Saltar al contenido →

Impuestos en Estados Unidos – ¿Se paga mucho o poco?

Estados Unidos tiene fama de país con pocos impuestos. ¿Pero es eso verdad? En este artículo intentamos responder a esta pregunta. Para ello haremos un análisis detallado de los impuestos más importantes en Estados Unidos, tanto para ciudadanos como para empresas.

Contenido

Introducción

Los impuestos son uno de los temas más complejos a la hora de analizar la economía de un país. Multitud de jurisdicciones, figuras impositivas, tramos, excepciones, bonificaciones, etc. Por este motivo resulta tan complicado entender cómo funcionan los impuestos en un país, especialmente si hablamos de uno del tamaño de Estados Unidos.

Pero no desesperes. Con este artículo trato de analizar y explicar los impuestos más importantes. Todo con el objetivo de ser capaces de responder a la siguiente pregunta: ¿Se pagan pocos o muchos impuestos en Estados Unidos?

Lo cierto es que Estados Unidos, al igual que la mayoría de países occidentales, puede considerarse un país con elevada fiscalidad. Y a continuación verás por qué.

Sin embargo, Estados Unidos está compuesto por 50 estados federados. Y las competencias fiscales de éstos son sustanciales. Esto significa que hay impuestos federales (aplicables a todo el país), estatales y, en algunos casos, municipales. Por este motivo hay diferencias muy sustanciales entre los impuestos que se pagan en cada uno de esos 50 estados.

De forma que podamos realmente entender qué aspecto tienen los impuestos en los distintos estados de Estados Unidos, en algunas secciones nos fijaremos en 4 de los más importantes: Nueva York, Florida, California y Texas.

Impuestos sobre las rentas del trabajo

Como en la mayoría de países desarrollados, las rentas del trabajo se gravan con dos tipos de impuestos: las cotizaciones sociales (conocidas como Payroll tax en Estados Unidos) y los impuestos sobre la renta (el income tax).

Payroll tax (Seguridad Social) y SUTA

Las cotizaciones sociales en Estados Unidos reciben el nombre de Payroll tax. Y funcionan de forma muy similar a la seguridad social de los países europeos. La mayoría de estos pagos se hacen al gobierno federal (el gobierno central en Washington D.C.). Sin embargo, la cobertura por desempleo suele ser competencia de los estados.

En cuanto a los impuestos federales, tanto los trabajadores como las empresas pagan un 6,20% en concepto de pensiones de jubilación e invalidez, con una base máxima de $137.700 anuales. Para el seguro médico nacional Medicare, el pago es de 1,45% para cada una de las partes, también para los primeros $137.700 de salario bruto anual.

Sin embargo, si un individuo supera los $200.000 tras combinar las rentas del trabajo y del capital, va a tener que pagar un 0,90% adicional en concepto de Medicare. Por último, hay una pequeña cobertura de desempleo a nivel federal. No obstante, esto suele ser regulado a nivel estatal, como veremos a continuación. La siguiente tabla detalla los pagos federales en concepto de Payroll tax:

Datos de Tax Foundation

En cuanto a la cobertura de desempleo, se regula mediante el SUTA (State Unemployment Tax Act) y es competencia de los estados. Cabe remarcar que no es uniforme dentro de un mismo estado, ni en el porcentaje ni en la base máxima. Cada empresa recibe un porcentaje distinto en función de su sector, su tamaño, su nivel salarial y su historial de despedir a trabajadores.

La siguiente tabla te muestra el SUTA para los 4 estados en los que nos fijamos en este artículo:

Datos de Patriot

A continuación, analizamos los impuestos sobre la renta, el famoso Income tax.

Income tax (IRPF)

Para analizar mejor el Income tax, primero veremos los impuestos federales y después los estatales.

Federal income tax (impuestos sobre la renta en todo Estados Unidos)

La mayor parte de los impuestos sobre las rentas del trabajo corresponde a lo que fija el gobierno central. Estos impuestos, obviamente, se pagan además del Payroll tax que hemos visto anteriormente.

