Saltar al contenido →

Impuestos en Colombia [2022] – Análisis completo

Colombia es uno de los países con mejor calidad de vida en América Latina. Y para aquellos interesados en vivir allí, hablemos de los impuestos que es pagan en Colombia.

Contenido

Introducción

América Latina es una región del mundo con mucho que ofrecer. Y Colombia es uno de sus países más destacados. Especialmente para aquellos que busquen calidad de vida.

Otra de las ventajas de Colombia es que el coste de la vida es menor que el que podemos encontrar en Europa o Estados Unidos. Por lo que el valor de nuestro dinero es mucho mayor. Según DatosMundial.com, los precios en Colombia son aproximadamente la mitad de los que hay en España.

En cuanto a la divisa, Colombia utiliza el peso colombiano (COP). A lo largo de este artículo veremos los importes originales en pesos, así como su equivalente en euros. Para ello usaremos un tipo de cambio fijo de 1 € = 4.000 COP.

Impuestos sobre las rentas del trabajo

Empecemos nuestro análisis sobre los impuestos en Colombia fijándonos en cómo se gravan las rentas del trabajo.

Seguridad Social

Como en la mayoría de países, Colombia tiene un sistema público de la seguridad social, que se encarga de administrar una serie de coberturas de las que goza la ciudadanía. Estos derechos tienen un coste, y tanto los trabajadores como las empresas están obligados a hacer pagos de forma mensual.

Las coberturas más importantes de la seguridad social en Colombia son las pensiones de jubilación y los seguros de accidentes.

Las empresas son las que deben llevar a cabo la mayor parte de las contribuciones sociales. En concreto, deben pagar el equivalente al 12% del salario bruto del trabajador a la seguridad social.

La base mínima para el cálculo de la contribución por parte de la empresa es el salario mínimo legal de 828.116 pesos (207 €) mensuales. Y la base máxima es de 25 veces ese importe, es decir, 20,7 millones de pesos (5.175€). Por lo que la contribución máxima será de 29,8 millones de pesos (7.453€) anuales.

En cuanto a los trabajadores, el porcentaje a pagar por parte de la mayoría será del 4%. No obstante, si el salario bruto supera el equivalente a 4 salarios mínimos, el porcentaje aumentará hasta el 6% para ese tramo y hasta los 15 salarios mínimos. Y por encima de los 15 y hasta los 20 salarios mínimos, el porcentaje se situará en el 7%.

En términos comparativos, podemos afirmar que las cargas sociales en Colombia son bastante moderadas. Esto es especialmente cierto si las comparamos con las de los países europeos.

Impuesto sobre la renta (IRPF)

Los impuestos sobre la renta se deben pagar por encima de las contribuciones a la seguridad social, y Colombia tiene un sistema progresivo.

Esto significa que aquellas personas con ingresos más elevados, deben pagar un porcentaje más alto de los mismos al fisco del país.

El impuesto de la renta en Colombia tiene 7 tramos y los importes vienen marcados por el valor de la Unidad de Valor Tributario, o UVT. Esto significa que los tramos suelen ser fijos a lo largo del tiempo en cuanto al número de unidades, y lo que se hace es aumentar el valor de las unidades anualmente para ajustarlo a la inflación.

Si tomamos el valor de la Unidad de Valor Tributario para 2022 (38.004 pesos, o 9,5€) y lo multiplicamos por las unidades, nos encontramos con los siguientes tramos del impuesto de la renta:

  • De 0 a 41 millones de COP (0 a 10.356€): 0%
  • De 41 a 65 millones de COP (10.356 a 16.152€): 19%
  • De 65 a 156 millones de COP (16.152 a 38.954€): 28%
  • De 156 a 329 millones de COP (38.954 a 82.374€): 33%
  • De 329 a 721 millones de COP (82.374 a 180.234€): 35%
  • De 721 a 1.178 millones de COP (180.234 a 294.531€): 37%
  • Más de 1.178 millones de COP (más de 294.531€): 39%

Por lo que podemos observar, los impuestos de la renta en Colombia son relativamente moderados. Las clases bajas básicamente no tienen que pagar impuestos. Las clases medias pagan menos de una tercera parte. Y las más altas por debajo del 40%.

Impuestos sobre las rentas del capital

Veamos, a continuación, qué impuestos gravan las rentas del capital en Colombia.

Intereses

Los intereses conseguidos recibirán el mismo tratamiento fiscal que las rentas del trabajo. Por lo que serán gravados a tipos que van del 0 al 39%. De hecho, el importe conseguido en intereses será añadido a las rentas del trabajo, por lo que el tipo marginal será el aplicable.

