRPF)

El impuesto sobre la renta de Singapur, equivalente al IRPF, es progresivo y tiene los siguientes tramos:

  • 0 a 20.000 SGD (0 a 12.500€): 0%
  • 20.000 a 30.000 SGD (12.500 a 18.750€): 2%
  • 30.000 a 40.000 SGD (18.750 a 25.000€): 3,5%
  • 40.000 a 80.000 SGD (25.000 a 50.000€): 7%
  • 80.000 a 120.000 SGD (50.000 a 75.000€): 11,5%
  • 120.000 a 160.000 SGD (75.000 a 100.000€): 15%
  • 160.000 a 200.000 SGD (100.000 a 125.000€): 17%
  • 200.000 a 320.000 SGD (125.000 a 200.000€): 18%
  • Por encima de 320.000 SGD (200.000€): 22%

Además, debemos mencionar que los primeros 12.550 SGD (7.850€) de renta están exentos, independientemente de lo que nos tocara pagar según el impuesto sobre la renta.

Como puedes ver, los tramos del impuesto sobre la renta en Singapur son significativamente más atractivos de los que se pueden encontrar en la mayoría de países desarrollados.

Salario neto en Singapur: tributación total y real

La mejor forma de analizar todos los impuestos directos en Singapur es fijarnos en el porcentaje que recibe el trabajador sobre el coste total de la empresa por emplearle. Es decir, después de deducir todos los pagos a la Seguridad Social y el impuesto de la renta.

En la siguiente tabla veremos los niveles de tributación total y real, en función del salario que tengamos en Singapur. Los cálculos se han hecho para una persona que lleva 3 o más años viviendo en Singapur, que tiene 55 años o menos y que recibe bonus.

Recuerda que pagaríamos menos impuestos en nuestros dos primeros años en el país, si fuéramos mayores de 55 o si recibiéramos toda la compensación como salario regular:

salarios netos singapur tras impuestos
Puedes calcular salarios netos en Singapur con neuvoo

¿Cuál es la diferencia entre la tributación total y la real? La tributación total incluye todos los pagos que se han hecho a la Seguridad Social, por lo que asume que el trabajador tan solo recibe su salario neto.

Sin embargo, recuerda que los pagos de la Seguridad Social, que se hacen al CPFB de Singapur, son en su mayoría ahorros que van a nombre del contribuyente. O sea, que es similar a un plan de pensiones. Con la ventaja adicional de que puede usarse para la compra de una vivienda, o retirado en caso de que abandonemos el país en el futuro. Por lo que realmente no son impuestos.

De ahí que, si tenemos en cuenta que los pagos al CPFB son simplemente ahorros que nos obligan a hacer, veremos que el porcentaje de tributación real es mucho menor. Especialmente para aquellos con rentas bajas y medias, cuyos impuestos son realmente insignificantes.

Otra forma de ver estos datos es invertirlos. Es decir, qué porcentaje recibe el trabajador del dinero que ha pagado la empresa. Cuántos céntimos le llegan por cada dólar:

fiscalidad salarios singapur

Como ves, la estructura fiscal de Singapur tiene dos características fundamentales. En primer lugar, los impuestos sobre la renta en Singapur son muy bajos. El porcentaje que va para el gobierno es insignificante para clases bajas y medias. Incluso para las rentas altas, el nivel de tributación sigue siendo muy atractivo.

En segundo lugar, todos los trabajadores se ven forzados a ahorrar un porcentaje muy sustancial de sus ingresos. Eso hace que la mayor parte de la población pueda capitalizarse a largo plazo. Las clases bajas y medias ahorran principalmente gracias a las contribuciones a la Seguridad Social. Las clases altas, como en todos los países, son las que tienen una tasa de ahorro más elevada de todas formas.

