Saltar al contenido →

Impuestos en Finlandia [2021] – Análisis completo

Finlandia es uno de los países más prósperos de la Unión Europea. También tiene fama de tener un nivel de bienestar muy elevado. ¿Pero cuál es su fiscalidad? Aquí analizamos los impuestos más importantes en Finlandia.

Contenido

Introducción

Finlandia es uno de los sitios más ricos de Europa. Según el Fondo Monetario Internacional, el PIB per cápita finlandés es superior al de otros países como Alemania, Austria o Bélgica.

Al mismo tiempo, la tasa de paro en el país escandinavo es extremadamente baja. Y el nivel de bienestar es elogiado a menudo. Todo ello hace que Finlandia sea uno de los destinos predilectos para muchos expats.

No obstante, conocer la fiscalidad de un país es clave para entender si nos conviene ir a vivir, trabajar e invertir allí. Por lo que, a continuación, haremos un análisis detallado de los impuestos más importantes en Finlandia.

Finlandia es un país de la zona euro, por lo que utiliza la divisa común. De hecho, es el único país escandinavo dentro del bloque monetario. Todos los demás siguen conservando sus propias divisas.

A nivel de precios, el coste de la vida en Finlandia es un 30,5% superior al de España, según DatosMundial.com. No obstante, el salario medio bruto es un 60% más alto, haciendo que el nivel de vida sea mejor.

Impuestos sobre las rentas del trabajo

Como cabe esperar, las rentas del trabajo en Finlandia están sujetas tanto a pagos a la seguridad social, como a impuestos sobre la renta.

Seguridad Social

Los primeros pagos que hay que hacer a las autoridades fiscales son las contribuciones a la seguridad social de Finlandia. Y tanto la empresa como el trabajador están sujetos a las mismas.

En Finlandia, la empresa es la parte que más debe contribuir a la seguridad social. Los conceptos por los que se deberá pagar, junto con los porcentajes correspondientes, son los siguientes:

  • Sistema de pensiones: 16,95% (sin ningún límite, es decir, sobre la totalidad del salario bruto)
  • Seguro médico: 1,53% (sin ningún límite)
  • Seguro de accidentes laborales: 0,8% (sin ningún límite)
  • Seguro de vida común: 0,7% (sin ningún límite)
  • Seguro de desempleo: 0,5% sobre los primeros 2.169.000€, y 1,9% por el importe por encima de esa cantidad. Por los trabajadores de 65 años o más no se debe pagar seguro de desempleo.

Si sumamos todos esos porcentajes, nos daremos cuenta de que la empresa debe pagar el equivalente al 20,48% de todo el salario bruto del trabajador a la seguridad social. En caso de que el salario superase los 2.169.000€, ese porcentaje aumentaría hasta el 21,88%.

En cuanto a los trabajadores, éstos deben hacer los siguientes pagos a la seguridad social de Finlandia:

  • Sistema de pensiones: 7,15% para trabajadores con edades entre 17-52 y 63-67 años, o 8,65% para trabajadores entre 53-62 años (sin ningún límite)
  • Seguro por bajas médicas: 2,04% (sin ningún límite, para trabajadores con salarios brutos de 14.766€ o más), o 0,68% (para aquellos con salarios inferiores a ese importe)

Así pues, el trabajador deberá pagar entre un 7,83 y un 10,69% de su salario bruto a la seguridad social. El porcentaje más común es del 9,19%.

Si tenemos en cuenta cuánto pagan tanto trabajadores como empresas, nos encontraremos que las contribuciones a la seguridad social se sitúan entre el 27,81 y el 32,57%, sobre la totalidad del salario bruto. El porcentaje conjunto más habitual es del 29,67%.

Impuesto sobre la renta (IRPF)

Los trabajadores en Finlandia deben pagar impuestos sobre la renta. Aquí nos encontramos con tres categorías distintas: impuestos estatales (se pagan en todo el país), impuestos locales e impuestos a la iglesia.