Dividendos

Los dividendos cobrados pueden venir de empresas que ya hayan pagado en concepto de impuesto de sociedades, o que no la hayan hecho. Y en función de eso los dividendos serán gravados a una tasa u otra.

En caso de que esos beneficios no hayan tributado antes, los dividendos serán gravados a un tipo fijo del 35%.

Por el contrario, si los dividendos han sido gravados anteriormente, el tipo impositivo será del 0% para los primeros 11,4 millones de pesos (2.850€) y del 10% para importes superiores.

Rentas inmobiliarias

Las rentas obtenidas de nuestras propiedades inmobiliarias serán gravadas a un tipo fijo del 35%. No obstante, cabe remarcar que tan sólo las rentas netas deberán tributar. Es decir, que podemos deducir todos los gastos asociados a la posesión y mantenimiento del inmueble.

Plusvalías

En cuanto a las plusvalías que consigamos con nuestras inversiones, el tratamiento fiscal vendrá determinado por el tiempo en el que hayamos sido los propietarios de esos activos antes de venderlos.

En caso de que hayan transcurrido menos de dos años entre la compra y la venta de un activo, la plusvalía conseguida será gravada al 33%.

No obstante, si la venta se produce por lo menos dos años después de la compra del activo, el tipo impositivo solamente será del 10%.

Impuesto de sociedades

El impuesto de sociedades en Colombia grava los beneficios empresariales de la mayor parte de corporaciones que operan en el país. Desde principios de 2022, el tipo del impuesto sociedades en Colombia es del 30%.

En este sentido, el tipo se sitúa a niveles ligeramente más altos que los que podemos encontrar en países similares.

IVA

En Colombia el consumo de bienes y servicios está gravado con el IVA. El tipo impositivo del mismo depende de cuál sea el producto de la transacción.

Así pues, el tipo general del IVA es del 19% y se usa para todos aquellos bienes y servicios que no están explícitamente sujetos a uno de los tipos reducidos.

Entre los tipos reducidos cabe destacar el aplicable a la carne, del 5%, y el del 0% para multitud de productos básicos como el pan y las verduras.

Impuestos inmobiliarios

Entre los impuestos inmobiliarios en Colombia encontramos los que se pagan al adquirir inmuebles y los que se pagan una vez ya somos propietarios.

La compra de una vivienda va acompañada del pago del título renta, equivalente al 1% del valor de la transacción, el impuesto de registro, equivalente al 1,67%, y los gastos notariales, cuyo coste es del 0,27% tanto para el comprador como para el vendedor.

Por lo tanto, para el comprador de un inmueble, los gastos asociados son equivalentes al 2,94% del importe de la transacción.

Una vez somos los propietarios del inmueble, tendremos que pagar impuestos municipales. Estos dependen del municipio en el que se encuentre nuestro piso o casa, y se sitúan entre el 0,4 y el 1,2% del valor del mismo.

Impuesto de sucesiones y donaciones

Colombia no cuenta con un impuesto de sucesiones y donaciones como tal, sino que los activos recibidos por esos conceptos deben tributar como ganancias del capital a largo plazo.

Así pues, el tipo aplicable será del 10% del valor de los activos que se hayan recibido.

Situación de las finanzas públicas de Colombia

Analicemos ahora el grado de sostenibilidad de los impuestos actuales en Colombia. Para ello nos fijaremos en el nivel de deuda pública, y lo mediremos en relación al tamaño de la economía del país, es decir, su producto interior bruto.

La deuda pública es un tema especialmente importante para los países emergentes, puesto que carecen de la habilidad para emitir divisa fuerte. Por lo que un exceso de endeudamiento puede llevar a un colapso de la divisa local o una quiebra de sus obligaciones con el extranjero.

El gráfico a continuación nos muestra el nivel de deuda pública en Colombia desde mediados de los años 90:

Como podemos apreciar, si bien la deuda ha aumentado a lo largo de las últimas décadas, no se sitúa en niveles alarmantes por ahora. Sin embargo, sería beneficioso parar esta tendencia, o revertirla por completo. Esto dotaría de mayor estabilidad a la economía colombiana.

Conclusión

Colombia tiene unos impuestos relativamente moderados. Si lo único que nos interesa es buscar el sitio con los impuestos más bajos, hay multitud de países que nos pueden ofrecer un tratamiento mejor.

Sin embargo, el estilo de vida que podemos encontrar en Colombia es una de sus fortalezas. Por lo que sus impuestos pueden ser aceptados como el precio a pagar por vivir allí.

Si te ha gustado este análisis sobre los impuestos en Colombia, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres leer sobre los impuestos en otro prometedor país de América Latina, puedes echar un vistazo a este artículo:
Impuestos en México – Análisis completo

Publicado en Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.