El impuesto sobre la renta federal está compuesto por 7 tramos distintos:

  • $0 a $9.950: 10%
  • $9.951 a $40.525: 12%
  • $40.256 a $86.375: 22%
  • $86.376 a $164.925: 24%
  • $164.926 a $209.425: 32%
  • $209.426 a $523.600: 35%
  • Más de $526.600: 37%

No obstante, debemos tener presente que los primeros $12.550 de renta para una persona soltera y sin hijos están exentos. Para personas casadas y/o con hijos, el importe es ligeramente superior.

State income tax (impuestos sobre la renta a nivel estatal)

Una de las mayores diferencias a nivel fiscal entre los estados son los impuestos de la renta que imponen a sus ciudadanos. Como hemos dicho anteriormente, nos fijaremos en 4 de los estados más importantes del país: Nueva York, California, Florida y Texas.

Una cosa a tener en cuenta es que cada año los primeros $10.000 de impuestos estatales (sobre la renta, la propiedad inmobiliaria o las compras) son desgravables para el cálculo de los impuestos federales.

Pero recuerda que estos impuestos estatales son adicionales a los federales que hemos visto en la sección anterior:

Nueva York

El estado de Nueva York tiene 8 tramos distintos del impuesto de la renta:

  • $0 a $8.500: 4%
  • $8.501 a $11.700: 4,50%
  • $11.701 a $13.900: 5,25%
  • $13.901 a 21.400: 5,90%
  • $21.401 a 80.650: 6,09%
  • $80.651 a $215.400: 6,41%
  • $215.401 a $1.077.550: 6,85%
  • Más de $1.077.550: 8,82%

Además, la mayoría de municipios del estado de Nueva York también carga un porcentaje adicional sobre la renta. Se calcula que, de media, los ciudadanos del estado pagan un 1,49% en impuesto de la renta a sus municipios.

California

Por su parte, el estado de California tiene 10 tramos para el impuesto de la renta estatal. California es de hecho el estado con los impuestos estatales más altos de Estados Unidos:

  • $0 a $8.932: 1%
  • $8.933 a $21.175: 2%
  • $21.176 a $33.421: 4%
  • $33.422 a $46.394: 6%
  • $46.395 a $58.634: 8%
  • $58.635 a $299.508: 9,3%
  • $299.509 a $359.407: 10,3%
  • $359.408 a $599.012: 11,3%
  • $599.013 a $999.999: 12,3%
  • Más de $1.000.000: 13,3%

El único municipio californiano que carga impuestos adicionales sobre la renta es San Francisco. Ese tramo adicional es del 1,50%.

Florida

El estado de Florida no carga ningún tipo de impuesto sobre la renta a sus residentes. De la misma forma, ninguno de sus municipios lo hace. Los residentes en Florida tan solo pagan el tramo federal del impuesto de la renta.

Texas

Al igual que Florida, el estado de Texas no carga ningún tipo de impuesto sobre la renta a sus residentes. Y ninguno de sus municipios lo hace. Por lo tanto, los residentes en Florida tan solo pagan el tramo federal del impuesto de la renta.

Comparativa entre Estados Unidos y otros países

Debido a que hay tantas jurisdicciones y tipos de impuestos sobre la renta, la mejor forma de comparar la fiscalidad en Estados Unidos con la de otros países es simplemente analizar cuánto dinero recibe un trabajador en esos sitios, en función del dinero que paga la empresa por emplearle. Obviamente muchas empresas en Estados Unidos pagan un seguro médico privado para el trabajador. Pero para simplificar nuestro análisis, ignoraremos este gasto.

La siguiente tabla compara los 4 estados norteamericanos en los que nos fijamos en este artículo con España, Alemania y Reino Unido. Debido a que estos países usan divisas distintas, veremos los datos en dólares, usando los siguientes tipos de cambio: 1€ = $1,20 y £1 = $1,35.

Los datos mostrados son válidos para una persona soltera y sin hijos.

Veamos los mismos datos de forma porcentual. En este caso son los céntimos (o centavos) que le llegan al trabajador por cada dólar que la empresa gasta por emplearle:

Como podemos observar, los impuestos de la renta en Estados Unidos son muy similares a los que podemos ver en distintos países europeos.