Los impuestos estatales, fijados por el gobierno central, son progresivos, por lo que el porcentaje aumenta a medida que el salario bruto del trabajador es más elevado. Hay un total de 5 tramos distintos:

  • Menos de 18.600€: 0%
  • De 18.600 a 27.900€: 6%
  • De 27.900 a 45.900€: 17,25%
  • De 45.900 a 80.500€: 21,25%
  • Más de 80.500€: 31,25%

Respecto a los impuestos locales, que vienen fijados directamente por el municipio en el que vivimos, se trata de un tramo único fijo, aplicable a la totalidad del salario bruto. Y se suele situar entre el 18-19%.

Por último, a no ser que proactivamente queramos dejar de pagar el impuesto a la iglesia, deberemos pagar entre el 1-2% de nuestro salario bruto para esos fines.

Recordemos que tanto los impuestos locales como el impuesto a la iglesia se pagan al mismo tiempo que los impuestos estatales. Por lo que la carga total, sin tener en cuenta la seguridad social, puede llegar a situarse en el 50%.

Asimismo, el importe que tocaría pagar en impuestos sobre la renta se puede ver reducido si nos acogemos a las deducciones disponibles, algunas de las cuales aplican a todo el mundo, y otras son opcionales y dependen de nuestras circunstancias. Los importes son anuales:

  • Gastos generales del hogar: 2.250€
  • Gastos de desplazamiento: 7.000€
  • Otros gastos asociados al trabajo: sin límite (similar a una empresa). El límite para una segunda vivienda cercana al lugar de empleo es de 450€ mensuales.

Todas estas deducciones hacen que la factura final se pueda ver reducida, especialmente para las rentas más bajas.

Fiscalidad total para rentas del trabajo

De forma que podamos analizar cuál es el nivel de fiscalidad total que deben soportar las rentas del trabajo en Finlandia, veremos qué porcentaje recibe el trabajador, del dinero que gasta la empresa por emplearle.

Así pues, tendremos en cuenta la seguridad social a cargo de la empresa, la seguridad social a cargo del trabajador, el impuesto sobre la renta estatal, el impuesto sobre la renta municipal y el impuesto a la iglesia. Esos 5 conceptos representarían la carga fiscal total. El resto será para el trabajador.

Para ello nos fijaremos en un trabajador soltero y sin hijos, de 40 años, y que no usa ninguna de las deducciones opcionales. Veamos qué porcentaje recibiría, en función de su salario bruto:

Como podemos apreciar, la carga fiscal que soportan las rentas del trabajo en Finlandia es tremendamente elevada. Muy similar a la que encontramos en Francia.

Las rentas más bajas ven cómo casi el 50% del dinero que paga la empresa acaba en las arcas del estado. Aquellos con rentas medias ven ese porcentaje aumentar hasta el 55-60%. Mientras que las rentas más altas están sujetas a tipos absolutos cercanos al 70%.

Sí que es cierto que el estado del bienestar en Finlandia es muy generoso. Pero, como queda claro al analizar estos datos, eso tiene un coste muy importante para los contribuyentes del país.

Impuestos sobre las rentas del capital y del ahorro

La otra forma que tenemos de conseguir rentas es mediante nuestros ahorros e inversiones, por las cuales también tendremos que pagar impuestos en Finlandia. Los mismos van a depender de la naturaleza de esas rentas:

Intereses

Los intereses bancarios o procedentes de inversiones en renta fija, los cuales son prácticamente inexistentes en la actualidad, se gravan al 30% para los primeros 30.000€ de rentas del capital. El importe que supere a esa cifra se gravará al 34%.

Dividendos

Los dividendos que recibamos de nuestras acciones tienen un tratamiento fiscal algo más favorable. El 15% de los dividendos recibidos estará totalmente exento de impuestos. El 85% restante deberá tributar, a un tipo del 30% para importes de hasta 30.000€ anuales, y del 34% para importes superiores.

Rentas inmobiliarias (alquileres)

Los ingresos que consigamos con nuestras rentas inmobiliarias nos permitirán deducirnos todos los gastos asociados a la posesión de esos inmuebles. Esas rentas netas estarán sujetas a los mismos porcentajes que los intereses y los dividendos, del 30 y el 34%, en función de la cuantía.

Plusvalías

Por último, las ganancias del capital procedentes de nuestras inversiones financieras o inmobiliarias también deberán pagar impuestos a tipos del 30 y el 34%. La excepción es si vendemos nuestra vivienda habitual, en la que habíamos vivido por un mínimo de 2 años. En tal caso, esas plusvalías estarían exentas del pago de impuestos.