Impuestos sobre las rentas del ahorro y el capital

La otra forma que tenemos de ganar dinero es mediante las rentas del ahorro y del capital, y éstas tienen un tratamiento muy atractivo en Singapur. Como verás, el país asiático no es solamente un sitio ideal para ganar dinero, sino también para tenerlo:

Dividendos e intereses

En casi todos los casos, los residentes en Singapur no pagan impuestos sobre los dividendos recibidos. Esto es válido tanto si se trata de una empresa domiciliada en Singapur, como para empresas extranjeras que cotizan en bolsa. Esto aplica también para los fondos de inversión, incluyendo los fondos inmobiliarios (REITs).

Respecto a los intereses derivados de depósitos bancarios o bonos, estos ingresos también están exentos de impuestos.

Plusvalías (ganancias de capital)

Las plusvalías que consigamos con nuestras inversiones también están exentas de impuestos. Da igual de dónde provengan. Activos financieros, acciones, oro o inmuebles.

El único caso en el que pagaríamos impuestos sobre nuestras ganancias del capital en Singapur es si, de forma regular, la mayor parte de nuestra renta proviene de la compra-venta de inmuebles en el propio país. En ese caso el gobierno considera que no somos meros inversores, sino que estamos llevando a cabo una actividad empresarial.

Alquileres (rentas inmobiliarias)

Las únicas rentas del capital que sí están sujetas a impuestos en Singapur son las que provienen de alquilar inmuebles. En este caso, el gobierno de Singapur nos hará tributar por nuestros ingresos netos.

Los ingresos netos pueden ser calculados como el alquiler menos todos los gastos deducibles (seguros, reparaciones, intereses sobre la hipoteca si existe, tasas, etc.) o simplemente tomando el 85% de todos los ingresos. El gobierno de Singapur nos permite elegir la opción que más nos convenga.

Los ingresos netos están sujetos a los mismos tipos impositivos de la renta que los ingresos del trabajo. Recordemos cuáles son los tipos aplicables:

  • 0 a 20.000 SGD (0 a 12.500€): 0%
  • 20.000 a 30.000 SGD (12.500 a 18.750€): 2%
  • 30.000 a 40.000 SGD (18.750 a 25.000€): 3,5%
  • 40.000 a 80.000 SGD (25.000 a 50.000€): 7%
  • 80.000 a 120.000 SGD (50.000 a 75.000€): 11,5%
  • 120.000 a 160.000 SGD (75.000 a 100.000€): 15%
  • 160.000 a 200.000 SGD (100.000 a 125.000€): 17%
  • 200.000 a 320.000 SGD (125.000 a 200.000€): 18%
  • Por encima de 320.000 SGD (200.000€): 22%

Los ingresos provenientes de alquileres no están sujetos al pago de contribuciones a la Seguridad Social (CPFB).

IVA

El IVA en Singapur, conocido como Goods and Services Tax (GST), es aplicable a casi todos los productos y servicios. El GST es del 7% del importe de la transacción, un porcentaje significativamente inferior al del resto de países desarrollados, y equiparable al de Suiza (7,7%).

Los inmuebles, los servicios financieros y las exportaciones están exentas de IVA en Singapur.

Compra de una vivienda

Si hay algo en lo que Singapur sí que pone impuestos considerables es en la compra de una vivienda. Esto tiene como objetivo desincentivar que grandes fortunas puedan acaparar una cantidad sustancial de inmuebles. A fin de cuentas, Singapur es un país pequeño y único en el mundo.

Además, la cantidad de impuestos que se pagan en Singapur por la compra de un inmueble depende de la residencia y la nacionalidad del comprador. Todos los compradores pagan el BSD (Buyer’s Stamp Duty), mientras que algunos pagan el ABSD (Additional Buyer’s Stamp Duty). La siguiente tabla muestra el impuesto total que se paga, en función del importe del inmueble:

impuestos compra inmueble singapur
Datos de Inland Revenue Authority of Singapur

Para analizar el tipo medio final, veamos qué porcentaje de impuestos pagaríamos en función del importe del inmueble y el estatus del comprador:

stamp duty singapur

Como ves, en función del precio del inmueble, un ciudadano con la nacionalidad de Singapur pagará entre el 1 y el 4% en impuestos, un residente no nacional entre el 6 y el 9%, y un extranjero no residente en el país entre el 21 y el 24%.