Si bien es cierto que España o Alemania gravan más fuertemente a las rentas bajas y medias, en otra sección veremos que los impuestos sobre la propiedad inmobiliaria en Estados Unidos son significativamente más altos. Y, al mismo tiempo, los servicios públicos son menores.

Otra cosa a destacar es que tanto Florida como Texas son mucho más atractivas que Nueva York y California, especialmente para rentas altas. Las diferencias actuales y la presión por subir los impuestos aún más en Nueva York y California justifican que haya tanta gente con buenos salarios que esté decidiendo mudarse a otros estados, sobretodo Florida y Texas.

Impuestos sobre el ahorro y las rentas del capital

Ahora que ya hemos analizado cómo tributan las rentas del trabajo, hablemos de la tributación de las rentas del ahorro y el capital: dividendos, intereses y plusvalías. Estos tres conceptos son gravados de la misma forma. Y, al igual que con las rentas del trabajo, están sujetos a los tramos federal, estatal y municipal.

El impuesto federal es aplicable en todo Estados Unidos y contiene 3 tramos:

  • $0 a $40.399: 0%
  • $40.400 a $445.849: 15%
  • Más de $445.850: 20%

A estos tramos hay que sumar un 3,8% adicional en concepto de recargo por todo importe superior a $200.000, en caso de que las rentas del trabajo y del capital combinadas superen los $200.000.

Por lo tanto, de forma efectiva, el impuesto federal acaba teniendo 4 tramos:

  • $0 a $40.399: 0%
  • $40.400 a $200.000: 15%
  • $200.001 a $445.849: 18,8%
  • Más de $445.850: 23,8%

A estos impuestos hay que sumar los tramos federales, si existen. En el caso de Florida y Texas, las rentas del capital no están sujetas a ningún tipo de impuesto adicional. Por su parte, Nueva York y California cargan los mismos tramos adicionales que en el caso de las rentas del trabajo que hemos visto antes.

Esto significa que el tipo marginal para las rentas del capital en Nueva York es del 32,62%. Por su parte, en California el tipo máximo es del 37,1%. Estos impuestos son superiores a la práctica totalidad de países europeos. Y ponen de relieve que los multimillonarios en Estados Unidos son de los que más pagan en el mundo.

Como excepción hay que destacar las plusvalías inmobiliarias, ya que éstas pueden ser diferidas de forma indefinida si reinvertimos el dinero que hemos recibido por la venta de un inmueble.

Sales tax (IVA)

Las transacciones de bienes y servicios en Estados Unidos están gravadas con el Sales tax. Realmente es el impuesto equivalente al IVA en países europeos.

En el caso del Sales tax, el gobierno federal de Washington D.C. no recauda nada. El Sales tax es competencia exclusiva de los estados y los municipios. Así pues, hay un tramo que es válido para todo el estado, por ejemplo California, y después cada municipio decide qué porcentaje quiere añadir.

La siguiente tabla contiene los 50 estados de Estados Unidos, con los tramos estatales correspondientes, los tramos medios municipales en cada uno de estos estados, y el porcentaje promedio total que se paga:

Datos de Tax Foundation

Como podemos ver, hay cuatro estados que no cargan ningún tipo de Sales tax a las transacciones. Otra cosa a tener en cuenta es que este impuesto es sustancialmente más bajo que el equivalente en la mayoría de países europeos, donde suele rondar el 20%.

Impuestos sobre la propiedad inmobiliaria

Si bien la compra de un inmueble en Estados Unidos no suele acarrear el pago de impuestos, su posesión sí que va acompañada del Property tax (el impuesto sobre la propiedad inmobiliaria). Este impuesto es similar al IBI en España.

Estos impuestos, que suelen ser significativamente más altos que en Europa, vienen determinados por el municipio del inmueble. De hecho, suelen ser la fuente de ingresos principal para la mayoría de gobiernos municipales.

Pueden fluctuar bastante a lo largo del tiempo, ya que vienen marcados por la tasación anual que hace la administración y el porcentaje aplicable para la zona en la que se encuentra el inmueble. Esto significa que los impuestos inmobiliarios acaban siendo más altos en aquellos sitios en los que el valor de los inmuebles es más elevado.

