Saltar al contenido →

Estrategia de inversión Buy & Hold: qué es y ventajas

La estrategia de inversión Buy & Hold (comprar y mantener) es una de las más populares. En este artículo te cuento cómo funciona, cómo la podemos llevar a cabo, y por qué deberíamos considerarla.

Contenido

Qué es la estrategia Buy & Hold

La estrategia Buy & Hold es el pilar principal de la inversión a largo plazo. Comprar activos de calidad y con potencial, y simplemente mantenerlos en cartera. La inversión a largo plazo consiste en algo tan sencillo como eso.

Ten en cuenta que el tiempo es el mejor aliado de los inversores. Invertir a largo plazo es ser optimista sobre el futuro de la humanidad. Realmente no importa lo que ocurra con la economía a corto plazo. Nuestro objetivo es formar parte y beneficiarnos del futuro crecimiento económico mundial. Y para ello el Buy & Hold es fenomenal.

En este artículo nos vamos a centrar principalmente en seguir la estrategia Buy & Hold con el mercado bursátil, es decir, con acciones. Pero ten en cuenta que el Buy & Hold es mucho más que eso. De hecho, podríamos definirlo como una filosofía de inversión. Y, como tal, también es aplicable a otros tipos de inversiones, como la inversión inmobiliaria o en metales preciosos.

En qué podemos invertir

Como te acabo de comentar, hablaremos de llevar a cabo la estrategia Buy & Hold con acciones. Para ello podemos invertir en acciones directamente o en fondos ETF e indexados. Veamos qué características deben cumplir las acciones y los fondos para que sean idóneos para esta estrategia.

Acciones

Recuerda que la estrategia de inversión Buy & Hold consiste en comprar activos de calidad y mantenerlos para el largo plazo. De hecho, lo ideal sería mantenerlos en cartera para siempre. Si hemos elegido buenas empresas y buenos fondos, ¿para qué íbamos a querer vender?

El inversor Buy & Hold más famoso es Warren Buffett. Si bien ha sido uno de los mejores inversores de la historia a la hora de encontrar empresas infravaloradas y con mucho potencial, el mismo Warren Buffett reconoce que la mayor parte de su éxito se debe a que ha invertido a muy largo plazo. Como consecuencia, algunas de sus posiciones llevan en su cartera muchas décadas.

A raíz de eso, si optamos por invertir en empresas directamente, lo fundamental es que compremos acciones de empresas de calidad. Las empresas de calidad son aquellas cuyos negocios probablemente van a seguir siendo exitosos en el futuro. Es importante destacar lo de probablemente, porque no hay forma de saberlo de antemano. Pero sí hay una serie de características que nos interesa encontrar en las empresas en las que invertimos.

Las acciones idóneas para llevar a cabo el Buy & Hold son aquellas con una buena posición de mercado, ingresos sólidos y, a poder ser, crecientes, buenos márgenes comerciales, buen historial de gestión y bajo nivel de deuda.

Date cuenta de que muchos tipos de empresas pueden adaptarse a esa descripción. Y esa es una gran ventaja, ya que nos llevará a construir una cartera diversificada, aspecto clave para llevar a cabo el Buy & Hold de manera exitosa en el futuro.

Así pues, encontraremos empresas de varios tamaños (si bien las empresas de calidad suelen ser en general grandes), múltiples sectores, muchos países, con tasas de crecimiento distintas, que pagan o que (aún) no pagan dividendos, etc. Esa variedad es lo que nos permitirá dormir tranquilos por las noches.

Algunos ejemplos de empresas que a todos nos pueden venir a la mente a la hora de pensar en el Buy & Hold serían Apple, Coca-Cola, Amazon, Toyota, Sony, Nestlé, Roche, SAP, Allianz, Iberdrola y L’Oréal.

nestle a largo plazo

Date cuenta de que lo más probable es que todas ellas sigan existiendo y teniendo en beneficios dentro de 10, 15 o 20 años.

Fondos ETF e indexados

La otra forma de implementar una estrategia Buy & Hold es hacerlo mediante fondos ETF o fondos indexados. Estos fondos replican de forma pasiva a los principales índices bursátiles, por lo que son un instrumento muy eficaz para invertir en todas las empresas del índice.

Si quieres leer una comparativa entre fondos ETF e indexados, echa un vistazo al siguiente artículo:
Comparativa entre fondos indexados y ETFs

Por ejemplo, si queremos invertir parte de nuestra cartera en Estados Unidos, podemos hacerlo mediante un fondo ETF que siga al índice bursátil S&P 500. El S&P 500 representa a 500 de las mayores empresas de Estados Unidos, de sectores y tamaños muy variados.

Estos fondos pasivos son excelentes para el Buy & Hold por varios motivos:

En primer lugar, porque el tiempo requerido para implementar nuestra estrategia es mínimo. Una vez hemos elegido en que índices queremos invertir, podemos hacer aportaciones periódicas y olvidarnos del tema. De hecho, si no quieres ni tener que elegir en que índices te apetece poner tu dinero, puedes optar por el índice bursátil mundial MSCI ACWI, compuesto por más de 3.000 empresas de países desarrollados y emergentes.

Si te apetece saber más sobre este índice, te dejo el enlace a la web oficial.

En segundo lugar, indexarse mediante fondos ETF o indexados es genial porque los índices, por naturaleza, nunca quiebran. Una empresa puede quebrar, pero el índice en su totalidad no. Lo cual hace que no debamos estar tan pendientes de nuestra cartera. Y si bien es cierto que una de las empresas del índice puede quebrar, eso es poco probable, por el motivo que veremos a continuación.

