Saltar al contenido →

Impuestos en Qatar – Un paraíso fiscal de verdad

Qatar es uno de los países más pequeños, ricos, influyentes y polémicos del mundo. Situado en el golfo pérsico, Qatar es un paraíso fiscal de verdad, cuyos impuestos analizamos en este artículo.

Contenido

Introducción

Con una población de poco menos de 3 millones de habitantes, la mayoría de ellos viviendo en la capital Doha, Qatar es uno de los países más pequeños del mundo. No obstante, su estatus en la escena internacional es considerable.

Gracias a sus reservas de combustibles fósiles, Qatar es hoy en día uno de los países más ricos del planeta, con un PIB per cápita de unos 60.000 dólares anuales. También se trata de una de las regiones con mayor crecimiento.

A las ingentes cantidades de dinero resultantes de las exportaciones de petróleo y gas natural, se unen la ambición de sus gobernantes y un régimen fiscal de los más atractivos del mundo. De hecho, Qatar puede considerarse uno de los pocos paraísos fiscales de verdad.

Gracias a todo ello, el país arábico es capaz de atraer a empresas internacionales y profesionales de muchos países distintos. Y se trata de una de las destinaciones más lucrativas para los expats de todo el mundo.

En cuanto a la divisa, Qatar cuenta con el riyal catarí (QAR). Al igual que el resto de divisas nacionales de países del golfo pérsico, el riyal catarí tiene un tipo de cambio fijo con el dólar norteamericano. El tipo de cambio oficial es 3,64 QAR = 1 USD. Y, desde el año 2001, este tipo de cambio forma parte de la ley de Qatar.

A continuación, analizamos los impuestos más importantes en Qatar. Como podremos ver, son pocos y muy bajos.

Impuestos sobre las rentas del trabajo

Empecemos nuestro análisis sobre los impuestos en Qatar fijándonos en cómo se gravan las rentas del trabajo.

Seguridad Social

Para la mayoría de trabajadores en Qatar, no existen las contribuciones a la Seguridad Social. Estamos hablando, obviamente, de todos los trabajadores no nacionales. Esto significa que el único coste de emplear a alguien para la empresa es el salario del trabajador.

Esta es una de las razones que permite a las empresas afincadas en Qatar pagar salarios mucho más elevados de los que podríamos encontrar en otros países desarrollados.

A pesar de que ni el trabajador ni la empresa deban hacer contribuciones sociales, es muy común que las empresas contribuyan a un fondo de pensiones privado para sus empleados.

De la misma forma, a pesar de que todos los residentes en el país, independientemente de si son nacionales o no, tienen acceso a la sanidad pública, también es muy común que los expats reciban cobertura médica privada por parte de su empresa.

La excepción son los trabajadores de nacionalidad catarí, para los cuales la empresa sí debe hacer contribuciones a la seguridad social. Éstas son equivalentes al 10% del salario del trabajador. El trabajador catarí, por su parte, no debe hacer ningún pago.

Pero cabe destacar que el porcentaje de nacionales cataríes dentro de la población de Qatar es de solamente el 10%. Y ese porcentaje no hace más que reducirse con el crecimiento demográfico que experimenta el país gracias a la inmigración.

Impuesto sobre la renta (IRPF)

En Qatar no existe el impuesto de la renta. En otras palabras, los impuestos que vas a pagar sobre tu renta son del 0%. Por lo que tu salario neto será igual de alto que tu salario bruto. El gobierno no te va a quitar absolutamente nada.

Así pues, debido a que Qatar no tiene ni seguridad social, ni impuesto sobre la renta, todo lo que te paga la empresa es para ti.

Tal escenario contrasta fuertemente con los países occidentales, en los cuales, debido a las elevadas contribuciones sociales y los impuestos, incluso las rentas bajas ven cómo su tributación real se acerca al 40%. Y, para las rentas más altas, se puede situar fácilmente en un 60-70%.

Impuesto sobre las rentas del capital

En cuanto a las rentas que provienen de nuestros ahorros e inversiones, lo que se conoce popularmente como las rentas del capital, reciben distinto tratamiento en función de su naturaleza.

Los dividendos que recibimos de nuestras inversiones empresariales y bursátiles están exentos del pago de impuestos.

De la misma forma, las ganancias del capital, independientemente de si su procedencia es de inversiones inmobiliarias, financieras o en metales preciosos, también están exentas de impuestos.

En cuanto a los intereses, éstos están exentos si provienen de cuentas bancarias, bonos del estado u otras formas de deuda aprobadas por el gobierno. Los intereses procedentes de otros tipos de inversiones financieras están gravados con un impuesto del 5%.

Por último, las rentas inmobiliarias, provenientes de los alquileres, están sujetas a un tipo impositivo del 10%. Cabe destacar que solamente las rentas netas son gravadas, por lo que los propietarios pueden deducirse todos los costes asociados a la posesión del inmueble, incluyendo los intereses hipotecarios si los hubiera.

IVA

En Qatar el tipo impositivo del IVA es del 0%, siendo uno de los pocos países del mundo que no grava el consumo de bienes y servicios.

A diferencia del país vecino, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar todavía se resiste a introducir un impuesto sobre el valor añadido.

Impuestos inmobiliarios

En Qatar no existe ningún tipo de impuesto inmobiliario.

Esto significa que la compra o venta de un inmueble no conlleva el pago de ningún impuesto. Y, de la misma forma, la posesión de un inmueble tampoco está sujeta a impuestos. Por lo que no existe ningún equivalente al IBI español.

Impuesto de Sociedades

Las empresas que operan en Qatar deben pagar impuestos por los beneficios obtenidos. Es decir, en Qatar sí que existe el impuesto de sociedades.

El impuesto de sociedades en Qatar es del 10% para la mayoría de actividades económicas. Por lo que es significativamente más bajo que en la mayoría de países del mundo. Para ponerlo en perspectiva, Irlanda, uno de los países de Europa con mejor fiscalidad para las empresas, tiene un tipo de sociedades del 12,5%.

No obstante, debemos mencionar que existe una excepción para aquellas empresas que se dedican a extraer y exportar petróleo y gas natural. Para estas actividades, el impuesto sobre la renta efectivo es del 35%. Y se trata de la fuente de ingresos más importante para las arcas públicas del país.

Impuesto de sucesiones y donaciones

El impuesto de sucesiones y donaciones no existe en Qatar. Por lo que todas las herencias y donaciones en vida están exentas de impuestos.

Conclusión

Qatar seguramente no sea el país ideal para todo el mundo. Sin embargo, no hay dudas de que puede ofrecer mucho a nivel económico. No solamente por su muy favorable régimen fiscal, sino porque es un país que cuenta con los recursos financieros necesarios para crecer en las próximas décadas.

A raíz de ello, puede ser un destino interesante para muchos expats que busquen remuneraciones salariales elevadas, sin tener que entregar gran parte de su esfuerzo al gobierno.

Si te ha gustado este análisis de los impuestos en Qatar, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres leer sobre otro sitio fiscalmente atractivo, te recomiendo el siguiente enlace:
Impuestos en Dubai (Emiratos Árabes Unidos)

Publicado en Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.