Saltar al contenido →

Cómo invertir 50.000 euros de forma brillante y sencilla

Hoy voy a hablar de cómo podemos invertir 50.000 euros. No es la única forma de llevarlo a cabo, pero sí creo que es una cartera fantástica para alguien que busca buenos y sólidos retornos a medio y largo plazo.

Antes de empezar a hablar sobre como invertiría yo esa cantidad, decirte que 50.000 euros es tan solo un ejemplo. Esta estrategia la puedes aplicar tanto si tienes 10.000 como 500.000 euros. O millones. Si tienes menos de 10.000 euros, espérate a tenerlos. Ahorra tu dinero y céntrate en conseguir más. Pero infórmate sobre cómo podrás invertirlos en el futuro.

La cartera que vamos a construir es para aquellos inversores que busquen tener muy buenos rendimientos a medio y largo plazo. Al mismo tiempo, diversificaremos de verdad para no estar sobreexpuestos a circunstancias adversas. Diversificar bien no es sinónimo de conseguir menos retornos. La buena diversificación permite reducir el riesgo y mantener rendimientos potenciales elevados.

Qué objetivos tenemos

Creo fervientemente que invertir no debe ser como ir al casino. También creo que, bajo ninguna circunstancia, debemos estar expuestos a perder un 50% de nuestra inversión. Y eso sirve tanto si invertimos para los próximos 3 años como para los próximos 30.

Hay mucha gente que ignora los riesgos a la hora de invertir. Creen que, si vas a largo plazo, el riesgo no importa. A fin de cuentas, si estás dispuesto a no vender, nada malo puede pasar. Y eso es parcialmente cierto si de verdad tienes una estrategia diversificada. Pero invertir solamente en el S&P500 o el MSCI World “porque a largo plazo siempre suben” es un gran error.

Invertir solamente en el mercado bursátil tiene muchos riesgos, aunque lo hagamos de forma diversificada. Uno de los principales riesgos es ver cómo nuestra inversión pierde la mitad de su valor. Y eso es un riesgo porque a lo mejor necesitamos dinero en el peor momento posible.

El otro gran riesgo es invertir cuando el mercado está muy alto. Eso es garantía de que, en el mejor de los casos, los retornos serán bajos. En el momento en el que escribo esto, junio de 2020, el Nasdaq se sitúa sobre los 10.000 puntos, su máximo histórico, y es el índice más popular del momento. Invertir en él en 2010 hubiera sido una genial decisión.

Sin embargo, si hubiéramos invertido en el Nasdaq en el año 2000, cuanto estaba cerca de los 5.000 puntos, nuestro rendimiento anualizado después de 20 años hubiera sido del 3,5%. Ridículo si lo comparamos con prácticamente cualquier otra inversión. Y eso sin entrar en que llegamos a estar en un -80% antes de que volviera a subir.

Así pues, lo que queremos conseguir son buenos y sólidos retornos. Buenos retornos a base de invertir en cosas que probablemente vayan a subir a largo plazo. Y sólidos retornos a base de diversificar más allá del mercado bursátil, de forma que tengamos menos riesgo y estemos menos expuestos a grandes pérdidas.

Una cartera todoterreno

¿Cómo construimos una cartera todoterreno? Pues a base de elegir activos que nos maximicen la probabilidad de buenos retornos a medio y largo plazo. En efecto, buenos retornos independientemente de lo que ocurra en la economía.

Los mayores riesgos y oportunidades a la hora de invertir son la inflación y el nivel de actividad económica. Invertir solamente en acciones, por mucho que invirtamos en todo el mundo, conlleva muchos riesgos e ignora muchas oportunidades. A base de añadir otros activos a nuestra cartera, reducimos riesgo y capturamos más potencial de retornos futuros.

Qué incluimos en nuestra cartera todoterreno

Nuestra cartera todoterreno contiene muchos tipos de activos, y está diversificada a nivel mundial. Ésta es nuestra cartera:

  • Acciones países desarrollados (MSCI World): 25%
  • Acciones mercados emergentes (MSCI EM): 15%
  • Bonos mundiales: 10%
  • Cash: 10%
  • Commodities: 15%
  • Oro: 20%
  • Plata: 5%

Como ves, esta cartera tiene potencial en todos los escenarios económicos posibles. Tenemos activos que pueden beneficiarse muchísimo según lo que ocurra. Haya o no haya crecimiento económico. Haya inflación o deflación. Y con la combinación que sea. Pase lo que pase, estamos cubiertos.