En tercer y último lugar, debemos tener en cuenta que los índices bursátiles se actualizan de forma regular. Eso significa que nuevas empresas pasan a formar parte del índice, y otras lo abandonan. Las nuevas empresas suelen ser aquellas que están en fase de crecimiento. Mientras que las empresas que abandonan el índice suelen tener negocios que están en declive. A raíz de eso, indexarse es una forma fantástica de tener una cartera que siempre esté en sintonía con la economía actual.

Para aprender más sobre cómo funcionan los índices bursátiles, echa un vistazo al siguiente artículo:
La Biblia de los Índices Bursátiles (todo lo que necesitas saber)

5 Ventajas del Buy & Hold

Veamos a continuación cuáles son las ventajas de seguir la estrategia Buy & Hold como inversores:

1) Buenos rendimientos

No olvidemos lo más importante a la hora de invertir: proteger y aumentar el valor de nuestros ahorros. Y recordemos cuál es el mejor aliado del inversor a largo plazo: el tiempo. Como consecuencia, el Buy & Hold es una de las estrategias de inversión con mejores rendimientos.

El largo plazo hace que la probabilidad de pérdidas sea muy baja. Y, lo mejor de todo, permite que tus probables ganancias sean reinvertidas, con lo que puedes beneficiarte del interés compuesto.

Eso se debe a dos cosas. En primer lugar, la economía mundial ha tendido a crecer a largo plazo. Los humanos somos seres interesados en hacer las cosas cada vez mejor, y esa innovación se traduce en crecimiento económico. Además, debido a que nuestra cartera está diversificada, estaremos expuestos a aquellos sectores y países que experimenten mayor crecimiento.

En segundo lugar, porque con el sistema monetaria actual, la inflación hace que el precio de los activos (acciones, inmuebles, oro, etc.) suba a largo plazo. Si bien esto no representa una ganancia en términos reales, sí que permite que el valor de nuestros ahorros no se vea erosionado por la inflación.

2) Diversificación

La segunda ventaja de la estrategia Buy & Hold es el segundo mejor aliado de los inversores: la diversificación. Como hemos comentado, las acciones y fondos ideales para una cartera Buy & Hold son aquellos activos que compramos hoy y que podríamos mantener para siempre. Incluso que nuestros herederos pudieran mantener para siempre.

inversion diversificada por el mundo

Una condición necesaria de construir una buena cartera Buy & Hold es que ésta esté diversificada. Eso se puede lograr invirtiendo en distintos tipos de acciones que cumplan nuestros criterios de calidad. O, de forma aún más sencilla, invirtiendo en varios fondos ETF o indexados.

3) Poco riesgo

Si hemos ejecutado bien nuestra estrategia Buy & Hold, y realmente invertimos para el largo plazo, el nivel de riesgo es realmente bajo. Esto es tan solo una consecuencia natural de invertir de forma diversificada a largo plazo.

Lo mires como lo mires, hay poco riesgo en invertir nuestro dinero en las mejores empresas del mundo y dejarlo ahí a largo plazo. Y aun menos riesgo si en lugar de invertirlo todo de golpe, vamos haciendo compras de forma periódica.

4) Simple y eficaz

Otro aspecto a destacar es que, debido a que no hace falta llevar a cabo ajustes en nuestra cartera de forma regular, el Buy & Hold puede ser extremadamente simple de llevar a cabo.

De hecho, si lo hacemos mediante fondos, hasta nos ahorramos el tener que analizar las empresas en las que invertir. En ese sentido, lo único que debemos hacer es elegir en qué mercados nos apetece invertir, encontrar a los fondos que inviertan en ellos, y ya está.

Y, como ya hemos visto anteriormente, si no sabemos ni qué países elegir, podemos optar por un fondo que siga al índice bursátil MSCI ACWI.

5) Costes bajos

Por último, cabe remarcar que se trata de una de las estrategias de inversión con menores costes. Y eso es válido tanto si invertimos directamente en acciones, como si lo hacemos mediante fondos pasivos.

En el caso de las acciones, si las compramos para el largo plazo y prácticamente nunca vendemos, los costes en concepto de comisiones por transacciones van a ser muy bajos. Una vez tenemos las acciones en cartera, el único gasto significativo serán los impuestos que tendremos que pagar cuando cobremos dividendos.

En el caso de los fondos, debemos recordar que tanto fondos ETF como indexados tienen comisiones de gestión muy bajas. De hecho, los fondos ETF suelen ganar en ese aspecto. Esto significa que tener nuestro dinero invertido de forma diversificada, y siguiendo los cambios que tienen lugar en los distintos índices bursátiles tiene un coste muy bajo.

Por si esto fuera poco, recuerda que muchos de estos fondos pasivos reinvierten los dividendos cobrados de forma automática, con lo que no llegamos a cobrarlos, ni a tributar por ellos, antes de reinvertir ese dinero.

Conclusión

Seguir la estrategia de inversión Buy & Hold no te hará millonario de un día para otro. Pero sí que te va a permitir conseguir muy buenos rendimientos a largo plazo. ¿Significa eso que podrás llegar a millonario? Pues eso depende, pero si tienes la paciencia suficiente e inviertes una cantidad de dinero considerable, es perfectamente factible.

invertir en apple

Recuerda cuál es el objetivo del inversor a largo plazo: preservar y aumentar el valor de sus ahorros. En ese sentido, el Buy & Hold encaja a la perfección con esa filosofía.

Si te apetece aprender más sobre el análisis bursátil, te recomiendo la siguiente sección de mi web:
Acciones

También te animo a que te suscribas a mi newsletter:
Qué es Finanzas Claras

Publicado en Acciones Invertir

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.