La siguiente tabla muestra el tipo mediano del Property tax en cada uno de los estados. También vemos el importe mediano que se acaba pagando, o sea que la mitad de los inmuebles paga más y la otra mitad paga menos que esa cantidad:

Como puedes ver, en algunos estados el importe del Property tax acaba siendo muy elevado. Curiosamente California, el estado con los impuestos más altos del país, tiene tasas inmobiliarias moderadas. Esto se debe a que, por ley, sus políticos no tienen poder para subirlos. En caso contrario es muy probable que ya lo hubieran hecho.

Impuesto de Sociedades

El impuesto de sociedades, conocido como Corporate tax en Estados Unidos, grava los beneficios empresariales. Está compuesto de un tramo federal, válido para todos los estados del país, así como otro estatal. Una minoría de municipios también carga algún punto porcentual adicional.

El tramo federal es del 21%. Hasta hace pocos años era del 35%, haciendo que Estados Unidos fuera el país del mundo con un impuesto de sociedades más elevado.

Los tipos estatales van del 0% para empresas pequeñas y medianas en algunos estados hasta el 12%. Cabe decir que los impuestos estatales desgravan para el cálculo del impuesto federal. La siguiente tabla muestra el tipo estatal máximo en cada uno de los estados, así como el tipo final combinado que acaban pagando las empresas:

Datos de Tax Foundation

Como ves, el tipo final se sitúa entre el 21% (en aquellos estados sin tramo estatal) y el 30,48%. Estos porcentajes son muy similares a los de la mayoría de países europeos.

Situación de las finanzas públicas estadounidenses

Por último, un análisis de los impuestos de un país no está completo sin analizar cuál es la situación de las finanzas públicas. Es decir, los impuestos recaudados deben ser comparados con los gastos para ver si las cuentas son sostenibles a largo plazo. De lo contrario, va a ser necesario llevar a cabo una subida de impuestos o un recorte del gasto.

Para analizar la sostenibilidad de las cuentas públicas de Estados Unidos, lo más útil es fijarnos en el nivel de deuda pública en relación al tamaño de su economía (el PIB). Esto nos indica dónde está el país a día de hoy, y qué tendencia lleva.

Datos de la Reserva Federal de St. Louis

Como podemos apreciar en el gráfico, antes de 2008 el nivel de deuda pública no había superado el 65% del PIB en varias décadas. Sin embargo, desde entonces el nivel de deuda se ha disparado.

Ya hace casi una década que el endeudamiento se encuentra por encima del 100% del PIB. Y la crisis iniciada en 2020 ha causado el mayor déficit de la historia.

Lo cierto es que el estado de las finanzas públicas en Estados Unidos es muy precario. A raíz de eso, desde ya hace ya muchos años gran parte de la deuda pública debe ser comprada por la Reserva Federal, el banco central, ya que de lo contrario sería muy difícil encontrar a inversores suficientes, y los intereses a pagar serían mucho más altos.

Por este motivo, en caso de que Estados Unidos se niegue a equilibrar sus cuentas públicas en el futuro, lo que acabaría sufriendo más sería la cotización del dólar, ya que el gasto actual tan solo se mantiene gracias a la expansión monetaria.

Conclusión

Espero que este análisis de los impuestos en Estados Unidos te haya resultado útil. Ya sea porque te estás planteando ir a vivir a Estados Unidos, porque vives ya allí y necesitas saber cuál es la situación real, o simplemente porque quieres informarte, creo que es fundamental entender cómo funcionan los impuestos de un país.

Lo cierto es que, contrario a lo que solemos pensar, los impuestos en Estados Unidos son bastante altos. Pero hay diferencias sustanciales entre sus estados. Así pues, mientras California parece una máquina de recaudar impuestos y pretende aumentarlos todavía más, Florida o Texas tratan a sus residentes bastante bien.

Si te ha gustado el artículo, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si te apetece leer un análisis similar, echa un vistazo a la comparativa de impuestos entre España y Reino Unido:
Comparativa de impuestos entre España y Reino Unido

Para finalizar, si quieres calcular cuál sería tu salario neto en Estados Unidos, puedes utilizar la calculadora de SmartAsset.

Publicado en Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.