Por último, cabe mencionar que los impuestos son superiores para nacionales de Singapur y residentes en el país, si desean adquirir viviendas adicionales. El tipo máximo para este tipo de compras llega al 19%.

Impuesto de Sociedades

El impuesto de Sociedades en Singapur se paga sobre los beneficios empresariales y es del 17%. Este tipo es muy atractivo en comparación con el de otros países, haciendo que el país asiático sea competitivo para atraer inversiones. Además, recuerda que los dividendos no tributan, por lo que no hay doble imposición.

Al mismo tiempo, el tipo impositivo real para empresas pequeñas es inferior al 17%. Esto se debe a que el 75% de los primeros 10.000 dólares de beneficio están exentos de tributación, y el 50% de los siguientes 190.000 también. Y, de lo que tocara pagar, el 25% no hay que pagarlo, hasta un máximo de 15.000 dólares de rebaja.

Por último, las start ups tienen condiciones especiales. En este caso, los primeros 100.000 dólares de beneficios tienen una exención del 75%, y los siguientes 100.000 del 50%. Y recuerda que, de lo que tocara pagar, el 25% no hay que pagarlo, hasta un máximo de 15.000 dólares de rebaja. Para entender mejor el tipo efectivo del impuesto de sociedades para empresas pequeñas en Singapur, veamos qué porcentaje pagaríamos en función del nivel de beneficios empresariales:

impuesto de sociedades singapur

Y, como empresarios, después podríamos sacar esos beneficios en forma de dividendos sin tener que pagar impuestos adicionales. Como ves, el marco fiscal de Singapur también promueve la actividad de pequeñas empresas y el emprendimiento.

Situación de las finanzas públicas de Singapur

Antes de concluir el artículo, hay que echarle un vistazo al estado de las finanzas públicas. Lo útil en este caso es analizar el nivel de deuda pública y su evolución. Sin embargo, en el caso de Singapur, estos datos son irrelevantes.

Según los datos de CIA World Factbook, el nivel de deuda pública de Singapur cerró el año 2017 en el 111% del PIB. Este nivel puede resultar elevado, pero hay que entender para qué se ha emitido esta deuda.

Lo cierto es que el gobierno de Singapur no tiene ningún tipo de deuda neta. Los activos del país son significativamente superiores a la deuda. Y toda la deuda emitida tiene como objetivo hacer posible que inversores locales e internacionales puedan llevar a cabo inversiones denominadas en dólares de Singapur libres de riesgo. De hecho, el gobierno no tiene permiso para financiar gasto público con deuda.

skyline singapur

Hasta 2019, todo el dinero se destinaba a llevar a cabo inversiones financieras, principalmente en el mercado de renta fija. Desde ese año, el gobierno del país contempla la posibilidad de invertir en el desarrollo de infraestructuras con ese dinero.

Conclusión

Singapur es uno de los países desarrollados con un marco fiscal más atractivo. Este pequeño país asiático sabe hacia dónde quiere ir y qué tipo de actividades quiere promover. Por este motivo, Singapur es un sitio ideal para trabajar duro, emprender, ganar dinero, ahorrar e invertir.

Si te estás planteando mudarte allí, probablemente no vayas a arrepentirte. Además, recuerda que Singapur cuenta con uno de los aeropuertos internacionales más importantes de la región, con lo que estarás bien conectado.

Si te ha gustado este análisis, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres echar un vistazo a la estructura fiscal de otro país interesante, te recomiendo el siguiente enlace:
Impuestos en Suiza [2021]

Publicado en Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.