Saltar al contenido →

10 Motivos por los que Suiza es tan rica (parte 2)

En un artículo anterior hemos visto los primeros 5 motivos por los que Suiza es tan rica. Aquí analizamos los otros 5 motivos que hacen que este país transalpino sea uno de los lugares más prósperos del mundo.

Por si no lo has leído aún, o te apetece volver a leerlo, te dejo el enlace a ese primer artículo:
10 Motivos por los que Suiza es tan rica (parte 1)

Sin más demora, veamos cuáles son los otros 5 motivos que hacen que Suiza sea tan rica:

6) Industrias de alto valor añadido

Si bien Suiza es conocida por su industria financiera, ésta tan solo representa el 12% del PIB y el 6% del empleo. Y eso incluye el sector bancario, la industria de gestión de activos financieros y el sector asegurador. Como ves, Suiza es mucho más que finanzas.

Suiza es muy potente en muchos sectores de alto valor añadido, como la maquinaria, la industria farmacéutica, relojes, joyas, metales preciosos, chocolate, queso y turismo de alto poder adquisitivo.

lujo suiza

Así pues, podemos afirmar que, tanto en servicios como en bienes, Suiza produce y exporta calidad y lujo.

Suiza cuenta con algunas de las mayores empresas del mundo, como Nestlé, Novartis, Roche, UBS, Credit Suisse, Swiss Re, Zurich Insurance o ABB. De hecho, es el segundo país de Europa y cuarto del mundo (tras Estados Unidos, Japón y Reino Unido) que mayor peso tiene en el índice bursátil MSCI World.

Y si bien el país cuenta con esas corporaciones y subsidiarias de muchas multinacionales extranjeras, más del 99% de las empresas son pequeñas y medianas.

Por ejemplo, Suiza cuenta con multitud de empresas que refinan oro. Alrededor del 70% de todo el oro que se extrae a nivel mundial, se refina en territorio suizo.

7) Inmigración de calidad

Como consecuencia de lo anterior, Suiza consigue atraer inmigración de calidad. El 85% de los inmigrantes en Suiza son europeos. Alemania e Italia son las nacionalidades más numerosas, cada una representando aproximadamente el 15% del total.

Gracias a la demanda de mano de obra cualificada, Suiza logra atraer proporcionalmente a muchos más médicos, ingenieros o economistas que otros países desarrollados. En 2018, el salario medio de los expats, según una encuesta de HSBC, fue de 202.865 dólares, más que ningún otro país del mundo.

Eso tiene externalidades muy positivas para el desarrollo económico y las cuentas públicas del país.

8) No haber participado en grandes guerras

Éste es, probablemente, el único punto que no podemos replicar, puesto que está en el pasado. Como todos sabemos, Suiza es un país neutro. Hace muchísimo tiempo que no participa en grandes guerras. Y eso ha sido algo muy positivo.

Si bien podemos mencionar cómo el país se benefició de comerciar con ambos bandos durante las dos guerras mundiales (como también lo hizo España durante la primera guerra mundial), esto fue tan solo temporal.

El mayor aspecto positivo de no haber participado en grandes guerras es no haber sufrido la destrucción de capital que viene con ellas: viviendas, fábricas, infraestructuras, etc. Eso significa que, mientras que muchos países europeos tuvieron que dedicar los primeros años de la posguerra a la reconstrucción, Suiza pudo centrarse en seguir avanzando.

capital en suiza

Si bien muchos economistas de corte keynesiano afirmarían que la reconstrucción de un país puede ser positiva para reactivar la economía, se trata de un error de concepto gigantesco. Los recursos son finitos. Por lo que, pudiendo elegir, es mejor no tener que reconstruir nada y desarrollar otras áreas de la economía.

9) Elevado nivel de ahorros

Suiza es el país del mundo con mayor patrimonio medio y mediano. El patrimonio medio por adulto en 2019 se situó en 564.653 dólares. Para ponerlo en perspectiva, fue de 432.465 en Estados Unidos y 216.654 en Alemania.

Como todos sabemos, las medias están muy influenciadas por la gente con muchísimo dinero, sobre todo en Estados Unidos. Si nos fijamos en el patrimonio mediano, veremos que la mitad de adultos en Suiza posee un patrimonio superior a los 227.891 dólares. En comparación, el patrimonio mediano es de 65.904 en Estados Unidos, 94.070 en Austria y 35.313 en Alemania. Los datos de todos los países los encuentras aquí.

Un elevado nivel de ahorros permite al país disponer de mucho capital para invertir. Además, una población capitalizada aligera la necesidad de gasto social por parte del estado. Y si bien parte de eso se debe al elevado nivel de ingresos de sus ciudadanos, la cultura en Suiza prioriza mucho el ahorro.

10) Importancia de la educación y el desarrollo tecnológico

El último de los motivos que veremos por los que Suiza es un país tan rico es la importancia que se da al futuro del país. Suiza sabe que la prosperidad en el futuro pasará por tener mano de obra altamente cualificada y contar con un alto nivel de desarrollo tecnológico.

Así pues, el país helvético destina el 3% del PIB a la investigación y el desarrollo. Más del 75% de ese dinero proviene del sector privado. No en vano, las empresas suizas son las que más invierten en esa partida en todo el mundo, con el 6,6% de sus ingresos.

Eso permite a Suiza mantener su liderazgo en las industrias farmacéutica, química, de maquinaria y agrícola. En el campo educativo, Suiza es el segundo país del mundo con mayor porcentaje de adultos con un doctorado.

Conclusiones

Como ves, hay muchas cosas que los otros países pueden aprender de Suiza. Está claro que no todos los países pueden ser como ella. Pero multitud de políticas se podrían emular si los gobernantes realmente quisieran que sus países se desarrollaran.

Personalmente creo que Suiza cuenta con algunas ventajas históricas que la sitúan en una posición privilegiada. Sin embargo, también pienso que los principales motivos por los que Suiza sigue siendo un país tan próspero hoy en día tienen poco que ver con esas ventajas.

Suiza parece ser un país que sabe en qué dirección quiere ir. Además, gracias a su sistema político, tan atípico comparado con el de otros países occidentales, el nivel de intervención política en la economía y en la fiscalidad es muchísimo menor.

lecciones sobre suiza

El país helvético no ha seguido la tendencia de la práctica totalidad de países en Occidente de aumentar continuamente los impuestos. Esto ha permitido a sus ciudadanos y empresas prosperar mucho más. Vendría a demostrar que la prosperidad se da cuando los recursos están en manos de la gente y no en manos de un gobierno. Además, ofrecer un elevado nivel de seguridad jurídica permite atraer todo tipo de inversiones.

Efectivamente, hay muchísimas cosas que otros países podrían aprender sobre Suiza.

Publicado en Economía

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.