Saltar al contenido →

Por qué invertir en acciones: 7 Motivos

Las acciones forman parte de la mayoría de carteras de inversión. Y con razón. En este artículo, te explicaré 7 motivos por los que deberías invertir en acciones, desmintiendo algunas de las falacias sobre el mercado bursátil.

Hablemos antes que nada de lo que es una acción. Una acción representa parte de la propiedad de una empresa. Cuando invertimos en ellas, nos convertimos en accionistas, con lo que somos copropietarios de esa empresa, o empresas.

Ser accionistas de una empresa nos da derecho a beneficiarnos de la buena marcha del negocio y, habitualmente, a participar en la toma de decisiones.

Veamos, pues, los 7 motivos por los que deberías invertir en acciones:

  1. Altos rendimientos potenciales
  2. Rentas del capital
  3. Crecimiento de la economía
  4. Protección contra la inflación
  5. Flexibilidad y opciones
  6. Diversificación internacional
  7. Liquidez

1) Altos rendimientos potenciales

El principal motivo por el que muchos inversores están atraídos a la inversión bursátil es el potencial de conseguir altos rendimientos. En comparación con otros activos, las acciones han tendido a ofrecer mayores rendimientos a lo largo de la historia.

El riesgo adicional que tomamos a la hora de invertir en acciones, respecto a invertir en bonos o cash, hace que éstas tengan mayor potencial. Así pues, a largo plazo, y en general, las acciones son un activo genial para hacer crecer el valor de nuestro patrimonio.

2) Rentas del capital

En su máxima simplificación, la riqueza que produce un país viene de combinar capital y trabajo. El capital aporta aquello que requiere de una inversión (infraestructuras, maquinaria, sistemas, etc.) y los trabajadores ponen sus conocimientos, su esfuerzo y su tiempo.

El valor de los bienes y servicios producidos se reparte posteriormente entre el capital y los trabajadores. El porcentaje que va para el capital depende del país, y cambia cada año, pero suele situarse entre el 30 y el 40%.

Gracias a ser accionistas de empresas cotizadas en bolsa, podemos beneficiarnos de esa parte de la producción económica que se destina a las rentas del capital. Además, recuerda que eso no requiere que invirtamos nuestro tiempo o esfuerzo. Podemos estar generando rentas adicionales mientras dormimos.

3) Crecimiento de la economía

Debido a que ser accionistas nos permite beneficiarnos de la buena marcha de nuestras empresas, también nos permite beneficiarnos del crecimiento de la economía. Cuando la actividad económica aumenta, el volumen de ventas y beneficios suele subir.

Además, si tenemos una cartera de acciones bien diversificada, da igual qué sector sea el que tire del crecimiento. Lo importante es que haya crecimiento en general.

crecimiento economico acciones

4) Protección contra la inflación

Relacionado con el punto anterior, cuando hay inflación en la economía y los precios aumentan, el volumen nominal de ventas y beneficios de las empresas tiende a subir. Esto se debe a que son obviamente las empresas las que deciden aumentar los precios de sus productos.

Si bien la inflación no nos hace más ricos, ya que va de la mano de un aumento del coste de la vida, las acciones sí que nos permiten que nuestras inversiones estén bastante protegidas ante los devastadores efectos de la inflación.

En este aspecto me gustaría añadir que las acciones también sufren si la inflación es demasiado alta. Esto se debe a que en tales casos suele haber ineficiencias en la economía, así como protestas sociales, por lo que es recomendable evitar países que puedan sufrir crisis monetarias.

5) Flexibilidad y opciones

Otra gran ventaja de las acciones es la multitud de opciones de inversión que nos ofrecen. Podemos hacerlo directamente comprando acciones sueltas de empresas específicas o mediante fondos de inversión, como fondos indexados o ETFs.

E independientemente de la forma que escojamos para invertir (acciones o fondos), nuestro abanico es casi infinito. Nos permite poner nuestro dinero en los sectores, países, marcas, productos, tendencias, etc. que nosotros queramos.

Por ejemplo, si hubieras sabido que la empresa polaca de desarrollo de videojuegos CD Projekt iba a salir a bolsa en el año 2013, habrías podido invertir en ella. La acción cotizó a unos 6,5 zloty durante los primeros meses. A 7 de agosto de 2020, su cotización se sitúa en 427 zloty.

6) Diversificación internacional

Debido a las múltiples opciones que tenemos para invertir, las acciones y los fondos de acciones son una opción excelente para darle diversificación internacional a nuestro patrimonio. Y esto se puede hacer de forma tan sencilla como comprar un ETF que siga al índice MSCI World, compuesto por todos los países desarrollados.

Invertir de forma internacional hará que estés menos expuesto a los vaivenes de la economía. A pesar de que nuestro mundo es global, no todos los países van bien o mal al mismo tiempo. Pero sí sabemos que, a largo plazo, el crecimiento de la economía mundial será positivo.

diversificacion bursatil

Por todos estos motivos, es incluso recomendable evitar invertir en tu propio país. No quieres que tus inversiones y tu puesto de trabajo o empresa puedan estar en peligro al mismo tiempo. Te dejo el enlace a un artículo donde te lo explico con más detalle. Pone España en el título, pero aplicaría igual si habláramos de México, Argentina, Reino Unido, Francia o Alemania:
Por qué deberías invertir fuera de España

7) Liquidez

Por último, otra de las grandes ventajas a la hora de invertir en acciones es su liquidez. Las acciones son activos muy líquidos, que se pueden comprar y vender en cualquier momento, a muy bajo coste, y a unos precios muy transparentes. Sabemos en todo momento cuál es el precio de un fondo o acción.

En comparación con la inversión inmobiliaria, cuya compra y venta van asociadas al pago de impuestos y tasas, a un tiempo de espera relativamente largo, y donde los precios son opacos y dependen en muchos casos de negociación, las acciones son mucho más cómodas.

Conclusión

Espero que estés motivado y te haya convencido de que invertir en acciones es una idea genial. Buen potencial, bajos costes, facilidades y la posibilidad de diversificar son todos factores clave.

¿Te estoy diciendo que debes invertir todo tu patrimonio en acciones? Para nada. Los mejores resultados se obtienen cuando las acciones se combinan con otros activos. No te olvides de que las acciones son bastante volátiles, y que ha habido largos periodos con malos rendimientos en el pasado.

Sin embargo, si combinas tus inversiones bursátiles con activos como el oro, la renta fija, las commodities o los bienes inmobiliarios, tendrás una cartera todoterreno. De hecho, si te interesa este aspecto, te dejo al enlace a un artículo que escribí al respecto:
Cómo invertir 50.000 euros de forma brillante y sencilla

Y tú, ¿cuándo te diste cuenta de que invertir en acciones era algo fundamental para aumentar tu patrimonio y tu libertad a largo plazo?

Publicado en Invertir

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.