Impuesto de Sociedades

Hasta ahora hemos visto que los trabajadores e inversores en Finlandia deben pagar impuestos que pueden considerarse muy elevados. No obstante, las corporaciones reciben un tratamiento bastante más favorable.

El impuesto de sociedades en Finlandia es del 20%. Este porcentaje grava los beneficios empresariales, independientemente del tamaño de la empresa o el sector en el que ésta esté activa.

Eso hace de Finlandia un sitio relativamente atractivo para las empresas, especialmente si lo comparamos con los principales países de la Unión Europea.

IVA

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) grava el consumo de bienes y servicios en el país. En Finlandia el mismo tiene 4 tramos distintos, que dependen de lo que se esté consumiendo:

El tipo general del IVA en Finlandia es del 24%, y aplica a todos los productos y servicios que no están explícitamente sujetos a uno de los tipos reducidos. Este tipo existe desde el año 2013, cuando fue incrementado desde el 23% anterior.

El primero tipo reducido es del 14%, y se utiliza para la mayoría de productos alimenticios, bebidas, así como restaurantes y bares.

El segundo tipo reducido es del 10% y se aplica a un amplio rango de bienes y servicios. Aquí nos encontramos los hoteles, la prensa, libros, incluyendo los electrónicos, productos farmacéuticos, transporte dentro del país, entretenimiento, y eventos culturales y deportivos.

En última instancia, ciertas cosas están sujetas a un tipo exento del 0%, como el transporte internacional, el arte o el oro para inversión.

Impuestos sobre la compra de una vivienda

La compra de un inmueble, independientemente de si se trata de un piso, una casa o con fines comerciales, está sujeta al pago de impuestos.

Este impuesto es muy similar al impuesto de transmisiones patrimoniales que existe en España.

En Finlandia, la compra de un inmueble está sujeta al pago de un impuesto fijo del 4% del importe de la transacción.

Una vez somos los propietarios, cabe destacar que Finlandia no tiene ningún impuesto sobre el patrimonio.

Situación de las finanzas públicas finlandesas

Antes de terminar nuestro análisis sobre los impuestos en Finlandia, creo que es necesario echar un vistazo al estado de sus finanzas públicas. Esto nos dará pistas sobre si los presupuestos del país son sostenibles o no.

En caso de que no lo fueran, cabría esperar subidas de impuestos o recortes en el gasto en algún momento futuro. Para ello echaremos un vistazo al nivel de deuda pública, que nos indicará cuál es la carga en la actualidad, y qué evolución ha tenido a lo largo de las últimas décadas.

El siguiente gráfico nos muestra el endeudamiento público de Finlandia, como porcentaje del PIB del país, desde 1995:

Datos de Eurostat

Como podemos ver, el endeudamiento público de Finlandia es bastante moderado y está bajo control. Desde la década de los 90, no hemos visto un aumento significativo de la deuda, como sí lo hemos visto en muchos otros países.

De hecho, Finlandia suele ser uno de los países de la zona euro considerados más seguros a la hora de pedir dinero prestado. Y el país escandinavo solía ser uno de los que más urgía a los países del sur de Europa a llevar a cabo reformas económicas y presupuestarias.

Esto nos indica que Finlandia cuenta con equilibrio presupuestario, por lo que nada nos indica que se deberán llevar a cabo subidas de impuestos en los próximos años.

Conclusión

Finlandia es un país interesante, puesto que el nivel de vida es elevado y los salarios son altos. No obstante, si estamos considerando mudarnos allí, debemos tener en cuenta que también hay un estado del bienestar muy grande. Y esto tiene un coste muy significativo.

Eso hace que los impuestos, especialmente para los trabajadores, sean muy altos. Independientemente de cuánto dinero ganemos, deberemos entregar un porcentaje muy grande al gobierno.

Como contraste, el país no se ceba con las empresas, consciente de que éstas son necesarias para que haya puestos de trabajo de calidad, de los que sí se puedan conseguir ingresos fiscales.

Si este análisis sobre los impuestos en Finlandia te ha resultado útil, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres leer sobre los impuestos en otros países del mundo, echa un vistazo al siguiente enlace:
Impuestos

Publicado en Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.