Saltar al contenido →

Impuestos en Bahréin [2022] – Análisis completo

Bahréin es un próspero país del Golfo, y una excelente destinación para expats. A continuación, analizamos los impuestos más importantes en Bahréin.

Contenido

Introducción

Bahréin es un pequeño país situado en el Golfo y que, a priori, no debería atraer mucho interés. Sin embargo, cuenta con ingentes cantidades de petróleo y gas natural. Por lo que ha sido capaz de desarrollar su economía y crear un régimen fiscal muy favorable.

Así pues, si bien es cierto que tan sólo viven 1,5 millones de personas en Bahréin, más de la mitad de ellos son extranjeros, lo cual demuestra lo atractivos que son los impuestos allí.

Esto se debe a que el gobierno es capaz de financiarse de forma casi exclusiva con los ingresos que provienen de los recursos naturales del país: los hidrocarburos.

En cuanto a la divisa, el país cuenta con el dinar bahreiní (BHD), cuyo valor está ligado al dólar de Estados Unidos (USD), a un tipo fijo de 1 BHD = 2,65 USD. Como consecuencia de ello, se trata de la segunda divisa con el valor nominal más elevado del mundo.

Impuestos sobre las rentas del trabajo

Empecemos nuestro análisis sobre los impuestos en Bahréin fijándonos en cómo se gravan las rentas del trabajo.

Seguridad Social

Bahréin tiene un sistema de contribuciones sociales similar a la seguridad social que se puede encontrar en la mayoría de países occidentales. Tal sistema recibe el nombre de SIO, Social Insurance Organization.

Los pagos que deben hacerse dependen de si el trabajador en cuestión es nacional del país o extranjero.

Para los trabajadores extranjeros las cargas son muy bajas. El empleado debe pagar el 1% de su salario a la seguridad social. Mientras que la empresa debe abonar el 3%. Por lo que el porcentaje agregado para expats es del 4%.

Respecto a los trabajadores nacionales, ellos deben contribuir el 7% de su salario bruto al SIO. Por su parte, las empresas deben contribuir el 12%, llevando el porcentaje total al 19%.

Impuesto sobre la renta (IRPF)

El impuesto sobre la renta no existe en Bahréin, por lo que los trabajadores no tendrán ningún tipo de deducción en su nómina.

Esto es válido tanto para trabajadores nacionales como extranjeros.

Impuestos sobre las rentas del capital

Para aquellos residentes fiscales en Bahréin, tampoco existen impuestos sobre las rentas que consigan de su capital. Esto es válido independientemente de la forma de esos ingresos (intereses, dividendos o rentas inmobiliarias).

Obviamente, si cobramos dividendos de una empresa extranjera y éstos han sido sujetos a retenciones por parte del país de procedencia de la empresa, difícilmente seremos capaces de recuperar ese dinero.

Por lo que respecta a las plusvalías, tampoco son gravadas por parte del fisco.

Además, cabe remarcar que Bahréin no tiene impuesto sobre el patrimonio.

Impuesto de Sociedades

Las empresas en Bahréin también reciben un tratamiento fiscal muy favorable. De hecho, el país es uno de los mejores del Golfo en este aspecto.

El impuesto de sociedades general en Bahréin es del 0%.

Las únicas empresas que sí deben pagarlo son aquellas que se dedican a actividades económicas relacionadas con la extracción y exportación de hidrocarburos, como el petróleo y el gas natural. En este caso, el tipo aplicable será del 46%.

De hecho, estos ingresos son una de las fuentes principales de financiación para el gobierno del país.

IVA

El consumo de la mayoría de bienes y servicios en Bahréin se ve sujeto al pago del IVA.

El tipo general del IVA en Bahréin es del 10%. Este porcentaje es válido desde el 1 de enero de 2022.

Anteriormente, el tipo del IVA era del 5%, un porcentaje que fue introducido a principios de 2019. Antes de esa fecha, Bahréin era uno de los pocos países del mundo que no gravaba el consumo.

Impuestos inmobiliarios

La compra de bienes inmobiliarios en Bahréin está sujeta al pago de impuestos. Así pues, en las transacciones inmobiliarias, el comprador deberá abonar el 2% del valor de la misma al fisco. No obstante, cabe decir que, si el pago se realiza en los dos primeros meses después de que se haya completado la compra, el tipo aplicable será algo menor, del 1,7%.

Una vez somos los propietarios, deberemos pagar impuestos municipales, una figura tributaria similar al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) existente en España. El mismo será del 10% del valor estimado del alquiler.

Impuesto de sucesiones y donaciones

El impuesto de sucesiones y donaciones no existe en Bahréin. Por lo que un residente fiscal en el país es libre de transferir patrimonio a otras personas sin que surjan eventos fiscales.

Conclusión

Como hemos podido ver, Bahréin es una de las mejores jurisdicciones fiscales para expats. Y los salarios que se pueden cobrar allí son a menudo muy elevados.

Probablemente no es un sitio al que iríamos a vivir si no fuera por la cuestión económica. Pero, si estamos allí, podremos aprovecharnos de su situación geográfica, a medio camino entre Europa y los países de Asia Oriental.

Si te ha gustado este análisis de los impuestos en Bahréin, te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Finanzas Claras

Y si quieres leer sobre los impuestos en otros países, echa un vistazo a esta sección:
Impuestos

Publicado en Impuestos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.