Tener una cartera todoterreno tiene mayor probabilidad de éxito que una que solamente tenga acciones. De hecho, una cartera invertida así ha tenido retornos excelentes a lo largo de los últimos 100 años. Por el contrario, las acciones han tenido (en la mayoría de países) unos rendimientos muy buenos las últimas 3 décadas, pero antes de eso habían sufrido épocas de caídas profundas y muy prolongadas. Por eso insisto en que no debes encomendar tu patrimonio a que el ciclo actual siga para siempre. En especial si tenemos en cuenta la gran inestabilidad del mundo actual.

Cómo podemos construir una cartera todoterreno

Pues desde tu casa y a bajo coste. Lo bueno de esta cartera es que todos los activos son líquidos. Si necesitamos dinero, podemos vender en cualquier momento y en cuestión de segundos. Lo haremos todo desde un bróker online.

En cuanto a qué debemos comprar, invertiremos exclusivamente en fondos ETF. Los fondos ETF son fondos de inversión pasivos con muy bajos costes de gestión. Su objetivo es invertir en un mercado, por ejemplo, acciones de mercados desarrollados, replicando un índice como el MSCI World. Tal forma de invertir es superior a los fondos activos con costes de gestión mucho más elevados y potencialmente peores rendimientos.

Te voy a indicar algunos ETF que podrías elegir para cada uno de estos activos. Recuerda que estos fondos son solamente ejemplos. Hay varios proveedores de ETF que replican al mismo índice (iShares, Vanguard o Xtrackers, por ejemplo) e índices muy similares entre sí (MSCI World, FTSE Developed Index).

Te pongo el ISIN (número de identificación) de cada fondo. Puedes encontrar estos ETF en tu bróker poniendo el ISIN allí. Si haces click en los enlaces, abrirás la descripción de cada fondo en la web de Morningstar:

  • Acciones mercado desarrollado (MSCI World): 25%
    • Ejemplo ETF: IE00B4L5Y983 enlace
  • Acciones mercados emergentes (MSCI EM): 15%
    • Ejemplo ETF: IE00BKM4GZ66 enlace
  • Bonos mundiales: 10%
    • Ejemplo ETF: IE00B3F81409 enlace
  • Cash: 10%
    • Ningún ETF, ¡un depósito basta!
  • Commodities: 15%
    • Ejemplo ETF: IE00BD6FTQ80 enlace
  • Oro: 20%
    • Ejemplo ETF: CH0139101593 enlace
  • Plata: 5%
    • Ejemplo ETF: CH0183135992 enlace

Como ves, tan solo tienes que comprar 6 ETF y abrir un depósito. O dejar el cash en el banco, que a fin de cuentas los depósitos apenas rinden. Construir una cartera todoterreno puede llevarte 10 minutos. Y puedes dejarla sin ningún tipo de ajuste durante años.

Conclusión

Espero que después de que haya repetido unas mil veces lo de diversificar más allá del mercado bursátil, ya lo tengas presente. Hay múltiples escenarios que podemos ver en el futuro, y apostar simplemente por uno (que todo siga como hasta ahora) no es una estrategia inteligente.

Tu cartera todoterreno, consistente de 6 fondos ETF y un depósito, invierte en 5 tipos de activos distintos (acciones, bonos, cash, commodities y metales preciosos), miles de acciones, miles de bonos, múltiples commodities, el oro como valor refugio, y en instrumentos de más de cien países, multitud de sectores y denominados en varias divisas.

Lo mejor de todo es que es una estrategia totalmente escalable. Como ya te he dicho al principio, esta estrategia funciona independientemente de cuánto dinero tengas, o de si quieres invertir a medio, largo o muy largo plazo.

Si te ha gustado el artículo, te dejo el enlace a otro que escribí en el que hablo de los distintos tipos de activos de inversión:
Tipos de inversiones disponibles

Si tienes alguna duda o simplemente quieres dejar tu opinión, te animo a que lo hagas aquí debajo.

Publicado en Aprende a invertir Invertir

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.